Ho van aconseguir perquè no sabien que era impossible

sábado, 29 de noviembre de 2014

Lluvia y barrete, el desperezamiento

Ayer viernes quedé para salir a correr hoy sábado. Quedamos por Whatsup en que si no llovía correríamos por montaña pero que si lo hacía lo haríamos por asfalto. Si amanecía lloviendo ni una cosa ni otra. Pues eso ha sido lo que al final ha pasado, ni una cosa ni otra pero sí que hemos corrido.

Me suena el despertador a las 07:00 y en eso que estoy por enviar un mensaje abortando mi visión. Pero supero la tentación. Salgo al balcón y veo que hace buena temperatura pero que ha llovido por la noche. Salgo a las 07:25 con la idea en la cabeza de asfalto. A las 07:27 empieza a chispear y la pereza me vuelve a tentar. Paro, camino 10 metros y vuelvo a superar la crisis. Llego al punto de quedada, hoy somos 7 y al final resulta que se decide, pesa a la lluvia ir por la montaña. Buena sensación aunque me di la vuelta antes de tiempo, solo, y completé 70 minutillos bien buenos.

Contento, porque he sido capaz de superar esos momentos críticos en los que uno casi está por volver a enfundar su cuerpo entre las templaditas y cómodas sábanas blancas.

Llegar empapado a casa, de agua y sudor. Ducha, almuerzo y como nuevo escribiendo estas líneas.



domingo, 23 de noviembre de 2014

La ida y la vuelta a Avinyonet por Begues

La Plaza de la Iglesia de Avinyó Nou: Punto de espera, encuentro y avituallamiento obligado de docenas de ciclista durante el fin de semana

No está mal para como estoy lo que he hecho hoy domingo. Salida en trio ciclista para una globerada considerable en cuanto a ritmo y marcheta que sin embargo ha dejado unos 1.000 metros de desnivel entre la ida y la vuelta desde Gavà a Avinyonet subiendo por Begues. Una ruta poco imaginativa a ritmo quemagrasas y que finiquita dos días consecutivos de entrenos largos como hacía mucho que no se daban. Lo suficiente para subir la adrenalina y acabar el fin de semana contento porque además, aparte de cansancio, no sufro dolores de mi lesión. Eso sí, noto que sin embargo tendré que ir al fisio esta semana porque me siento "encartonao" desde hace varios días. Ya he apuntado en el avisador del móvil que me recuerde que mañana lunes tengo que llamar al fisio sin falta y quedar con él lo antes que podamos ambos.

¡Seguimos!

sábado, 22 de noviembre de 2014

Correr y sufrir un poquito para activar el recuerdo

Por primera vez en muchos, muchos meses hoy he hecho una sesión de carrera con más de 10 km y encima con desnivel. Era necesario y me ha servido para activar el recuerdo de lo que se siente cuando se va un buen rato al 90% o más de pulsaciones. Una rutilla por montaña con algo de desnivel, lo cual recordaba menos que lo primero. El tiempo por Gavà está genial de temperatura y el rato ha sido muy agradable.

Por primera vez en meses también corría en grupeta. Nos hemos juntado 6 personas y, aunque la falta de entreno y mi lesión en proceso de curación total me han hecho ir un poco con el gancho y conservador, al final he llegado muy contento. 

Pienso si habré hecho bien en correr todo eso con la espalda como la tengo... Pero lo mejor es que sigue sin doler (tan solo molesta un poco) así que intentaré regalarle a mi musculatura dorsal un buen masaje de fisio esta semana por lo bien que se ha comportado. Y por las ralladuras de cabeza que me está ayudando a olvidar.

lunes, 17 de noviembre de 2014

Primer objetivo: Perder peso

Tras un año y poco más sin hacer prácticamente nada de deporte he ganado unos 12 kilos de peso respecto a lo que pesaba cuando hice el Challenge Barcelona 2013. Por eso uno de mis primeros objetivos para motivarme va a ser perder al menos 8 o 10 de esos kilos y bajar de los 75 actuales a los 65. Como mi rendimiento deportivo está bajo mínimos la cuestión es ir controlando las calorías consumidas y perder progresivamente el peso a razón de unos 300-500 gramos por semana.

Tengo la suerte de estar en un estado de forma tan bajo que mis exigencias energéticas no son las de una preparación exigente de cara a un objetivo, así que durante almenos las primeras semanas no creo que me cueste trabajo.

Gracias a una aplicación móvil y web que se llama MyFitnessPal he calculado que para lograr perder ese peso tendría que ingerir a diario unas 1700-1800 calorías. La aplicación es una pasada para poder llevar el control de lo que se come. Otro día hablaré sobre ella.

Así que con esto me ilusiono de momento y acumulo a día de hoy tres dias de carrera suaves y sin dolor. Poquito a poco. Muy motivado con este y otros proyectos en mi vida.

jueves, 13 de noviembre de 2014

Lo que sentía cuando veía entrenar y estaba lesionado

En pleno apogeo de mi lesión, cuando conducía el coche y me cruzaba con alguien que estaba entrenando la carrera sentía mucha envidia. Me decía a mi mismo, "mira, corren. Ellos pueden y a mi me duele". Y recordaba cuando yo era capaz de hacer eso, de correr como ellos. Me preguntaba si algún día volvería para mejorarlo. Cuánto tiempo más iba a tener que esperar para poder recuperarme y correr de nuevo con total tranquilidad. Volver a demostrarme que tengo la fuerza de voluntad, la constancia y la organización para volver a ser triatleta.

Hoy he vuelto a salir. He encajado en un larguísimo y ajatreado día 32 minutos de carrera. Y mientras corría, disfrutaba de mis pulsaciones, de mi respiración entrecortada y del sudor empapándome la ropa; pero sobretodo me acordaba de cuando conducía y los veía a ellos y a ellas y nada de esto era posible hacerlo sin dolor. No me olvido de lo cerca que estamos siempre de dejar de sentirnos vivos gracias a la ausencia de ese dolor que me atormentaba el ánimo. Cuando estamos bien lo olvidamos rápido -quizás vuelva a hacerlo-, pero hay entrenos en los que es necesario dar las gracias al acabar por poder sentir lo que he sentido hoy cuando he llegado a casa pensando en cómo será la siguente sesión y en poder escribir esta entrada.

Descartada una lesión grave en mi espalda

Ayer fui al osteópata y vio el TAC de mi espalda. Parece ser que mi lesión se debe a una cuestión muscular. Nada de espondilolisis, fisuras, roturas o cosas por el estilo. Estoy con una alegría contenida, pues hasta que no obtenga el diagnóstico -y tratamiento- del reumatólogo el próximo diciembre no me quedaré tranquilo. 

Lo que más rabia me da es haber estados con dolores, que actualmente tan solo son molestias, desde el pasado julio para una cosa que se podía haber solucionado en pocos días o semanas... Un pinzamiento o contractura venido a más que me ha incapacitado para entrenar y me ha dificultado enormemente poder hacer con normalidad mis actividades diarias. Al final ha tenido que ser el paso eterno del tiempo, la paciencia y la resignación y ese autoconsuelo de "no hay mal que cien años dure" el que acabe curándolo todo. Eso y unos cuantos billetes azules de visitas al osteópata.

A pesar de que todavía sigo con alguna pequeña molestia y no estoy enderezado del todo, voy a empezar a entrenar de nuevo mientras todo va volviendo a su lugar en mi cuerpo. De manera muy suave y progresiva voy a empezar a sacarle minutos al reloj de donde sea para ponerme en forma y sentirme mejor a todos los niveles. Automotivarme de alguna manera y hacer algo ya, aunque supongo que todavía le quedan un par de visitillas al fisio. Esto no puede seguir así.

lunes, 10 de noviembre de 2014

No hay mal que cien años dure

Era mediados de octubre cuando hice mi último entreno. Decidí dar tregua temporal a las molestias que me producía mi lesión en la espalda y dejarla reposar. Seguir el curso del protocolo de tratamiento de lesión, una mezcla de Seguridad Social y consulta privada pagada de mi bolsillo que combino hasta vaya usted a saber cuando. A pesar de todo, parece que evoluciona de forma positiva. Está siendo un proceso eterno en el tiempo con consecuencias nefastas para mi estado de forma.

La semana pasada al fin tuve los resultados de un TAC en el que se supone se podrá ver mejor mi lesión y dar un diagnóstico más preciso que ayude a determinar una solución, si puede ser definitiva. A la espera de tener la visita al reumatólogo de la SS el próximo diciembre, este mismo miércoles mi osteópata podrá verlo antes que él. Y tengo la esperanza de que vea algo que se pueda solucionar fácil.
---------------------------------------------------------
Decía que tras todas estas semanas sin hacer nada de deporte, intentando hacer la máxima bondad posible para no seguir ganando peso, he conseguido que las molestias que tenía fueran mucho más soportables que durante los meses pasados. La actitud postural no ha mejorado del todo, parezco un imitador barato de El Langui, con la espalda torcida a ratos, sobretodo si se me ve sin camiseta. El caso es que ya me he acostumbrado a vivir con esa molestia permanente que ha modificado actos tan cotidianos como el levantarse de una silla sin hacer poses raras para encontrar el punto de  no dolor.

Por todo esto, y porque tengo mucho mono de endorfinas, hoy he salido a trotar 35 minutos. Lo que antes era molestia ahora es tan solo un recordatorio de ella. Pero solo a ratos. Menos ratos que antes. Sigue estando, sin embargo al apagar el Garmin y meterme en la ducha he sentido tanto optimismo que he decidido escribir esta entrada. 

No hay mal que cien años dure, y, aunque lo que hoy escribo que es bueno mañana pueda haber empeorado, tengo la sensación que avanzo en positivo. Que siga.

jueves, 9 de octubre de 2014

Resumen de mi periplo con mi lesión de espalda

Como lo más habitual de este año son mis escasas apariciones blogueras, casi siempre que entro para escribir tengo cientos de cosas que contar que como son tantas al final acabo por no contar nada del todo. Pues bien, ahí va un resumen para hacer un reset a este último mes sin noticias mías.

Dejé la cosa con un dolor de espalda en la zona lumbar que me traía por el camino de la amargura. Una molestia en ocasiones, momentos y días, más dolorosa que en otras. En medio de las vacaciones, - finales de julio - solo pude visitar al fisio una vez lo justo para amainar el dolor y caminaba igual de torcido que El Langui, pero la ropa me lo disimulaba...

Paso por el médico para contarle el problema. El médico me envió a por una radiografía y tras todo el agosto, paso de nuevo por el médico que no ve nada. Envía la radiografía al radiólogo para ver si el sí que ve algo. De ahí al médico one more time. A mediados de septiembre me dieron un diagnóstico algo vago... "Pinzamiento L5-S1 con PROBABLE espondilolisis izquierda a nivel de L5 SIN EVIDENCIA de listesis". A todo esto, mi doctora en ningún momento en las tres visitas se levantó de su silla. Siempre delante del monitor de su ordenador mientras yo le contaba lo que me pasaba. El protocolo médico de la seguridad social es ese.

Tras el tercer paso por el médico, esta me envía a que me hagan un Tac, que está pendiente para el 27 de octubre (recordemos finales de julio, primera visita). Y de ahí tendré que ir al reumatólogo para el 4 de diciembre. Y encima la doctora me dijo que hasta entonces nada de deporte. Así: "Mejor que no hagas deporte hasta que sepamos lo que tienes porque te puede ir mal". Evidentemente, le he hecho caso a medias. 

Mientras tanto la solución está siendo un tratamiento en el osteópata, pagado de mi bolsillo porque la Seguridad Social ya se supone que ha hecho suficiente. El osteópata va ayudándome y enderezando esa columna, aliviando el dolor lo que puede, pero hasta que no tenga el resultado del Tac no puede entrar en profundidad con la lesión.

Todo este periplo me está ocasionando que apenas pueda entrenar. Ni mucho menos mejorar. Ni plantearme una regularidad ni ningún objetivo. Un día puedo estar bien, otro mal. Me fastidia porque antes de que la doctora me "prohibiera hacer deporte" había acumulado 2 semanas bien buenas de entreno, aunque suaves, pero que me hicieron volver a entrar en la rutina como meses atrás que bien lo necesitaba.

En cuanto a la moral la tengo bien. Hay más días que longanizas para entrenar y para llegar al nivel que un día tuve. Todo compensa porque en los demás aspectos de la vida estoy mucho mejor que el año pasado por estas fechas. Y aunque a menos intensidad, no hay semana en la que no me pueda escapar a hacer un par o tres de sesiones cortas de lo que sea.

Habrá más.

lunes, 8 de septiembre de 2014

El nuevo curso

El pasado día 1 de septiempre empecé nuevo curso. Finalicé un mes de vacaciones que hacia años que no tenía, perrería a saco, procastinación de todo y una recarga de energía mental que necesitaba hace mucho. La única nota negativa fue ese dolor de espalda que por suerte gracias al fisioterapeuta va desapareciendo pero del que quedan aun pequeñas molestias.

Esta primera semana de septiembre he podido salir a correr tres días y ir en bici otro más. Una despedida de soltero me dejó KO el domingo y una reunión me ha impedido recuperar hoy lunes. Pero mañana sigue la cosa. Ya iré contando.

martes, 19 de agosto de 2014

Sigo con problemas en la espalda

Hace unas tres semanas escribí sobre mi dolor no incapacitante en la espalda. Unos días después de aquello empezó a serlo. Tanto que me hizo retrasar la salida de vacaciones un día. Acudí a una fisio de Zaragoza que encontré por Internet y que no me hizo nada, salvo cobrar 25 euros. El dolor no se calmó apenas y caminaba torcido hacia un lado, tanto que daba como cosa mirarme la curvatura del tronco cuando me quedaba sin camiseta. La ropa lo disimulaba pero no mucho.

Programé una visita con mi fisio de toda la vida, el de Fisioglobal Gavà, pero antes fui a urgencias porque incluso yo mismo me había asustado de la torcedura que llevaba en mi tronco. La solución, como suele ser habitual en la sanidad pública en casos como el mio, no fue eliminar el problema y solucionar la causa del dolor. Por el contrario, siempre están dispuestos a que este dolor disminuya, pero no quitando la contractura, el pinzamiento, el aplastamiento o lo que se tenga. En lugar de eso te recetan antiinflamatorios y calmantes, de tal forma que el problema sigue estando ahí, pero ya no te duele. 

Al día siguiente, fui a mi médica de cabecera. Mi historial médico de adulto está vacío, nunca había asistido a esa doctora ni a ningún otro salvo dos o tres veces de urgencias. Ella me preguntaba cosas y yo le contestaba. Sin tan siquiera asegurarse de que lo que decía era verdad me envió a hacer unas radiografías. Ni siquiera me examinó, podría haber enviado a alguien en mi lugar con el recado de contarle mi problema y ella no se hubiera dado cuenta ya que la consulta fue simplemente un intercambio de palabras. Contar como anécdota que no había visto nunca unas tiras de kinseio como las que llevaba en mi espalda ni tampoco sabía qué deporte era triatlón.

Al día siguiente fui al fisio y sus manos hicieron bien su trabajo. Yo sé que lo que tengo es una cosa a nivel muscular y él me lo confirmó. Me alivió el dolor tanto que ya podía volver a hacer cosas y empezar mis vacaciones y me dijo que poco a poco volvería a enderezarme.

He de decir que a pesar del descanso psicológico que han sido las tres semanas de vacaciones la espalda no ha mejorado del todo y es lo que más me está condicionando el retorno a la actividad física. Aunque también estoy casi seguro que el reposo absoluto sería mucho peor que los minientrenos que voy haciendo.

Volví al médico de nuevo, mi doctora de cabecera estaba de vacaciones, así que fue otra la que examinó mis radiografías de la espalda sin ver nada extraño. Ahora las radiografías están en manos de un radiólgo a ver si él detecta cualquier problema. Por último, tengo que programar otra visita en septiembre con la de cabecera para que me diga lo que le ha dicho el radiólogo. Es el "Vuelva usted mañana" de siempre en la sanidad. Mientras el problema sigue ahí.

El 1 de septiembre, de vuelta a Gavà, podré volver a pasar por el fisio para ver si se soluciona el asunto de una vez y puede enderezar de nuevo el cuerpo y empezar a entrenar como me gustaría, sin estar condicionado a nada. Tengo muchas ganas de empezar la temporada. Este año sí.

sábado, 26 de julio de 2014

Fartlek en sábado

Último sábado antes de empezar las vacaciones y primer entreno de fartlek run que realizo en no sé cuanto. Me ha costado mucho acabar esos seis cambios de ritmo de 2:30 minutos rápido y 1:30 suaves. Cuando llevaba tres iba tan cansado que me he dicho que solo iba a hacer cuatro, pero cuando llevaba cuatro he dicho que si hago la quinta por una más ya hago la sexta y así acabo. Los pequeños trucos para siempre aguantar un poquito más.

Lejísimos, muy lejos, a años luz de los ritmos que podía alcanzar hace justo un año, en plena fase antes de mi tercer triatlón distancia Ironman. Y ahí ando, aguantando a duras penas el ritmo entre 4:15 y 4:30 durante menos de tres minutos, y eso con un 90% de pulsacions (o más). Ese era el ritmo de rodaje a ritmo habitual. Bueno. No me desespero, ni me baja la moral. Todo volverá a llegar. Estamos reiniciando y hay ilusiones renovadas. ¿Por fin? Veremos como sigue la cosa en vacaciones...






viernes, 25 de julio de 2014

Como crear segmentos en Strava en 4 pasos

Hay rutas que están sobresaturadas de segmentos en Strava. Otras no tanto. Resulta que ayer salí a correr a orillas del Canal Imperial de Zaragoza, en el tramo entre el Barrio de La Paz y las Esclusas de Valdegurriana. Al ir a analizar mi track me di cuenta de que no tenía ningún trofeo ni segmento ni nada. Yo creía que los segmentos solo los podían crear los usuarios Premium. Pero no. Así que me puse a explorar para averiguar como crear mis propios segmentos. Y de paso ser el primero en la clasificación de los tramos recién creados, jeje.

Como crear segmentos en Strava en 4 pasos

Hay que tener presente que solo se pueden crear segmentos en Strava si previamente hemos pasado sobre ellos, es decir, que los tenemos entre nuestras actividades.

Ahí va:

Paso 1: Entrar en la web de Strava (www.strava.com), y seleccionar en el menú "Training > My Activities". ¡Ojo que no se puede hacer desde la aplicación del móvil!


Paso 2: Una vez seleccionada la actividad de la que queremos crear segmentos en Strava, clicar el icono de la llave sobre el menú "Overview" de la izquierda y seleccionar "Create Segment"


Paso 3: Nos aparecerá entonces el mapa con el trazado completo de la actividad. En la barra que hay sobre el mapa tenemos que desplazar el punto verde a izquierda o derecha para señalar el lugar de inicio del segmento. Lo mismo con el rojo para indicar donde queremos colocar el final. Clicar "Next".


Paso 4: Una vez hemos indicado el inicio y el final del segmento sobre el mapa de la actividad. Solo nos queda escoger el nombre que queremos darle al segmento y ya está.



Tras estos cuatro pasos sobre como crear segmentos en Strava podemos verificar que lo hemos hecho correctamente en el menú superior: "Dashboard > My Segments > Created Segments". Puede tardar unos minutos en aparecer.

Pues ya sabéis. Si lo que queréis es ser los reyes del ranking, aunque solo sea por unos días, solo tenéis que crear segmentos en Strava de vuestras actividades y a competir con todo el mundo que pase sobre ellos.

jueves, 24 de julio de 2014

Dolor en la zona lumbar de la espalda

No es algo que me extrañe lo de tener dolor en la espalda. Me suele pasar una o dos veces al año. Un buen día me levanto a la mañana y tengo dolor en la zona lumbar de la espalda. O bien bajo de la bici y ahí aparece. O bien estoy charlando de pie en la calle y ahí llega. O sentado delante del ordenador... La verdad, no es algo que me preocupe porque me pasa muy poco pero tampoco sé muy bien las razones concretas. Seguramente sea cosa de mi postura, mis hábitos, mis movimientos y mi mecánica atrofiada. Un poquito como todos; las deformidades de serie con las que solemos venir a este mundo, unos más que otros, y que se van incrementando a medida que uno se va haciendo menos joven.

Por muchos estiramientos de espalda que haga, o videos de Youtube que repase para incorporar nuevos, siempre vuelve a aparecer. Quien sabe si con esas previsiones y cuidados no aparecería antes. La cuestión es que cuando ese dolor llega toca visita al fisio y la semana que viene tengo hora para que me deje recuperado. O eso espero. 

Se trata de un dolor a menudo incapacitante y que incluso me hace caminar mal. Los antiinflamatorios acaban por ser un chute que en el fondo no solucionan el problema.

Ayer tuve que abortar una salida de carrera pero hoy ya he podido recuperarla, sin marchar la molestia del todo. Ese palpitar de cuando te duele cierta zona. Ha aparecido en un mal momento, ahora que me vuelvo a animar al entreno, aunque es más bien el extra de tiempo libre lo que me ha vuelto a animar. 

Solo queda padecer unos días para la chapa y pintura y como nuevo. Y seguidamente a disfrutar de unas merecidas vacaciones, puede que las primeras "reales" de las que vaya a disfrutar desde hace un lustro.

miércoles, 23 de julio de 2014

Crónica Treparriscos 2014

Seguimos en racha con las actualizaciones. Y esta es la última de mi escasa presencia en eventos deportivos esta temporada. Fugaz y sin ni siquiera fotos. Así ha sido mi paso este año por la Treparriscos, la hermana pequeña de la Quebrantahuesos. Cuatro años seguidos llevo ya acercándome a Sabiñánigo el penúltimo fin de semana de junio y este ha sido el único que no he podido hacer la Quebrantahuesos. Es obvio. Con la falta de entrenamiento y la dureza del trazada, que ya he sufrido muy bien otros años, hubiera sido una osadía bastante imprudente intentar acabar. Y si lo hubiera hecho, creo que hubiera sido contraproducente a nivel psiquico y físico.

Con un par de meses de antelación ya hice el cambio a la Treparriscos, justo la mitad de distancia y con un puerto (y medio). Así que, como me conozco sabía que eso era mucho más asequible a mi estado de forma a pesar de todo. Cien kilómetros los acaba uno sí o sí. Y así fue. De paso me sirvió para conocer una ruta bastante bonita. Fui en bici por sitios que no había ido y descubrí nuevos caminos.

Qué decir de mi carrera. Sufrí mucho a pesar de tomármelo con muchísima calma. Sin referencia ninguna pues iba sin cronómetro ni cuentakilómetros pero contento. La subida a Cotefablo bien. Con recompensa de avituallamiento tras coronar. Otra cosa fue la subida al tunel de Fiscal. Pero una vez pasado, la bajada a Sabiñánigo es genial para ir a la máxima velocidad. Contento de estar rodeado y arropado de mi familia en un día que ya es un punto rojo en el calendario.

El año que viene espero repetir la Treparriscos de nuevo pero esta vez acompañado de una persona muy especial que jamás ha montado en bicicleta... Ya contaré por aquí.

Crónica: 10K de Zaragoza 2014

Seguimos recuperando a pasos de grillo entradas retrasadas. Ahora que voy a tener algo más de tiempo libre.

Ahí va la crónica de una de las carreras que me ha hecho más feliz. No por la distancia, sino por haberlo hecho al lado de Lydia. ¿Quien se lo iba a decir? Meses de entreno, buenos propósitos y una progresión que va desde la caminata a paso de caracol, pasando por la velocidad absurda hasta el sostenimiento de una carrera de ritmo constante y mantenido. He sido muy feliz compartiendo su objetivo y acompañándola siempre que he podido. En entrenos, bajones, dudas, consejos, sudor y esfuerzo. Se culmina una primera parte del camino que nos va a llevar juntos a cumplir mucho de sus otros objetivos futuros. Ya nos los estamos subastando en términos de "molaría", "ahora vamos a por", "lo próximo será"... Así que ya os iremos contando.

Crónica


Con los deberes hechos ya. Sin nervios de no ser capaces de conseguirlo. Las únicas dudas eran sobre el tiempo que íbamos a hacer, pero los entrenos de test que habíamos hecho ya nos hacían tener una idea del arco de tiempo que necesitábamos para llegar a meta. Y lo cumplimos: 1:10 horas que solo pueden mejorarse a partir de ahora.

Era impresionante la cantidad de mujeres corredoras que se dieron cita. Nosotros estábamos los 4 de siempre: David, Azucena, Lydia y un servidor que hemos entrenado juntos durante muchas semanas para el día de hoy. Y todos con el mismo sentir: "En poco más de una hora ya seremos felices de haberlo conseguido". Pero antes quedaba sufrir.


Empezamos juntos y al poco Azu y David se avanzan unos metros. Siempre a la vista, pero ahí estaban. Lydia y yo, al ritmo pactado y en progresión. Los primeros tres se pasan cómodos. El entreno se nota y que lo hemos hecho bien también. Vamos en barullo. Ni solos ni delante, en nuestro sitio. A Lydia se le hace duro del 3 al 4 y hasta el 5. Iba con mucha sed. Necesitaba beber y estábamos a poco del avituallamiento que finalmente llega y le da la vida. 


Seguimos a ritmo pasado el ecuador y cada vez queda menos. Hay momentos de flaqueza hasta el 8, pero a falta de 2 kilómetros subidón que entra y empezamos a avanzar a gente y eso motiva. Lydia sube el ritmo sin calcular sus fuerzas hasta los últimos 500 metros donde se le acaban. Pero hay que seguir. Hay que dar el "fua" y así, tras caminar unos metros, vamos a por todas que ya se oye el murmullo de la meta.

Una última curva traicionera que nos lleva a un bucle de 100 metros que nos aleja de meta y nos vuelve a acercar. La recta final se hace sola y hemos conseguido el objetivo. Todo clavado y bajo control casi siempre. En lo previsto. 

Ser feliz haciendo deporte en pareja hay que experimentarlo, porque lo que es explicarlo por escrito o a viva voz todavía tengo que aprender a hacerlo.

Y seguimos y seguimos con nuevas metas en la cabeza y grandes planes deportivos para los dos.

miércoles, 25 de junio de 2014

Crónica: Polar Gran Fondo La Mussara 2014


Como tengo varias crónicas pendientes y cosas que contar y el tiempo y la pereza para hacerlo es el que es, voy a empezar por la primera, varias semanas después, con la primera edición de la Polar Gran Fondo La Mussara del pasado 24 de mayo en Reus, a la que iba casi con lo puesto, sin entreno. Poco a poco las demás.

Pues como iba así sabía que ni mi cuerpo ni mente estaban preparados para aguantar ese trazado de 200 kilómetros. La alternativa era la marcha corta, de 100, asequible con mis pocas salidas. El recorrido espectacular, dientes de sierra, un no parar de pedalear, buenos paisajes, carreteras en buen estado y el atractivo principal de la salida al puerto de La Mussara, que ya conocía de aquel extinto Extreme Man 226 del año 2012.

Salía a disfrutar y a sufrir poco, pero uno siempre uno se anima y le da un punto de aceleración al final acabé sufriendo como el que más. A pesar de eso, un ritmo muy discreto, sin mirar el cuentakilómetros, parando en todos los avituallamientos y pedaleando tal y como me dejaban las piernas que era menos que lo que permitía mi capacidad aeróbica. A nivel muscular mucho que mejorar.

Organización muy buena, salvo por la porquería de macarrones que nos dieron al finalizar la prueba. Me gustó mucho el planteamiento del evento. Buen ambiente y buenas perspectivas para esta carrera a cargo de la empresa Win (Extreme Man, Triathlon Series). Tengo pendiente disfrutar el año que viene de la larga.

Volviendo a reir y con la compañía de la grupeta del 3oX, antiguos y futuros compañeros de fatigas en cuanto el ritmo empiece de nuevo a no parar.

jueves, 22 de mayo de 2014

Colgarse un dorsal tras ocho meses en la Polar Gran Fondo La Mussara

Ocho meses han pasado desde que me colgué por última vez un dorsal y todo este tiempo se puede resumir como los peores ocho meses de entreno desde que abrí este blog. No es novedad porque no hago más que hablar de ello en mis escasas últimas entradas por aquí, así que no voy a reiterarme en el tema de nuevo. A pesar de todo hay un atisbo de esperanza en lo que se refiere a la situación personal y laboral. Parece que hay algo más de luz y estabilidad al final de este largo túnel, con lo cual, si hay equilibrio en lo uno, puede haberlo en lo otro. Vivo estas semanas de transición al nuevo periodo vital con la incertidumbre de no tener nada atado pero con la esperanza de que todo mejore y recuperar todo lo bueno perdido y perder todo lo malo ganado.

Dejando de lado rollos personales, iba a decir que este sábado volveré a ponerme un dorsal. Será en la Polar Gran Fondo La Mussara en Reus, una cicloturista de estreno organizada por Win que me hará revivir momentos de mi segundo triatlón en distancia Ironman, el malogrado Extreme Man 226 de 2012. En un principio estaba inscrito para hacer el circuito largo de 189 Km, iluso de mi pensé que iba a entrenar. Pero no, a última hora he cambiado al circuito corto, de 97 km. Lo cierto es que voy algo cagadillo porque mis contadas salidas de bici apenas han superado en menos de cinco ocasiones los 60 km... Globerismo al poder y ritmo tortuga.

Participo en la prueba como prensa acreditada vía Eurotri, el medio en el que soy redactor, y estoy seguro que a nivel organizativo no va a decepcionarme. A nivel deportivo, todo sea tomárselo desde un punto de vista realista y salir a disfrutar y sufrir contento (paradoja) de volver a colocarme un dorsal y vivir de nuevo una prueba desde dentro.

lunes, 7 de abril de 2014

Correr por debajo de 5' el Km

La temporada pasada correr entre 4:30 y 4:45 era salir a trotar suave. La cosa empezaba a ponerse intensa solo cuando bajaba de 4:00 el kilómetro. Con el parón todo se fue al garete. Lo normal eran ritmos a partir de 5:30 y con pulsaciones a partir del 75%... Solo con pensar que en el maratón del Ironman (después de nadar y pedalear 180 Km) el ritmo medio es de 5:00 al 70% hacía indicar que mi estado de forma era mucho peor que nunca.

Como voy contando en el blog ahora todo empieza a engrasarse de nuevo. Tras varias semanas de aclimatación progresiva mis tiradas de carrera ya van superando en ocasiones los 10 Km, que era lo mínimo que antes corría. Y lo mejor, que voy recuperando esas sensaciones perdidas. Aun cuesta un poco rodar por debajo de 5:00 pero cada vez lo hago con menos esfuerzo. En poquito tiempo todo volverá a ser medio normal y habrá que empezar a trabajar de nuevo por mejorar.

domingo, 6 de abril de 2014

Agujetas de nadar

Hacía tiempo, mucho tiempo, tanto que ni lo recuerdo que no tenía agujetas de nadas. Pequeñas molestias musculares que no son fruto de haberme pasado los días haciendo metros y más metros sin parar. Todo lo contrario. Acumular simplemente lo mismo que hace unos meses era la rutina semanal ahora se ha traducido en agujetas que poco a poco ya van desapareciendo hasta que ya cueste mucho más volver a sentirlas de nuevo simplemente porque el cuerpo empieza a acostumbrarse.

Volver a sentirlas me hace sentir contento. Notar que estoy trabajando y que todo se empieza a engrasar y a funcionar. Bien.

lunes, 31 de marzo de 2014

Acumulando que no es poco

Poco a poco voy pillando el ritmo a los entrenos. La rutina semanal y prácticamente diaria va encontrando huecos donde antes no los había. Y también la fuerza de voluntad. Tanto cabeza como músculos van desentumeciéndose de su largo letargo y empezando a planear juntos sus primeros lances competitivos. A la vez los primeros gramos de lastre acumulado se van quedando en las cunetas, caminos y piletas pero a un ritmo infinítamente más lento de lo que se aferraron a mi cuerpo. Es lo que tiene el metabolismo cuando se trata de eliminar reservas de energía acumulada en forma de grasa. La genética humana parece que aun no se ha adaptado al rápido desarrollo en materia alimenticia de la sociedad occidental y todavía añora tiempos pretéritos en los que nuestro exceso de peso podría ser garantía de supervivencia en épocas de hambruna. Se resiste a perderlo igual de rápido de lo que lo ganó. Por si acaso...

Voy rozando las 8-10 horas de entreno semanal y tocando las tres disciplinas. Aún todo es un poco caótico y de momento me conformo con sentirme un poco mejor sesión tras sesión y cabando nuevos cimientos deportivos con una cuchara. Pero mejor, voy mejor.

jueves, 20 de marzo de 2014

Hoy he sido globero al atardecer


Hoy me he sentido como un globero - quizás siempre lo haya sido-, pero feliz. Ahora todo lo que entreno es nuevo desde hace mucho tiempo. Voy estrenando sensaciones y haciendo cosas por primera vez después de meses con la ilusión del novato. El título de este blog vuelve a tomar todo el sentido de sus inicios.

Esta semana ya he tocado las tres disciplinas. Poquito de cada una. Pero a nivel mental eso me ha ayudado mucho. Desperezando a la rutina sedentaria y saliendo del dique seco arrastrándome aun por el suelo y peleando por ponerme de pie. 

Este atardecer he salido en bici. Muy poquito, solo 1 hora. El sol se esconde aún demasiado temprano hasta la semana que viene que cambien la hora. De todas formas no había intención de hacer mucho más. Tomar contacto otra vez con las dos ruedas y notar cómo es eso de pedalear en mi vieja Colnago. He ido a la playa y después me he hecho una subida al vertedero del Garraf. Muy dura en mi actual estado de forma pero excelente para volver a sentir el sufrimiento y crear endorfinas de manera acelerada. 

Tras la ducha lo mejor. Esa sensación que solo el deporte da. Lo mio es como el que deja de fumar y vuelve a recaer en el vicio. No podía estar mucho más tiempo sin esto. El síndrome de abstinencia se estaba empezando a cebar en mi. No. Me estaba empezando a cebar a mí. Eso sería un reflejo más fiel de la realidad...

miércoles, 19 de marzo de 2014

Primer día de nado desde octubre

Mi suave reentrada a los entrenamientos me ha visto hoy en bañador por primera vez desde octubre. La curva de la barriga sobresale algo más por encima de él que en aquel entonces. Es uno de los puntos a tener en cuenta para volver a entrar en el neopreno... Reducir esa curva.

Han sido tan solo 1.200 metros. He perdido técnica. He perdido fondo. He perdido mucho. Pero lo importante ahora mismo más que el entreno en si, es ir asentando una rutina psicológica y habituando de nuevo el cuerpo al medio acuático, sentir las sensaciones de nuevo. Unas pocas sesiones más y todo irá volviendo a la normalidad.

Seguimos.

miércoles, 12 de marzo de 2014

Esta temporada competiré sin licencia

Como ya expliqué en el post anterior las circunstancias actuales de la vida me han llevado hacer un pequeño parón estratégico en mi faceta deportiva, bajada de la intensidad en todos los sentidos. Debido a eso los planes competitivos de esta temporada se planteaban escasos. No tengo ninguna gran carrera en mente ni ningún objetivo competitivo. Me huelo que me colgaré pocas veces el dorsal, aunque seguro que alguna cae. Tampoco soy tan masoca como para no querer volver a sentir esa sensación tan mágica de la línea de salida.

Por eso este año no he renovado mi licencia de triatlón, ni me he sacado la cicloturista ni nada. He pensado que quizás me compensé más pagar la licencia de día las veces que participe en algún evento. Me ha dado pena, porque he perdido mi número de dorsal de la Federación Catalana de Triatlón, pero como la economía tampoco está bollante, ese dinerito ahorrado, aunque sea poco bien viene. Los planes que tenía tampoco me iban a hacer amortizar lo que vale. Ese 2275 siempre lo tendré ahí marcado...

lunes, 10 de marzo de 2014

Por qué he estado tanto tiempo sin hacer deporte

Jamás desde que abrí este blog he pasado tanto tiempo ausente de él. Ni tanto sin hacer deporte. No me extenderé mucho en explicar los motivos. Hay un poco de todo.

Necesidad de trabajar más y cobrar menos. Menos para gastar en el deporte. Menos tiempo y menos dinero. Estar preparándome unas oposiciones a periodista. Tener proyectos varios intentando avanzar en la vida, todavía cabando a estas alturas los cimientos que la construyan. Mejoro los planos, para que cuando lleguen tiempos mejores pueda volver a atacar los objetivos por los que siempre voy a estar luchando.

Eso por un lado. Por el otro entra el factor mental, el efecto arrastre y la rutina de la inapetencia. Si contra más deporte se hace, más se quiere, cuanto menos, menos. Es así. Se entra en una dinámica de falta de actividad física cuyos efectos psicológicos negativos he intentado minimizar aprovechando el tiempo al máximo y no dejando prácticamente nada al asueto, salvo lo imprescindible para la mera supervivencia.

De ese manera he estado desde que acabé mi último Ironman, casi cinco meses en los que he acumulado tantas horas de entreno como en una semana de poca carga para una competición de medio pelo. Se pierde forma y se gana peso. Pero nada más. Puedo volverla a ganar y volverlo a perder. Y a pesar de todo esto cada día sigo pensando en lo mismo. En el deporte. Es imposible desengancharse, por muy lejos que uno esté de él.

Parece que va siendo hora de ir retomando las viejas costumbres. No debe ser muy difícil si lo contrario tampoco lo ha sido.

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Hot Sonakshi Sinha, Car Price in India