Ho van aconseguir perquè no sabien que era impossible

sábado, 12 de diciembre de 2015

Cim #4 del Repte #100Cims: El Croscat - 07/11/2015

Cota: 786 metres
Serralada: Zona Volcànica de La Garrotxa
Situació: Olot i Santa Pau (La Garrotxa)
Percepció de dificultat: Mitja.


Breu crònica: Ruta i passejada per la Zona Volcànica de La Garrotxa amb pujada al Croscat i visita al cràter de Santa Margarida i la Fageda d'en Jordà. L'ultim tram de la pujada al Croscat una mica empinat i relliscòs. 

martes, 8 de diciembre de 2015

Opinión sobre el suplemento deportivo Multipower Multicarbo Jelly



El otro día me llegó una muestra de suplemento deportivo Multipower Multicarbo Jelly. En primer lugar me llamó la atención el tacto del sobre, como si llevase dentro una especie de membrillo pero menos espeso.

Solo tenía una muestra y al día siguiente había plan para salir a hacer unos 75 minutos de carrera por montaña. Como era una tirada más o menos larga decidí que me llevaría el Multipower Multicarbo Jelly para probarlo a media sesión.

Al día siguiente las sábanas se pegaron al cuerpo un poco más de la cuenta y me dejaron salir de la cama con el tiempo justo para un café y un par de galletas. Como apenas tenía tiempo para prepararme un desayuno en condiciones, leí en la etiqueta del suplemento deportivo que me había llegado que decía que se podía tomar un poco antes de empezar la actividad física. Así que eso hice.

Salimos un grupo del Gavà Triatló corriendo por parte de la zona del Parc Natural del Garraf y alrededores. Ritmo cómodo aunque haciendo la goma en algunos tramos con los más adelantados del grupo. Cuando ya estábamos acabando la ruta circular empecé a notar las piernas algo pesadas. A eso hay que sumar que seguía sin haberme recuperado del todo de una faringitis de la semana anterior.

A pesar de eso fue una buena salida y a buen seguro que provechosa aunque durante el resto de días seguí algo molesto de la garganta.

Volviendo al tema del suplemento deportivo Multipower Multicarbo Jelly. El sobre es algo difícil de abrir, o almenos a mi me lo resultó. Imagino que en plena competición costaría algo más que en la situación en que lo hice yo. Por otro lado, hay que decir que la textura de gelatina, algo menos espesa que el membrillo, pasa muy bien y no empalaga.

El sabor cola está bueno, quizás me haga con más sabores para poder probarlos y tenerlo entre mi pequeña despensa de suplementos deportivos diversos.

Cim #3 del Repte #100Cims: El Montau - 31/10/2015

Cota: 657 metres
Serralada: Massis del Garraf (Serralada Prelitoral)
Situació: Terme Municipal de Begues (El Baix Llobregat) i Olesa de Bonesvalls (Alt Penedès)
Percepció de dificultat: Mitja.


Breu crònica: Hem fet una volta circular començant pel camí més complicat. Hem disfrutat del bon temps. La baixada amb força pendent per carregar bé les cames.


jueves, 29 de octubre de 2015

¿Cuanto cuesta empezar a hacer triatlón desde cero? - II - El ciclismo


Recientemente he escrito para Triatletas en Red una serie de tres artículos en los que hablo sobre cuanto cuesta hacer triatlón. Cual es el precio, la inversión mínima que necesitamos para hacer triatlón desde cero. El artículo parte de unos supuestos que seguro que no se cumplen en todos los triatletas pero que espero que sigan de guía de orientación para saber el precio que tiene iniciarse en el triatlón.

Aquí va el segundo de tres artículos

¿Cuanto cuesta empezar a hacer triatlón desde cero? - II - El ciclismo


Seguimos con la serie de artículos para intentar averiguar (o aproximarnos al menos) al coste del triatlón, al precio de tener que empezar a hacer triatlón desde cero.

Como decíamos en el primer capítulo, hacer un cálculo de cuánto gastaríamos en tener todo el material de ciclismo es quizá lo más complicado. El precio de la bicicleta puede disparar mucho el presupuesto o bien todo lo contrario. Hay bicis de segunda mano, de temporadas pasadas, rebajadas, o bien algún amigo o familiar nos presta la suya. Incluso a lo mejor queremos aprovechar la antigua bicicleta de montaña del trastero colocándole unas cubiertas de carretera. Puede que en la búsqueda de la bici perfecta encontréis una ganga o acabéis comprando una más cara de lo que visteis días después en otra tienda.
En cualquier caso, la bicicleta es la inversión más grande e importante en triatlón. De hecho es, en teoría, con lo que más tiempo se va a entrenar y lo que menos se suele renovar. Por eso, es muy difícil saber cuál sería el precio ideal. En resumen, dependerá en última instancia de cuánto podáis o queráis gastar.
Cuando alguien es profano en el tema y se pone a hablar de cantidades con otros ciclistas o triatletas puede volverse loco con los precios. ¿Cómo es posible que una bici pueda costar más que un coche? La cruda realidad puede ser esa, así que empezadlo a asumir. Vamos a suponer que la bicicleta de la que hablamos aquí es nueva.
¿Qué necesito para entrenar el ciclismo?
CICLISMO: 2810 – 4270 euros
 Bicicleta de carretera (1500 – 2500 euros): Sabemos que el arco de precios es muy amplio y sabemos también que se pueden encontrar bicicletas nuevas a partir de 500 euros y de ahí hasta lo impensable. Pensamos que una bicicleta de gama media es posible comprarla dentro de la franja de precios que hemos recomendado. A pesar de eso estamos seguros que si se dan las circunstancias y tenéis paciencia podéis dar con algo más barato. Lo que sí que habría que tener en cuenta es que vale la pena invertir un poco más en la bicicleta pensando en la calidad de materiales y componentes. Vamos a pedalear mucho sobre ella y quizá no volvamos a renovarla en varios años.
– Casco (75 – 150 euros): De nuevo el arco de precios vuelve a ser amplio y de nuevo podemos encontrar material más barato. A partir de 100 euros hay un salto cualitativo importante sin necesidad de hacerse con un tope de gama.
 Zapatillas de ciclismo (100 -150 euros): Las zapatillas de ciclismo suelen ser otro de los materiales que si se cuidan medianamente duran muchos años. Aunque las hay bastante baratas en el arco de precios propuesto se puede encontrar una buena relación calidad-precio. Existen zapatillas de ciclismo o de triatlón aunque para los que no son muy expertos en el arte de las transiciones a carrera este no suele ser un aspecto decisivo.
– Pedales y calas (60 – 75 euros): Os parecerá mentira, pero la gran mayoría de bicicletas nuevas vienen sin pedales. Os gastáis 2.000 euros en una bici y no hay pedales. Existen varias marcas y tipos en el mercado pero cada pedal tan solo será compatible con un tipo de cala, y viceversa. Los que más abundan son los tipo Look Keo.
La ropa
Es muy cómodo entrenar en verano, con calor y buenas temperaturas y salir con tan solo un maillot y un culotte cortos. A medida que las temperaturas empiecen a bajar se necesitarán muchas más cosas: guantes, mangas largas, chaquetas, paravientos, calcetines, pañuelos, material impermeable. Lo peor de todo es que si no tenéis más de una pieza de algunas prendas, tampoco habrá recambio a no ser que hagáis la colada muy a menudo o entrenéis muy poco.
Pasamos a desgranar lo que sería una equipación ciclista que se podría aprovechar durante todo el año.
– Dos maillots de manga corta (60 – 80 euros): Uno para usar mientras se espera a que el otro se lave. Los hay a precios bastante económicos que para empezar no están mal. Ya veréis como si seguís entrenando acabáis teniendo bastantes de estos.
– Dos maillots de manga larga (80 – 100 euros): Seguimos la misma lógica que para los de manga corta.
– Dos culottes cortos (100 – 150 euros): La calidad de la badana influirá bastante en el precio. Es aconsejable no racanear con eso. Vuestras posaderas os lo agradecerán, sobretodo al principio.
– Dos culottes largos (120 – 170): Algo más caros que los cortos. Mejor que sean de un material que abrigue bien para el invierno.
– Chaqueta de invierno (125 – 175): Para esos días gélidos en los que hacen falta varias capas. Es una prenda cara, pero la diferencia entre una de buena calidad y cara y otra más barata es abismal. El frío encima de la bici duele mucho.
– Chubasquero paravientos (75 – 100 euros): Por si os sorprende la lluvia o como protector contra el frío y el viento. Hay modelos que se pueden guardar incluso en el bolsillo del maillot y apenas pesan.
– Calcetines de verano e invierno (80 euros): Dentro de este presupuesto os podréis comprar varios pares de calcetines para verano e invierno, térmicos e incluso impermeables. Si sois de las personas que se les enfrían mucho los pies, ya sabéis.
– Guantes de verano e invierno (100 euros): Ajustándose a este presupuesto hay mucha variedad. Los más importantes, de hecho, son los de invierno. No hay nada peor que tener las manos congeladas mientras se desciende por una carretera llena de curvas.
– Kit de herramientas y reparapinchazos (30 – 50 euros): Un juego de herramientas básico para llevar siempre encima por si surge algún imprevisto o hay que reparar algún pinchazo.
– Juego de cámaras (20 – 30 euros): Dependiendo de la marca y la longitud de la válvula el precio oscila. Es aconsejable tener un mínimo de dos cámaras de repuesto.
– Hinchadores (50 euros): Un hinchador de pie para poder darle una buena presión a las ruedas antes de salir y otro que llevaremos en nuestras salidas por si pinchamos.
– Bolsa para el sillín (15 – 30 euros): Servirá básicamente para llevar las herramientas y las cámaras de repuesto.
– Bidones (10 euros): Seguro que después de los dos primeros, no volvéis a comprar nunca. Regalan muchos en las competiciones.
– Gafas de sol (60 – 120 euros): Ya se sabe que los ojos son una de las zonas más sensibles en lo que se refiere a los rayos ultravioletas. Las gafas de sol específicas para el ciclismo no son baratas. Las hay incluso que pasan de los 200 euros. Si las cuidáis os pueden durar varios años.
– Otros (150 euros): Por si nos dejamos algo en la lista, podéis asignar una pequeña cantidad para otros gastos que si bien no consideramos imprescindibles si que pueden hacer mucho más cómodas vuestras salidas: unas perneras, manguitos, cubrebotas, pañuelos para la cabeza, bidones de Co2 para hinchar ruedas, camisetas térmicas interiores, kit de mantenimiento y limpieza, etc.
En el siguiente artículo hablaremos del material imprescindible para entrenar la carrera a pie. También haremos un repaso a otros gastos y elementos que son necesarios tener en cuenta durante el proceso de entrenamiento y el día de la competición.

domingo, 25 de octubre de 2015

Cim #2 del Repte #100Cims: La Morella - 25/10/2015

Cim #2. Dalt de La Morella
Cota: 594 metres
Serralada: Massis del Garraf (Serralada Prelitoral)
Coordenades: 41° 17′ 47.7″ N, 1° 54′ 55.8″ E
Situació: Terme Municipal de Begues (El Baix Llobregat)
Percepció de dificultat: Baixa.

Breu crònica: Ha estat una molt breu excursió que ha començat tot just en uns aparcaments a la carretera que va cap a la Plana Novella i que deixen a la dreta la GR-92. La temperatura ha acompanyat, però no el dia. Estava ennuvolat i no hem pogut gaudir gaire de les panoràmiques.

Ja es pot dit que hem pujat fins el sostre del Massis del Garraf. La Morella és el seu cim més alt. El camí es fàcil de seguir i a la ruta es poden trobar diversos avencs, una de les formacions més característiques del Garraf. 

Com que la marxa ha estat molt facileta, hem aprofitat per esmorzar i fer una mica de geocaching per la zona.

Es un cim ideal per fer en familia. Apte per a tots els nivells. 

La Ruta al Wikilok

Meditant abans de començar a fer via

Compte amb els avencs

Cim #1 Puig de La Mola - 18/10/2015


Cim #1 Puig de La Mola - 18/10/2015

Puig de La Mola des del peu de la muntanya

Cota: 534 metres
Serralada: Massis del Garraf (Serralada Prelitoral)
Coordenades: 41° 19′ 9.564″ N, 1° 50′ 52.48″ E
Situació: entre les poblacins d'Olivella (Garraf), Begues (Baix Llobregat), Avinyonet del Penedès (Alt Penedès) i Olesa de Bonesvalls (Alt Penedès).
Percepció de dificultat: mitja-baixa

Breu crònica: No és una ascenció amb molta dificultat. L'aproximació al peu es suau i normalment es fa des de la població d'Olesa de Bonesvalls. Nosaltres hi vam pujar precissament amb motiu de la Marxa Bonesvalls que es celebrava aquell mateix dia. 

Les vistes a dalt de tot són molt maques i panoràmiques. Es pot veure bona part del Parc Natural del Garraf, les poblacions que l'envolten y el Mediterrani al fons.

Cim #1 #100cims. Puig de La Mola 18/10/15
___________________________________

miércoles, 21 de octubre de 2015

Repte #100cims


La Lydia i jo ens hem proposat un repte lúdic i esportiu que ja porta temps rondant pels nostres caps: poder pujar junts cent cims per la geografia catalana. La idea no és nostra ni és nova. Va sorgir l'any 2006 des de la Federació d'Entitats Excursionistes de Catalunya plantejada com un repte en el qual aquell qui vulgui pot ascendir 100 cims que poden triar d'un extens catàleg amb més de 300 referències.

Val a dir que si a més les persones que en prenen part al Repte 100 Cims són federats de l'entitat és podrán inscriure com a participants i registar-los a mesura que els vagin assolint.

Deixarem aquesta página, que creem el mateix dia que en Marty McFly arriba amb els seu Delorean al nostre present procedent des de 1985, per incloure-hi els registres de totes les muntanyes que anem pujant. Afegirem a més, quatre dades bàsiques, una breu ressenya de l'experiència i la foto de rigor.

Aprofitarem també aquest mateixa pàgina per a que la Lydia pugui practicar el seu català escrit. L'està estudiant i creiem que aquesta pot ser una bona eina per a perfeccionar les seves habilitats i de pas conèixer més a fons una de les llengües d'aquest territori, els cims del qual, tot just acabem de començar a explorar a fons.

domingo, 18 de octubre de 2015

Crónica: Marxa Bonesvalls 2015 y fotos

Hacía mucho, pero que mucho tiempo que no escribía una crónica en este blog. Y es que mi sequía competitiva se ha alargado demasiados meses pero como ya he ido adelantando por aquí, uno va volviendo al redil de los entrenamientos y eso, tarde o temprano, se acaba traduciendo en artículos como el que sigue.

La gran suerte, el privilegio y la alegría de este en concreto es compartirla con Lydia. Ella es la que tiene todo el mérito porque nunca había participado en una prueba de este nivel, tan dura para ella. Y orgullo es una palabra pequeña para definir lo que he sentido cuando hemos cruzado la meta juntos y de la mano.

Para los que solemos hacer deporte no es nuevo el hecho de saber que durante 14 kilómetros de competición los participantes pasamos por multitud de estados emocionales y físicos. Es una montaña rusa de sensaciones que van desde el nerviosismo a la ilusión, el sufrimiento, el dolor, el cansancio o la frustración. Todo eso acaba mezclándose en un cóctel que solo se entiende tras la satisfacción que se siente al cruzar la línea de meta cuando ese es el único objetivo al que se aspira.

------------

Madrugón, desayuno y para Olesa de Bonesvalls a recoger dorsales. Matamos el tiempo antes de empezar saludando amigos, caras conocidas y charlando con unos y otros, no pensaba que nos íbamos a encontrar a tanta gente.

Dan la salida y empezamos a trotar suave. Ya que Lydia nunca había participado en algo de tanta distancia la intención era correr lo que se pueda y caminar lo demás. Haciendo lo primero vamos un par de kilómetros hasta que vienen las primeras subidas, que es cuando empezamos a caminar. Aprovechamos los descansillos y las bajadas para trotar.

El Puig de La Mola
Llegamos a los pies del Puig de La Mola, la principal dificultad del día. Muy buena subida y mejores vistas panorámicas de todo el Parque Natural del Garraf y las poblaciones que lo rodean con el mar al fondo. Llegamos arriba a ritmo de tambores y cajas, bien por los voluntarios. Nos sacamos la foto de rigor y seguimos avanzando por una bajada bastante técnica en la que había que ir con mil ojos. Era una lástima porque de tanto mirar al suelo nos perdíamos muchas cosas del paisaje.

En la cima de El Puig de La Mola
Durante la bajada hay una caída de Lydia, que se da un golpe en la rodilla pero al rato se le pasa. Al llegar abajo hay un tramo bastante plano y ancho ideal para correr. Hay un árbol ahí al que no se le ocurre otra cosa que sacar una raíz al aire y va Lydia y otra vez igual, en la misma rodilla. Aún así, la campeona aguanta y vamos al trote y al paso ligero hasta el segundo y último avituallamiento.


Reponemos fuerzas lo mejor que podemos y afrontamos los últimos 4 kilómetros, al ritmo que dejan las piernas y el estado de ánimo. La distancia que queda ya es lo de menos y el factor psicológico de ser una a la que ya estamos acostumbrados a entrenar juntos ayuda en el peor momento de toda la prueba.

Cuando de nuevo vemos al fondo Olesa de Bonesvalls damos un empujón al cuerpo. Salimos de la riera de Begues y encaramos el último kilómetro hacia la meta. Cuando la vemos al fondo ya no hay dolor. Nos damos la mano y entramos, Lydia feliz por haber acabado su particular calvario y yo, orgulloso de lo que ha hecho.

Ella dice que sí, que será la última y que ya no le engañaré más... No se lo digáis, pero ella intuye que no será como ella piensa.

------------

Una competición muy bonita, con voluntarios entregados y buena organización. Bien de precio y muy buenas les botifarres amb seques i pa amb tomàquet del final.

Como colofón decir que a Lydia le ha tocado en un sorteo una braga buff, muy chula.





¿Cuanto cuesta empezar a hacer triatlón desde cero? - I - La natación

Recientemente he escrito para Triatletas en Red una serie de tres artículos en los que hablo sobre cuanto cuesta hacer triatlón. Cual es el precio, la inversión mínima que necesitamos para hacer triatlón desde cero. El artículo parte de unos supuestos que seguro que no se cumplen en todos los triatletas pero que espero que sigan de guía de orientación para saber el precio que tiene iniciarse en el triatlón.

Aquí va el primero de tres artículos

¿Cuanto cuesta empezar a hacer triatlón desde cero? - I - La natación


En la vida de casi todo triatleta hubo un día en el que se dijo,  ”yo seré como esos que nadan, pedalean y corren todo junto”. Si logramos que ese pensamiento se convierta en algún momento en realidad se habrá dado de bruces con un deporte apasionante, con el que poder explorar nuestros límites y alimentar de retos nuestra día a día y quien sabe si encontrar un nuevo estilo de vida que nos haga sentir mejor con nosotros mismos y nuestro entorno.
Antes de que todo eso sea una realidad y de que se empiece a entrenar, surgen dudas sobre qué es lo que se necesitará para poder hacer triatlón y lo más importante, ¿Cuánto cuesta empezar a hacer triatlón?
En esta mini serie de artículos se intentará orientar a los principiantes sobre la inversión mínima o promedio que sería necesaria para convertirse en Finisher por primera vez, en el coste del triatlón Sin embargo, siempre hay que tener en cuenta algunas variantes que, evidentemente, pueden hacer oscilar el precio a la baja o al alza y que serán diferentes en cada caso.
¿Qué necesita un triatleta antes de ser triatleta?
Para hacerlo más fácil nos centraremos en un persona ajena al deporte. Empieza desde cero, sin nada de material ni experiencia previa en ninguna de las tres disciplinas. En el caso contrario, seguramente se disponga de algunos de los materiales o equipo que iremos enumerando.
Hagamos un símil con un piso vacío. Es como si solo tuviéramos las paredes y el techo y hubiera que comprar lo mínimo indispensable para entrar a vivir con cierta comodidad.
Supongamos también que esa persona quiere debutar en un triatlón en distancia sprint o olímpica. Una persona como la que hemos puesto de ejemplo necesitará un mínimo de 15 a 20 semanas de entreno regular para afrontar la competición con confianza y garantias.
Sabemos que cuando hablamos de material los precios pueden fluctuar hasta límites altísimos que marcan los topes de gama. Sin embargo intentaremos abarcar la franja que consideramos que está entre los precios medios del mercado. Es evidente que siempre se podrá encontrar algo más barato, caro, de segunda mano, prestado o regalado. En ese caso, también podéis hacer una estimación de lo que os podría variar el precio final.
Este artículo no pretende ser una guía definitiva de lo qué se debe tener o no en el armario del triatleta debutante. Es evidente que las necesidades son diferentes para cada deportista pero también es verdad que hay un mínimo al que no se puede renunciar. El lector es libre para adaptar todo lo que encuentre aquí a su propia práctica y necesidad.
NATACIÓN: Inversión mínima 230-400€
La primera de las disciplinas es la que suele infundir más respeto entre los principiantes. Tranquilos, al final se logra superar. El principal desembolso aquí será el abono. El resto son obviedades que a menudo suele haber en cualquier casa.
- Abono para la piscina (30-60 euros al mes): Es complicado hacer una estimación del precio del abono de la piscina. Depende de muchas variables. No es lo mismo la de un pueblo pequeño que la de una capital de provincia. Depende también de si es municipal o privada, de si incluye el uso de más extras como la sala de fitness o las clases dirigidas. En cualquier caso es difícil encontrar abonos que cuesten menos de 30 euros o más de 60 euros  al mes si, como hemos dicho, solo incluyen en el precio la entrada a la piscina. Como la intención es debutar en triatlón y entrenar un mínimo de 4 meses, haced el cálculo.
- Mochila de natación (20 euros): La gran mayoría de personas suele tener algo que le sirva para llevar las cosas que necesitará para nadar. Si os gusta estrenar, hay mochilas para llevar el material de natación a partir de 20 euros. Además lo podéis aprovechar para otras cosas.
- Chanclas (10 euros): Si no tenéis en casa, a partir de 10 euros tenéis donde escoger. Evidentemente influye la marca y la calidad.
- Toalla (10 euros): Casi todas las casas tienen excedente de toallas en los cajones. Es el mismo caso que pasa con las mochilas o las chanclas. Si os gusta estrenar, por 10 euros o incluso menos, encontraréis en cualquier tienda de deporte.
- Gorro (3-5 euros): De silicona mejor que de látex o tela, aunque eso va a gustos.
- Gafas de natación (15-25 euros):  Aquí la calidad empieza a ser un factor a tener en cuenta. Escoger unas gafas muy baratas a menudo suele ser sinónimo de incomodidad. Se empañan o se clavan en la cara. Es preferible gastar un poco más pero encontrar algo decente, que se ajuste bien, no deje entrar agua ni nos moleste al nadar. Entre 15 y 25 euros sería un mínimo que no se debería rebajar.
- Bañador (25-30 euros): Los hay muy caros y muy baratos, dependiendo de la marca y la calidad. Un buen equilibrio seria encontrar algo entre los 25 y los 30 euros.
- Neopreno (30-50 euros el día de la competición): Si no sabéis si el triatlón es lo vuestro todavía, es recomendable no hacer un desembolso como el que requiere un neopreno nuevo. A lo largo del proceso de entrenamiento seguro que el físico os va cambiando y el que os valía al principio no se os ajusta bien tras unos meses. El neopreno es un equipo bastante prescindible durante el proceso de entrenamiento. Podéis alquilar uno para el día de la competición en alguna tienda de triatlón o deportes y hacer esa inversión más adelante.
En el próximo artículo de la serie nos centraremos en el ciclismo, quizás la disciplina más difícil para estimar la inversión necesaria ya que el precio de la bicicleta puede hacer bailar mucho las cifras. Otro factor que hay que tener en cuenta es el clima de la época del año en la que se entrene. La diferencia de precio entre la ropa de verano y la que se necesita en invierno también es, de hecho, bastante alta.

sábado, 3 de octubre de 2015

Días completos, trabajos apasionantes y entrenos extenuantes: formula de la felicidad

Hace unas tres semanas que empecé el curso escolar más congestionado que he tenido en la vida y estoy feliz porque he conseguido encajar en 24 horas las pasiones que más me realizan desde el punto de vista profesional y personal. La verdad es que apenas tengo tiempo para nada fuera de todo eso, sin embargo, al acabar cada día e irme a la cama la satisfacción es máxima.

Trabajar y hacer lo que te gusta es una de las más grandes aspiraciones de toda persona y si además todo eso lo consigues hacer rodeado de gente estupenda se obtiene un bonus extra de felicidad.


Empiezo las mañanas como maestro tutor en una clase con unos alumnos que me motivan cada día para intentar sacar lo mejor de mi mismo. Cuando salgo del colegio voy sin perder ni un minuto a el cuartel general de El Momento Inútil, un magazine de variedades radiofónicas tronchante que emitimos en directo de lunes a jueves de 18:05 a 20:00 en Ràdio Sant Boi i 7deRadio y editado para Burjassot Ràdio, Montcada Ràdio, Onda 87 Cádiz y Fun Tunes. Además también he conseguido sacar tiempo para poder colaborar con una de las webs de triatlón que más valoro, por su manera de hacer y su filosofía de trabajo, Triatletas en Red. Preparar todo eso, conseguir llevarlo al día y salir airoso supone, además de un gran reto, muchos madrugones y horas de ordenador pero hasta el momento lo llevo con sumo placer.


¿Y los entrenos? En toda esa maraña de trabajo y diversión todavía es posible encajar algunos entrenos regulares, de los de antes de salir el sol y de los de justo cuando se pone. Los fines de semana se vuelven a aprovechar para sudar y quemar calorías e incluso para apuntarme a alguna competición.


Por si fuera poco aun queda tiempo suficiente para compartir con pareja, familia y amigos, echarse unas risas y apurar los días de fiesta, las horas libres y las noches. Parece que todo va fluyendo en su justa medida.

Por el momento, y como es evidente, intento dejar las entradas a este blog y mis otras aficiones a ratos de siesta y los que me dejan los cambios de planes de última hora. Lo importante en cualquier caso, es no parar y ver la recompensa de todo el trabajo hecho y acumulado a medida que pasan los días, semanas y meses. Es algo muy parecido a la filosofía Ironman, brazada tras brazada, pedaleo tras pedaleo y zancada tras zancada. Avanzando lento, pero buscando el horizonte.

Anrhick, journalist, Teacher and Triathlete

domingo, 30 de agosto de 2015

Llegando al punto de forma para empezar a tomárselo en serio

Echo la vista tres meses atrás y repaso mi calendario de entrenos, de horas y distancias recorridas y me doy cuenta de que ya lo he hecho. Vuelvo a ser un triatleta principiante. Aunque sería mejor decir duatleta de momento. No he nadado desde ya ni me acuerdo y ese será el propósito para el nuevo curso, meterse entre corcheras a moverse cual manatí.

En cualquier caso todo un logro esto de meterse horas para el cuerpo, de hacerlo sudar y perder gramos. Ya me puedo dedicar solamente a escribir en este blog batallas de entrenos, o crónicas de competiciones cuando las haga, o aventuritas deportivas en lugar de lamentarme de lo poco que hago o lo mal que lo llevo o de cuánto me duele la espalda. He conseguido dar la vuelta a la tortilla.

Así que en estas salidas y tiradas que consumen mis últimos días libres antes de la vuelta al trabajo me estoy notando que ya estoy muy próximo a ese punto de inflexión. Me explico. Ese punto en el que uno nota que el esfuerzo invertido para subir por el mismo puerto es mucho menos intenso, aunque siga yendo igual de rápido. ¿Sabeís cuando ya empezáis a notar que el corazón y los músculos aguantan y que podrían tirar más? Uno se dice, "con lo mal que lo pasaba en esta subida hace un par de meses". La verdad es que es una sensación que he empezado a sentir hace poco y que los que estáis en esto sabéis lo que mola.

Los Suaves en el Alto de la Maladona, Costas del Garraf
Hoy hemos hecho un cuarteto con Los Suaves para hacer una ruta hartamente repetida, lo que llamamos "la vuelta corta" y me he notado cómo subo a Begues mucho menos atrancado y cómo paso las Costas del Garraf bastante más ligero. Y como decía, la velocidad sigue siendo casi la misma, sin embargo el ritmo cardiaco baja, la cual cosa me lleva a una conclusión: ha llegado el momento de tomárselo en serio y empezar a dar "el fuá", de saltar al campo a buscar objetivos concretos más allá de recuperar la forma, que fue lo primero

jueves, 27 de agosto de 2015

15,5 Km hasta la plaza de las palmeras de Castelldefels

Como ya explicaba en la última entrada que escribí hace unos días, esta última quincena de agosto y de vacaciones la estoy aprovechando para poder machacarme antes de empezar el curso. Incluso he vuelto a entrar a menudo a mi perfil de Strava y Garmin Connect que los tenía también olvidados. Buena señal.

Ayer miércoles descansé y volví a tener esa sensación olvidada de "hoy tengo fiesta, no entreno", de volver a valorar el descanso, saber que reconforta y que también entrena.

Con Paco llevábamos unos días motivados para hacer una cosa que hacía mucho que no hacíamos: una tirada de 90 minutos de carrera. Marcamos tal día como hoy, jueves, después del descanso, para probarlo. La intención no era ir más o menos rápido, sinó ir y volver a la plaza de las palmeras de Castelldefels desde el Estadi de La Bòbila de Gavà: "Vamos tranquilos, entre 5:45 y 6:00" dijimos. Y así lo hemos clavado. A ritmo de charla, despacito y sin superar el 70% de pulsaciones, el "quemagrasa". Se ha pasado volando. Y como ya hemos visto que lo hemos vuelto a poder hacer, como antaño, las próximas veces les daremos más brillo.


martes, 25 de agosto de 2015

Balance de agosto positivo, buenas vacaciones, buenos entrenos, buenas previsiones

Los maestros no nos podemos quejar de vacaciones y, si bien me pasé el mes de julio aprovechando para mejorar mi nivel de inglés con un intensivo de tres semanas, día a día, en la Escuela Oficial de Idiomas, agosto ha sido de hecho, el mes de vacaciones reales, de esas de los despertares naturales, del descuido del cuerpo y la despreocupación.

Esa fue la tónica durante las primeras dos semanas. Tras un último empujón a los entrenos, el día 3 de agosto nos plantamos en Sevilla unos amigos, Lydia y yo para vivir al estilo que mencionaba en las dos últimas líneas del anterior párrafo. De hecho, mis principales preocupaciones era mantener mis constantes vitales activas y que no faltase la cerveza fresquita. Se hizo lo que se pudo, turismo y más cosas, racargamos pilas y una vez aquí lo que había que hacer era quitar lastre estival y ponerme a tono para empezar el nuevo curso.

Así que esta última quincena la estoy dedicando a acabar de enmendar la famosa lista de "cosas que hacer durante el año". Que si ordenar papeles, reorganizar armarios, colocar cosas por la casa y todo eso que nunca encuentra ni ganas ni hueco en las agendas. Hay que decir que el balance ha sido satisfactorio y dejo casi todo bien en su sitio.

Y en otro orden de cosas, en el deportivo, el que me motiva a escribir este blog, todo va yendo sobre ruedas. Como hay varios puntos que me gustaría mencionar, mejor los numero para no extenderme en renglones:

- Me he puesto un plan estricto de dieta y he adelgazado 4 kilos. Quedan otros tantos para volver a mi peso crucero.

- Mi lesión de espalda ya no es casi nada. Me acuerdo de ella muy poco.

- He conseguido entrenar casi cada día. El deporte vuelve tener un lugar prioritario en la planificación de mi vida. Y lo mejor, lo compagino genial con todo lo demás. Veremos cuando empiece a trabajar.

- Presiento que la temporada 2015 - 2016 va a ser una muy buena a todos los niveles. Esa es la idea.

- Voy a disfrutar de mis últimos 7 días de vacaciones.

sábado, 22 de agosto de 2015

Mi primer objetivo en meses: Half Triathlon Vitoria-Gasteiz



Tras un largo periplo de desperezamiento deportivo en los últimos meses, por fin me he visto con agallas y ganas de empezar a afrontar mi primer reto desde aquel Challenge de Calella de 2013... ¡Qué lejos queda! Como ya se ha ido leyendo por aquí, he podido regularizar más o menos mi actividad física y he ido progresando, así que, envalentonado, me inscribí al Triatlhlon Vitoria-Gasteiz en distancia Half para el próximo julio.

Muchos otros de mi club, el Gavà Triatló, también se han animado, tanto en las distancias Full como Half, así que seremos un buen grupo en la fiesta. Será un fin de semana muy grande en una competición y lugar del que me han hablado maravillas.

De momento, ya hay un objetivo marcado en el calendario y queda casi un año para que llegue. No es demasiado arriesgado pero es algo. No sé cuanto tiempo tendré durante la siguiente temporada para poder entrenar, así que de momento he preferido escoger algo asumible para poder ir motivándome a medida que vea avances. Supongo que por el camino irán apareciendo otros retos para ir preparando la cita. O quizás el Triathlon Vitoria sea una excusa para otros proyectos más ambiciosos que me devuelvan a mi yo pasado. Quien sabe.


sábado, 18 de julio de 2015

Recorriendo caminos y carreteras

Últimamente estoy contento. No escribo mucho en el blog pero entreno a menudo y eso me hace feliz. Hay que admitir que gran parte de la culpa la tienen mis compañeros de fatiga del Gavà Triatló, Paco, Gerardo y algún otro con el que nos juntamos de vez en cuando para pedalear o trotar. Son ellos los que me arrastran y yo el que les arrastro a ellos porque si no, no haríamos nada... Todos estamos igual, o almenos lo estábamos hace unos meses y ahora ya no tanto. Esto quiere decir con unos quilos de más y una muy baja forma que va desentumenciéndose.

En cualquier caso, el hecho de salir a correr un par o tres de días por semana y una o dos veces más con la bici, aunque sea a bajas intensidades y en tiradas cortas, va haciendo que poco a poco las velocidades aumenten, la resistencia suba y el peso baje. El agua de momento, solo para beber y ducharse.

En realidad esto no tiene ningún misterio. Si entrenas, mejoras. El único inconveniente es que somos un poco ansias y queremos que el proceso sea más rápido. En fin, son grandes logros personales que todavía no apuntan a pretensiones competitivas ni a retos futuros pero que empiezan a abonar un campo que llevaba meses en barbecho.


Ayer viernes recordé viejos tiempos con Antonio en una subida desde Gavà a Avinyonet y vuelta que me hizo conseguir muchas copas en Strava y que me vino muy bien. Hoy sábado, una vuelta al pantano de Foix, pasando por Begues, Vilafranca, Castellet y volviendo por las cuestas del Garraf. Han sido dos días en los que he acumulado muchísimo más que nunca en los últimos meses. Por eso este optimismo.

domingo, 31 de mayo de 2015

No hay secreto, si entrenas, las sensaciones mejoran

Llevo tres semanas bastante regular con los entrenos y estoy muy contento. Ritmos todavía lentos, eso sí, y sesiones escasas todavía, pero el hecho de dar regularidad a la actividad física ya es un aliciente y una motivación excelente.

Lo mejor es ir recuperando sensaciones. No me refiero al evidente bienestar psicológico que va en aumento por culpa de todo lo entrenado sinó a sensaciones físicas. Notar cómo las piernas responden cuando viene un repecho y cómo los músculos se comportan bien y no me dejan tirado a la vez que el ritmo cardiaco no se dispara tanto como al principio. Esas cosas que hacía tiempo que no notaba y que ahora tengo la certeza de que pueden ir mejorando, cuando había perdido la esperanza y me comía la impacienza por volver a sentirlas. Soy un paquete, pero un paquete venido a más.

Las obligaciones laborales todavía no me dejan mucho margen de maniobra. A pesar de ello empiezo a recuperar esa "mentalidad Ironman", la de robar minutos a las horas y encontrar un hueco para sudar, quemar calorías, entrenar y sentirse bien después de una ducha para más tarde proseguir con las obligaciones de la vida. 

Las excusas son cada vez menos y mucho presiento que este no va a ser el último post optimista que escriba hasta conseguir alcanzar aquel modo de vida, aquella cotidianidad de vivir y pensar el triatlón a diario. Voy a seguir reencontrándome con estos derroteros. Me gustan. Además, cada vez los puedo explorar con más compañía.

lunes, 25 de mayo de 2015

Buen ritmo de retorno

Los dos últimos fines de semana han sido muy buenos desde el punto de vista psicológico deportivo. Han sido full al 100% con sábado y domingo de carrera y bici. Y la cosa parace que pinta bien. Un trio de dinosaurios descongelados del letargo deportivo y muy románticos nos hemos puesto manos a la obra. Espero que la motivación y el empuje del uno al otro y del otro al uno nos haga a los tres empezar a engrescarnos, bajar de peso e ir mejorando. 


Este domingo tuve una grata sorpresa. Quedé con el trio romántico y resulta que me encuentro con más de una docena de espartanos del Gavà Triatló. Acabamos lo que llamamos la vuelta corta que es ir hacia Avinyonet desde Gavà, encarar a Olivella y volver por las Costas del Garraf. Hacia muchos meses que ni siquiera se me pasaba por la cabeza atreverme a hacer este recorrido, así que el domingo fue un buen día y las sensaciones no fueron malas.


Por otro lado se avecinan buenas semanas para poder disponer cada día de más tiempo qué poder dedicar a los entrenos. He acabado el curso que estaba haciendo para obtener el título de catalán nivel C2 y ha sido un éxito. Eso significa que ahora hay dos tardes más libres que añadir a mis jornadas. Otra cosa es que a partir del 8 de junio acabaré de trabajar a las 15:00 y el 30 del mismo mes... vacaciones, aunque esperando a que me confirmen la aceptación a un curso de 4 horas cada mañana. Es mucho. Hay más de 90 días por delante para poder entrenar casi a diario.

domingo, 29 de marzo de 2015

El camino hacia la playa de Gavà

Si existe un camino en Gavà que ha prevenido más enfermedades cardiovasculares ese es el camino hacia la playa, que va de Gavà pueblo a Gavà Mar. Cientos de usuarios de fin de semana y también de diario pasean, corren, pedalean o patinan por ahí. Las últimas reformas que ha hecho el ayuntamiento lo han dejado muy bien.

Esta es una de las rutas más recurrentes cuando quiero salir a correr, así sin tenerlo muy pensado. Ideal también porque es totalmente plana y sirve para compararse con uno mismo. Pues bien, hoy he podido constatar como en algo menos de dos semanas mi rendimiento no es ni mucho menos lo que fue, aun queda para eso. No obstante me alegra conectarme al Garmin Connect y poder echar un ojo a las últimas salidas que hice por esta misma ruta. Veo que hay mejora, en la velocidad y en la frecuencia cardiaca, que es mucho más baja.

Con todo eso, he completado un entreno de poco más de una hora y 12 kilómetros totales. Vamos bien.

miércoles, 25 de marzo de 2015

La hernia discal y mi aparente recuperación

He de decir la verdad, de los 9 meses que llevo conviviendo con mi hernia discal creo que no ha habido una temporada tan larga en la que haya entrenado tanto. Ese tanto apenas es nada pero es infinitamente más que lo que he acumulado en todo ese tiempo, no sé si me explico. Pues bien, durante esos meses no he logrado que pase un solo día en el que mi pensamiento no acuda, en algún momento, a acordarme de que estoy lesionado. A veces lo he hecho por dolor, a veces por simple molestia y otras por precaución.

Uno suele saber que está totalmente recuperado de una lesión cuando deja de pensar en ella porque no hay nada que se lo recuerde. Cuando no hay molestia, postura, movimiento o cualquier estímulo que te diga: "¡Ep! Soy tu lesión y estoy aquí".

Ando por las ramas y llevo dos párrafos dando vueltas para acabar explicando lo que quiero decir: es ahora, retomando una rutina casi diaria de ejercicio, cuando he logrado acordarme menos de mi pequeña hernia discal. 

Moraleja: una vez pasada la etapa más aguda del dolor, parece que lo ideal para la recuperación ha sido el retorno progresivo y suave a la actividad. Estar parado no es lo ideal, aunque cierto es que hasta hace bien poco no he tenido ni el tiempo ni tampoco la motivación para aplicar lo que parece que sabía que era uno de los muchos remedios que debe haber a mi problema.

Hoy he salido con Lydia para celebrar. Juntos vamos a por su segundo reto 10K Zaragoza. Grandes progresos, sudores y esfuerzos que iremos compartiendo.

lunes, 23 de marzo de 2015

Una hora diaria de ejercicio es solo el 4% de tu vida


Como ya conté en una entrada anterior, los imminentes cambios en mi vida parece ser que me van a dejar un margen mucho más amplio de tiempo para poder reencontrarme con el deporte. Con esas estaba, ensartando varios días seguidos de entreno cuando me topé con un artículo que hablaba de los grandes progresos que se pueden hacer dedicando tan solo un 4% de nuestras vidas al deporte, o lo que es lo mismo, una mísera hora.

Planteado así cualquiera diría que quien no hace deporte es porque no le da la gana o porque tiene un problema que se lo impide. La falta de tiempo no siempre se puede usar como excusa. Pero una cosa es medir el tiempo neto, 60 minutos de actividad, y otra cosa es medirlo en bruto: Preparar la equipación para hacerlo, desplazarse al lugar indicado, ducharse... No solo es una hora, pero tampoco varía mucho la cosa.

Ese tiempo necesario a veces cuesta sacárselo a nuestros quehaceres diarios. Pero una vez se logra integrarlo en una rutina, esa hora encaja sorprendentemente como una actividad diaria más. Lo imprescindible, eso sí, es poder tener la suerte de disponer de unos horarios laborales y de obligaciones ineludibles que nos dejen hueco para poder planificarnos las sesiones de entreno en determinadas franjas. Como autónomo y trabajador por cuenta ajena de manera simultánea, como era mi caso, esa rutina era inexistente y se me hacía demasiado difícil llevar a cabo lo mismo que propongo. No podía seguir ni mi propio consejo...

En cualquier caso, en esta primera semana de reencuentro, he conseguido llegar a ese primer objetivo de invertir un 4% de mi vida a hacer deporte de nuevo. La mejora en mi bienestar mental es increíble y a nivel físico también he notado mejora. Incluso mi lesión de hernia discal me duele menos... Quien sabe si podré dedicar en un tiempo un 8% o más, como antaño. Espero que sí.

miércoles, 18 de marzo de 2015

No es mucho pero es mucho más que nada



La terapia del blog es una de las cosas que creo que más me ayuda a volver a reengancharme a los entrenos perdidos. Hoy precisamente he acumulado 3 días seguidos entrenando. Toda una gesta mirando mi historial pasado. No es mucho, pero es mucho más que nada. La sesión de hoy ha sido de 10K, la primera mitad rodando con Lydia y la segunda en solitario, con dos cambios de ritmo a lo que me permitía el cuerpo, que no era mucho.

Solo por eso, he pensado que el entreno se merece una entrada en el blog. Así, para que vaya quedándome constancia y no aborrezca mi presente. Y es que parece mentira, pero Un Triatleta Principiante lleva abierto desde el 17 de febrero de 2009, más de 6 años ya. Ha habido épocas de más actividad y otras de menos pero siempre ha sido un estupendo entretenimiento, complementario al deporte, que me ha hecho mucha ilusión seguir manteniendo vivo. Y porque también me encanta escribir.

Y en esas que uno se relee el archivo de uno mismo, se me ocurre citar la frase con la que acabé la primera entrada de este blog... "Un Ironman siempre empieza con la primera brazada". Ojalá vuelva a soñar con eso.

lunes, 16 de marzo de 2015

El abandono... El reencuentro

Cuando algo queda abandonado a su suerte ese algo se deteriora. Mientras tanto, aquel que lo ha abandonado no deja de pensar en ello, en si algún día tendrá que recuperarlo y volverlo a adecentar. Llámese blog, llámese actitud o llámese motivación deportiva... Son algunas de las cosas que he abandonado hace ya demasiados meses. 

En contadas ocasiones hay atisbos de que todo volverá a ser como unos años atrás pero la realidad, las obligaciones, las lesiones o los nuevos compromisos me vuelven a apartar de todo aquello que en el pasado ocupaba un lugar preferente en mi vida y me hacia feliz. Me hacía casi tan feliz como aquello que me obligó a apartarme del deporte y que durante todo este tiempo ausente del triatlón ha mantenido mis ilusiones vivas. 

En breve pondré fin, por el momento, a mi vida como profesional autónomo y me podré liberar de toda la carga que me ha servido de excusa perfecta para apartarme de mares, rios, carreteras y caminos... No será un paso atrás en mi vida profesional. Más bien serán unos cuantos; los suficientes para coger el impulso necesario y poder lanzarme en el futuro a emprender de nuevo, porque lo que me han dado estos casi 3 años al frente de Moda y Pedal y como periodista freelance me lo guardo ahí, en la recámara. Es un gran arsenal de experiencia y conocimientos de los que estoy seguro que voy a poder explotar al máximo de ahora en adelante. En el camino hacia el éxito es imprescindible el fracaso temprano.

Así que la cabra tira al monte. Y uno no puede dejar de darle al coco, de mantener la mente ocupada con nuevas historias, de aplicar esa máxima de "Soy feliz porque hago cosas". Y eso voy a seguir haciendo y domostrando. Espero ansioso ese reencuentro triatlético y otros muchos proyectos que volverán a moldear mi día a día de la manera que más me gusta.

domingo, 25 de enero de 2015

Era una hernia discal lo que tenía

En diciembre volví a ir de visita al médico, al reumatólogo. Iba contento porque el osteópata me había dicho que en mi columna aparentemente no se veía nada tras ver los resultados del TAC. No vio bien. La reumatóloga que me atendió me dijo que tenía una hernia discal. Me dijo también que era muy leve y me la enseño en la pantalla del ordenador. Se trata de una pequeña protusión discal entre uno de mis discos intervertebrales en la zona lumbar.

La parte positiva es que no me alarmó demasiado. Me dijo que eso que a mi me pasa mucha más gente lo tiene, gente deportista, y sigue haciendo deporte con regularidad. Sus recomendaciones no fueron más que las lógicas para estos casos: No levantar peso, no correr mucho, no saltar... Y que acabaría yéndose solo. 

Me dijo también que podía hacer deporte siendo consciente de la lesión que tengo y que esto que yo tengo suele tardar ¡UN AÑO! en curarse del todo. Empecé a finales de julio y estamos a finales de enero... Estoy mucho mejor pero no curado. 

En marzo me han mandado otra prueba, un electromiograma para ver si la protusión presiona algún nervio y puede derivar en otras molestias. De momento las molestias únicamente han ido a menos. En ese sentido no me preocupa.

Hago lo que puedo y creo que bien. Ya seguiré contando.


 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Hot Sonakshi Sinha, Car Price in India