Ho van aconseguir perquè no sabien que era impossible
Mostrando entradas con la etiqueta fixed. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta fixed. Mostrar todas las entradas

viernes, 15 de junio de 2012

Proyecto Fixed V: El resultado, mi preciosa fixed

Mi bici de cabecera para la movilidad urbana. Ya la tengo. Ha sido un proceso bastante manual que me ha permitido poder personalizarla bastante. Aún así, hay algunos detalles, piezas e ideas que no he podido aplicar finalmente por la dificultad de encontrar piezas compatibles como ya dije en mi anterior post. Pese a todo el resultado me encanta y como sobre gustos no hay nada escritos pues ahí andaré yo pedaleando por la ciudad como un loco.

En cuanto al coste económico total tampoco creais que difiere mucho de lo que ya se puede encontar en tiendas para una bicicleta fixie ya montada. Comprar las piezas sueltas y además con unas determinadas características y colores incrementa bastante el precio. Otra cosa es que uno se monte una fixie con piezas de desguace y desechadas sin importarle la estética, lo cual debe salir bastante más barato, pero no ha sido mi caso.

En un próximo post publicaré cuánto me ha costado todo lo que me ha hecho falta para poder finalizar este proyecto.

La última foto, comparada con la que ilustra la entrada habla por si sola. Queda bien clarita la metamorfosis extrema que ha sufrido ese hierro marca "La Casa de las bicicletas" por este nuevo artilugio de transporte por tracción humana. Ahora tan solo es eso, una foto.
 

jueves, 14 de junio de 2012

Proyecto Fixed IV: Las piezas y el montaje

Vaya rompecabezas montar la fixie. Muchas dificultades para encontrar las piezas adecuadas. El hecho de tener un cuadro de varias décadas de antiguedad ha derivado en que el proceso de montaje final se haya alargado demasiado. El resultado en cambio es precioso. Habrá a quien no le guste, lo sé, pero a mi me fascina. Aquí van mis dificultades en esta tan importante parte de mi Proyecto Fixed.

Ruedas: Los ejes de los bujes eran demasiado anchos. Así que tuve que armarme de paciencia y con una lima ensanchar los huecos donde tenían que ir metidos.

Eje de pedalier y bielas: Afortunadamente el diámetro y la rosca del eje no fueron los escollos más importantes a salvar. El problema era la longitud del mismo y que este consiguiera encajar con las bielas. Encontrar una combinacióm eje+bielas que pudiera mantener la cadena alineada con el piñón fue la parte más dificil. Y claro, aquí las posibilidades de personalización se redujeron. En un principio quise pontar un 46 de plato. No fue posible y tan solo encontré un 52, demasiado duro, durísimo que era el único que encajaba lo suficiente como para tener en línea plato y piñon.

Piñón fijo: Integrado en el buje de la rueda trasera. Es de 16. No hay ningún problema en tenerlo montado pero el hecho de haberme visto obligado a montar un 52 de plato me hacen venir ganas de buscar alguno un poco más grande para ir más suelto. Por suerte el encaje de la rueda aún tiene un poco de recorrido de margen como para poder añadir un par de dientes más al piñón y poder mantener tensa la cadena. El problema sera encontrarlo.

Freno: Otro tetris. En principio lo monto para ir aprendiendo a ir en fixie más seguro, ya que no estoy acostumbrado. Encontré muy pocos modelos apropiados para las características del cuado. Al final, en una tienda me pudieron encontrar un puente idóneo y una maneta tipo retro a juego con la estética de la bici.

Tija y potencia: Tuve que aprovechar las antiguas. Por suerte no me deshice de ellas. Y es que por lo visto ya no se fabrican con ese diámetro y encontrar unas nuevas es como buscar una aguja en un pajar y pagar oro por conseguirlas. Como mínimo el diámetro del manillar sí que pudo encajar. 

En la siguiente entrada el resultado final.

martes, 15 de mayo de 2012

Proyecto Fixed III: El pintado

Después del desguace, en la que no hubo herramientas para extraer la horquilla, llega la tercera fase de la reconversión del pepinaco de bicicleta en una de piñón fijo que va a atraer todas las miradas de los usuarios de la via pública. Es la fase más sucia. Primero hay que quitar la pintura. Lo que he hecho ha sido aplicar una generosa capa de decapante con una brocha (cuidado que irrita la piel), esperar a que actuase durante unos minutos y rascar con una espátula. La pintura salía facilmente pero en los rincones no era tan fácil. Para esos recobecos he usado un taladro y un accesorio con puas de alambre como el de la foto. Acto seguido hay que limpiar con un trapo todos los restos de pintura y decapante y acabar de pulirlo todo con una lija de agua y volver a pasar un trapo.

Lo segundo que he hecho es pintar. Encontré en Bauhaus un spray de pintura negra que además de pintar también sirve como imprimación y es efectivo contra el óxido. Matamos dos pájaros de un tiro. Esta fase es delicada y requiere paciencia. Hay que tapar con cinta de carrocero las partes que no queremos pintar. Seguir los típicos consejos... no pasarse aplicando la pintura porque pueden quedar coterones y que no quede un buen acabado. Admito que algún churrete me ha quedado pero apenas es perceptible y el color negro ayuda a disimularlo. Hay que aplicar más de una capa para que quede uniforme pero hay que esperar a que se seque la anterior para que el resultado sea mejor. Yo lo he hecho a lo largo de dos dias, dejándo secar la pintura durante varias horas entre capa y capa, si no tienes prisa te aseguras un mejor resultado. 


La tercera y última parte es la de barnizar. Sirve para que la pintura se adhiera algo mejor al cuadro y también para que se creé una capa protectora que evite que se desconche con los pequeños golpes que le podamos dar al cuadro. El proceso es el mismo que el que seguimos cuando pintamos, pero el tiempo de secado es más rápido. El resultado lo podéis ver en la foto de arriba. 

Lo siguiente es ir haciéndose con las diferentes piezas que me hacen falta y pasar al montaje. Tratándose de una fixie éstas no son muchas: Eje de pedalier, bielas, manillar, potencia, cadena, llantas, un piñón fijo, cubiertas, arco y maneta de freno opcionales, cinta de manillar, pedales y tornillería varia. Pero eso será en próximos posts.

sábado, 10 de marzo de 2012

Proyecto fixed II: El desguace

No sé cuántos años debe tener esta bicicleta que me he agenciado para mi proyecto fixed, pero una cosa me queda muy clara. Los fabricantes de bicicletas tenian mucha, mucha mala leche ensamblando las piezas. Me las he visto negro para poder extraer la potencia utilizando una llave de Tirson. Con la horquilla he desistido, ya que no quiero mellar la rosca redonda que la ensambla y de todas maneras no me hace falta sacarla. Lo que más faena me ha dado son los pedales. En cualquier video de los que he mirado por Internet desmontar unas bielas, unos platos y un eje de pedalier es relativamente sencillo. En este caso nada más lejos de la realidad. No había llaves para ello. 

Mirad la foto, un agujero circular y un tornillo de cabeza cilíndrica. No lograba entender la mecánica y mucho menos comprender qué herramienta usaron para montar aquello... Al final tuve que echar mano de una radial y cortar por lo sano, ya que van a ser una de las piezas que ponga nuevas.

Para sacar el manillar también he tenido que tirar de radial. Al final, lo único que aprovecharé aparte del cuadro será la potencia. El siguiente paso es extraer la pintura antigua y ponerle una nueva. Para ello emplearé decapante, una lija de agua, un taladro con discos de alambre y de lija y un bote de pintura con imprimación incluida. Para siguientes posts, el proceso de pintado.

viernes, 17 de febrero de 2012

Proyecto fixed I: El pepinaco

Llega un punto en muchos aficionados al ciclismo que el hobby empieza a tomar ciertos matices y tonos frikis. Uno comienza a buscar el extra en ciertas filosofías sobre cómo entender las dos ruedas. El piñón fixo, la fixie o fixed, la flip-flop... Hace tiempo que me empecé a interesar por este tipo de bicicletas y que andaba buscando un diamante en bruto para iniciar una metamorfosis. Un compañero de club me ha regalado, via un vecino suyo, un pepinaco de los buenos. Una bicicleta de carretera de la marca "La Casa de las Bicicletas", sucia, oxidada, llena de polvo, atascada, con un pedal distinto a cada lado, con las ruedas podridas y robín en las llantas. Es una bicicleta de coleccionista cuya fabricación se pierde en los anales del siglo XX. 

Tradicionalmente la fixed ha sido una bici que el ciclista ha hecho a su medida buscando piezas de uno y otro sitio y tirando de segunda mano. Ahora se pueden encontrar en algunas tiendas a precios poco económicos, sin ese valor añadido que le da la personalización individualizada del DIY. Mi intención es tirar por la primera opción e ir posteando todo el proceso.

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Hot Sonakshi Sinha, Car Price in India