Ho van aconseguir perquè no sabien que era impossible
Mostrando entradas con la etiqueta equipación. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta equipación. Mostrar todas las entradas

sábado, 29 de octubre de 2016

30.000 Kilómetros, 7 años entrenando con mi Forerunner 310XT y estos son mis números

Aunque no lo parezca por la foto mi Garmin Forerruner ya tiene 7 años. Lo sé por el acumulómetro que lleva sumando desde que me lo compré en esta página, lo dice mi perfil en Garmin. La primera vez que lo utilicé fue en este entreno de carrera hacia la playa de Gavà.

Desde entonces me ha acompañado en la mayoría de las sesiones y sigue funcionando, salvo daños en el chasis y pérdida de impermeabilidad, muy bien Bueno, la correa también se ha cascado... Fue una muy buena inversión que ha envejecido genial y se puede decir que tiene próxima una jubilación tras tantísimas horas de servicio en cuanto la prioridad de gasto se centre en comprarme uno nuevo. No creo que cambie de marca.


El otro día, haciendo números totales de estos últimos 7 años entrenando y moviéndome con él lo que descubrí me hizo sentir bastante bien deportivamente hablando. Mirar el horizonte que uno va dejando atrás también te permite ver con perspectiva lo que se ha hecho, lo que se ha recorrido y lo que queda por delante. Así que aquí va un resumen y reflexión de todos estos números.

TOTALES DE LOS ÚLTIMOS 7 AÑOS.

1.483 actividades: Son 4 sesiones semanales.

30.123 Km: Son 82 Km semanales en bici, corriendo, nadando...

2.084 horas: Eso da un total de 48 minutos al día de ejercicio.

Y entre las disciplinas triatléticas, estos son los números

Natación 517.800 m Running 6.958 km Ciclismo 20.902 km BTT 1.277 km

Todo este análisis numérico me hizo reflexionar y relativizar mucho mi situación actual en la que el tiempo disponible para entrenar es mucho menor. A pesar de que los últimos 3 años no han sido como los primeros 4 el trabajo hecho está ahí y lo tengo muy presente. Quizás está sea una buena temporada para seguir sumando kilómetros y horas a ese contador y que siga siendo igual de divertido de lo que lo he vivido hasta ahora.

lunes, 8 de agosto de 2016

Por fin jubilé mis Asics tras 1500 kilómetros recorridos.

(...Pasaré por alto todos estos meses sin actualizar el blog. Empiezo a escribir de nuevo como si ayer hubiera sido el último día...)



Mi Strava ya hace varias semanas (meses) que me va enviando avisos sobre que mis zapatillas Asics ya llevaban más kilómetros de la cuenta y que hacía falta cambiarlas. He de reconocer que a pesar de las recomendaciones de fabricantes, (a los que les interesa vender) siempre las estiro más de la cuenta. Me gusta aguantarlas mucho y por suerte hasta el momento nunca me ha supuesto ningún problema el hacerlo. El caso es que la semana pasada las acabé por destrozar porque me las llevé a uno de esos sitios tipo Humor Amarillo de revolcarse por arena, agua y barro y allí se quedaron.

Así que ahora mismo no tengo ningún par de zapatillas titulares y he de tirar de las que hay en los armarios. Todavía guardo un par de cuando me dio por el correr minimal. Son unas New Balance Minimus, 25 gramos cada zapatilla. Es como correr con un calcetín y la verdad sea dicha, se corre muy cómodo con ellas pero tienen el inconveniente de que, al no estar acostumbrados a correr "descalzos", los gemelos se cargan más de la cuenta y es muy recomendado no ponerse a entrenar con ellas como si se tratara de zapatillas normales, hay que seguir un proceso de aclimatación que yo no he seguido.

Me he lanzado a primera hora de la mañana al monte, sintiendo las piedras masajearme la planta de los pies, apoyando la punta antes que el talón al estilo tarahumara. Han sido 10 kilometros de trail suave, no era recomendable hacer más sin estar acostumbrado a este calzado así que ya no me queda más remedio que hacerme con otro par de zapatillas nuevas.

sábado, 17 de agosto de 2013

Estrenando zapatillas de ciclismo: Northwave Tribute Triathlon

Quizás la parte que más he descuidado de mi equipación sea el calzado para la bici. Tanto es así que tan solo he tenido unas zapatillas en todo el tiempo que llevo practicando triatlón. Hasta ahora he tirado siempre con mis primeras calas, unas de la marca b'twin del Decathlon. Feas, pesadas, lentas de colocar y de poca calidad. No obstante ahí han estado durante decenas de miles de km dándole a los pedales. Y han cumplido su función. Hasta que ha llegado el deseado momento de jubilarlas.

En su momento me las compré con la intención de salir del paso, con la ilusión del debutante y la esperanza de cambiarlas rápido. Pero van pasando los meses y es de aquellas cosas que no sabes por qué pero sigues conservando. Se le acaba dando prioridad a otros productos en la equipación y nunca las renuevas. Y dicho sea de paso, sobre calzado ciclista para el triatlón no se ha escrito tanto como del usado para correr, trajes de neopreno, bicicletas, grupos, productos de nutrición deportiva, compresivos, acoples, ruedas, cubiertas... Como si fuera un elemento olvidado pero a la vez muy importante para nuestra comodidad aunque se renueve muy poco. La verdad es esa, porque a parte de las piezas de plástico para encajar a los pedales poco más se suele estropear.

Gracias a unos ahorrillos que he conseguido juntar me he hecho con unas nuevas Northwave Tribute Triathlon, unas zapatillas convencionales para el ciclismo de carretera que como su nombre indica, son específicas para el triatlón, es decir, para las transiciones. Y ahí radica la principal importancia de este tipo de zapatillas. 

Si hasta el momento mis transiciones al subir y bajar de la bici no vienen siendo míticas, supongo que con estas zapatillas tampoco van a ser espectaculares, pero seguro que algo mejorarán. Estas zapatillas tienen la presilla de cierre con velcro que se abre hacia afuera, así no roza con las bielas ni los platos si está desabrochada. Es ideal para meter y sacar el pie rápido y con comodidad mientras estan colocadas en el pedal. Con mis antiguas B'twin eso era una maniobra muy arriesgada. Tiene agujeros para evacuar el calor y ventilar el pie, así, cuando no se llevan calcetines, al salir del agua el pie se seca rápido y además en verano no se pasa calor.

Aún no las he podido probar muchos kilómetros ni he transicionado con ellas, así que apenas tengo perspectiva para opinar. Pero ya puedo decir que, comparándolas con las antiguas B'twin son mucho más cómodas, se colocan más rápido y mejor y la sujeción del pie, y sobretodo del talón es más firme. Son menos pesadas y con una suela de carbono que da la sensación de transmitir más fuerza al pedaleo. Preveo que me ayudarán a ganar algún que otro segundo en competición, eso casi seguro.
En cuanto al precio suelen estar entre los 140 y 160 euros, pero yo las conseguí en Wiggle por 107 euros. Aquí una breve reseña en inglés.


lunes, 27 de mayo de 2013

Problemas, soluciones y usos de la cinta del Pulsometro

Conozco pocas cintas de pulsómetro que no les den problemas a quien las usa. La razón no es la calidad, ya que muchas de ellas son de buenas marcas. El problema más común es que el pulsómetro se vuelva loco, es decir, que marque un ritmo de pulsaciones desorbitadas estándo en reposo o en las primeras fases del calentamiento o en cualquier situación en la que lo que marca no corresponde con la realidad. A mi también me pasó eso con mi primera cinta del pulsómetro para Garmin 310XT

Creí que podía ser un problema de la pila. Así que las cambié por otras. Al ver que el problema persistía pensé que al cambiarle la pila y al perder la estanqueidad del dispositivo, le había entrado agua que lo hacía funcionar mal. Así que me deshice de la cinta. Dejé de usarla durante un tiempo y me compré una nueva.

Con mi nueva cinta de pulsómetro no he tenido de momento ningún problema. Humedezco los detectores antes de empezar a usarla y me capta bien las pulsaciones siempre, sin cifras desorbitadas. Creo que la clave está en lavar bien la cinta del pulsómetro una vez se acaba de usar. Creo que las sales que el mismo sudor genera y se solidifican provocan que el dispositivo empiece a funcionar mal, así que una posible solución que hasta ahora estoy aplicando con éxito es esa, lavar con agua después de su uso, una previsión que antes olvidaba de aplicar en ocasiones y que de momento parece que da resultado.

Comprar una cinta de pulsómetro Garmin no es una cosa barata. Pienso que merece la pena perder unos segundos en el grifo lavándola después de cada sesión. Podemos aprovechar la ducha post-entreno si se prefiere.

sábado, 26 de enero de 2013

Cuanto vale arreglar la pantalla rota de un Forerunner 310xt

Hace unas semanas que mi Garmin Forerunner sale  así de favorecido en las fotos, con la pantalla quebrada. Fue de la manera más tonta y simple. Sentado en una silla, revisando los datos, me resbaló de las manos, cayó al suelo, lo recogí y maldije. 

El cristal que cubre la pantalla sobresale apenas unas milésimas de milímetro de lo que es la carcasa. Un golpe estratégico en seco en ese punto y crash. La verdad es que es un poco decepcionante que un producto con ese precio y destinado normalmente a deportistas que en muchos casos le dan un uso deportivo intenso sea tan frágil y sensible como para poder romperse de esa manera.

Este Garmín sobrevivió a las profundidades del lago donde debuté en Ironman, en Zurich. Una patada de alguien en el primer sector me lo arrancó de la muñeca y lo vi precipitarse al fondo lentamente. No estaba dispuesto a perderlo, así que buceé para recuperarlo. Imaginad lo que pensarían los que nadaban por encima. Lo recuperé cuando aún no había tocado el suelo. Al salir a la superficie lo hice en contradirección, con cientos de nadadores moviendo sus bocas como los besugos cuando están fuera del agua y chapotenado sus brazos hacia mí. Esa es una imagen que siempre tendré en la SD de mi cerebro. De momento no le tengo reservadas más aventuras de ese tipo, porque ahora le entra agua. La semana pasada llovió mientras iba en bici y lo pude comprobar.

La Casa

A lo que íbamos. ¿Cuanto vale arreglar el desperfecto? Después de recorrer algunas relojerías e incluso algún conocido de esos que hacen favores cambiando pantallas de Iphone, la mejor respuesta que he obtenido ha sido: "Te lo puedo hacer, pero no te garantizo que no te entre agua. Eso mejor que te lo hagan en La Casa". 

Para estas cosas siempre hay que ir a "La Casa".  Ese es un sitio donde solo por ser "La Casa" te cobran lo que les da la gana y no lo qué es justo cuando se trata de reparar algo.  A veces incluso uno tiene que escuchar aquella frase tan patética inventada por el consumismo de la obsolescencia programada, "esto te sale más a cuenta comprarte uno nuevo que arreglarlo". No fue este el caso.

El precio

Pues bien, arreglar la pantalla del Garmin Forerunner 310xt cuesta 169,4 euros. Yo le he incluído el IVA y los portes porque en Garmin cuando te hacen presupuesto no lo ponen. Ahí es na.

lunes, 26 de noviembre de 2012

Calcetín impermeable Sealskinz


Voy a hablar de una de las prendas que más éxito están teniendo en el reciente proyecto emprendido desde Moda y Pedal. Se trata de los calcetines impermeables Sealskinz. Un material cuyas bondades he podido comprobar en mis propios pies y que me han dado un rendimiento excelente. En concreto este modelo es el más adecuado para el ciclismo y el running, de gran utilidad para todos aquellos a los que no nos amedrentan unas gotas de agua o cruzar charcos si se trata de salir a correr o a pedalear. Tiene un tejido con un alto porcentaje en lana merino, lo que sirve para mantener calientes los pies y a la vez que permita una correcta transpiración.

Pero lo mejor de todo es su impermeabilidad. Está garantizada. No entra nada de agua incluso aunque metas el pie de lleno en agua. Yo mismo he probado poniendo el calcetin bajo el grifo y no cala nada. Esto es ideal, sobretodo ahora que estamos en época de sacar la BTT a los campos y seguro que más de una vez hemos echado en falta llevar los pies completamente secos y calentitos. Nunca se echa de menos conservar manos y pies calientes hasta que se dejan de tener...

Os dejo aquí el enlace para que le podáis echar un vistazo y un video como muestra.

miércoles, 8 de agosto de 2012

Correr minimal

Después de leerme el libro que comenté de Nacidos para correr empecé a sentir curiosidad sobre como debe ser eso de correr descalzo. Supongo que a muchos de los que lo han leído les habrá ocurrido algo parecido. Movido por esa curiosidad empecé a investigar un poco sobre el tema y el tipo de material que más se adapta a esas particularidades. 

Descubrí muchos blogs y gente loca por lo que llaman el correr minimalista y me hice con unas zapatillas de suela plana, en las que no existe diferencia de altura entre la parte delantera del pie y la del talón. Me decidí finalmente por unas Zapatillas New Balance Minimus Zero Trail, unas zapatillas ultraligeras con suela vibram. Lo primero que me sorprendió fue el precio, barato comparado con las zapatillas convencionales. Me costaron 76 euros. La cosa del precio es bastante lógica. Llevar esas zapatillas es como llevar un calcetín, se utiliza muy poco material, pesan 125 gramos... Incluso se puede ver el pie a través de la tela. 

En cuanto a sensaciones, espectaculares, extrañas, únicas. Es una manera de correr tan natural, con los pies en contacto con el suelo, sintiendo el terreno al máximo, las grava de los caminos. Es una sensación de libertad muy grande. El cuerpo instintivamente adopta una nueva postura y se empieza a correr con la punta de los pies.

Pero la lógica, al menos la mia corroborada con la de mi fisio, no aconsejan ponerse a correr únicamente con estas zapatillas. Tras miles de años de evolución el cuerpo humano se ha perfeccionado en el arte de correr descalzo pero desgraciadamente en nuestra corta vida no hemos hecho otra cosa que atrofiar, o acostumbrar, a nuestra musculatura a desplazarmos con calzado, y no precisamente un calzado que tenga en cuenta nuestra forma de movernos más "natural" y lógica. Abusar de ellas al principio puede ser contraproducente.

Las sensaciones, como ya he comentado son muy placenteras y naturales, me dan ganas de seguir corriendo sin parar durante mucho tiempo y alargar mis entrenamientos, pero también se pierde una punta de velocidad en favor de correr mucho más cómodo y descansado. De momento estoy en una lenta pero motivante adaptación. No más de 90-120 minutos semanales repartidos en salidas suaves y algún cambio de ritmo. Al principio los psoleos, los gemelos y el tendón de aquiles se cargaban un poco pero poco a poco esas molestias van desapareciendo. El proceso va a ser largo, con el objetivo de poder hacer alguna media maratón en unos meses y a partir de ahí ir sumando kilómetros.

Lo ideal creo que es intercalar dos o tres sesiones de entrenamiento con las zapatillas que usamos normalmente con una más corta con el calzado minimal. La consecuencia es que cuando corro con mis zapatillas habitales lo hago mucho más cómodo. Así que si os animáis con unas 0 drop ya sabéis.


viernes, 9 de diciembre de 2011

Se jubilan por la puerta grande

Ahí las tenéis, mis DS-Trainer, con la suela desgastada y el tejido interno desgarrado. Más de año y medio hacía que corría con las mismas zapatillas. Pobres. Ya sé que recomiendan jubilarlas antes, más cuando han tenido que aguantar casi 3000 kilómetros de carreras por asfalto y caminos de tierra, soportando frio, agua, barro y polvo, un maratón, un Ironman, bastantes medias, muchos triatlones de corta y media distancia, duatlones y horas de entrenamiento. Por suerte no ha sido contraproducente para mis piernas y no ha habido lesiones, se han comportado muy bien y han sido las artífices de algunas mmp y otras tantas alegrías. Les ha llegado el turno de jubilarse y lo van ha hacer como se merecen, corriendo su último maratón de aquí a pocos días y saliendo por la puerta grande en la distancia reina. Serán los últimos 42,195 km que las calce y otras Asics serán las que tomen la alternativa. Esta marca es por el momento la que mejor adaptado a mis exigencias pese a que sé que me quedan muchas otras por probar. Las que llevaré durante los próximos millares de km son del modelo GT2160 en color negro. Una zapatilla no demasiado voladora ni excesivamente ligera pero que espero que se adapte a las exigencias a las que se les someten en las distancias más largas. Espero que esta vez la economia acompañe un poco más y no me vea forzado a tener que darles una vida tan larga como a las últimas.

miércoles, 19 de octubre de 2011

Mis Zoogs Predator

Creo que no existe una marca y modelo de gafas de natación que más adictos tenga que las Zoogs Predator. Por lo que veo en mi entorno de entreno, competiciones y leo por los blogs, existe mucha, muchísima gente que se declina por estas gafas. Antes de descubrirlas yo había probado con las Speedo y las Arena pero una vez me puse las Predator nada que ver. En las otras me acababa entrando agua o molestándome en alguna parte, más aún cuando se nadan distancias largas o en aguas abiertas. Recuerdo aún el suplicio que supuso para mi tabique nasal nadar con unas Arena durante los 3000 metros del XXV Triatlón de Guadalajara y siempre que subía a la bici iba con algún ojo colorado de el agua que me entraba. Fue probar las Predator y adiós a esas complicaciones. Valen la pena. Los precios suelen estar rondando los 20 euros, dependiendo del tipo de lente que se quiera. Yo tengo un par, unas polarizadas para las competiciones o exteriores y otras para entrenar en interior, con unas lentes de esas que dan la sensación de tener más luz que la que hay en realidad.

Quizás el punto que peor llevan es su fragilidad. Suelen ser muy sensibles y proclives a partirse en dos por la zona del puente de unión que pasa por encima de la nariz, incluso a veces cuando apenas se han utilizado. A mi mismo me dejaron tirado por ese motivo hace un tiempo, justo antes de empezar una competición en Calafell, así que si competís con Predator nunca os olvidéis de llevar unas gafas de repuesto por si acaso.

domingo, 16 de enero de 2011

Opinión sobre el Garmin Forerunner 310XT

500 horas de uso después de estrenar el Garmin Forerunner 310XT me gustaría hacer un pequeño resumen de lo que ha supuesto esta herramienta para mis entrenos y competiciones, sus puntos fuertes, débiles y sus pequeños fallos, trucos y dar mi opinión.

Empezaré por lo positivo. Me decidí por este gadget porque tiene una batería muy duradera, unas 20 horas si está funcionando. Además es sumergible y resiste bajo el agua. No me gustó el hecho de que fuera demasiado grande comparado con otros modelos multideportes de Garmin pero es algo a lo que me acostumbré rápido y además una pantalla así también permite ver los datos claramente.

Para mi se ha convertido en una herramienta indispensable en mi actividad física. No es que siempre que lo lleve puesto vaya obsesionado en mirarlo, a veces ni me acuerdo. Lo que más valoro es poder conservar y guardar datos. Poder comparar entrenos entre distintos intervalos de tiempo, controlar ritmos, analizar parciales, llevar un control mucho más exhaustivo del volumen, los quilómetros, las intensidades. Y gracias a todo esto poder planificar objetivos, comparar nuestro rendimiento con entrenamientos similares y todos los etc. que los números, datos y estadísticas permitan.

Al ser sumergible, pensé que iría bien para nadar en aguas abiertas. Falso. Poder se puede, pero el GPS capta la señal a ráfagas, no debajo del agua, más bien mide el movimiento circular del brazo que el de desplazamiento del cuerpo. Una solución es llevarlo debajo del gorro de natación, pero no es demasiado cómodo ni funcional cuando si se hace una transición de triatlón del nado al ciclismo. 

El contador de pulsaciones también resiste bien al agua, aunque prefiero no tentar mucho a la suerte, ya que de hecho es bastante inútil, tampoco capta la señal ni mide bien. Otro fallo que ha tenido mi cinta pulsómetro es que a veces se vuelve loca y da un nivel de pulsaciones desorbitados y sin sentido. Aún no sé bien a que se debe, pero la verdad es que a veces da rabia ver que el Garmin te marca el 125% de intensidad mientras estás calentando.

Otro factor negativo es que a veces tarda demasiado en captar la señal de GPS. Bajo techo casi nunca, y a cielo descubierto es preferible esperar con él un rato encendido antes de darle al boton de Start.

El tema de la precisión creo que es una cosa bastante común en todos estos tipos de aparatos. No suele medir perfecto jamás. En una pista de atletismo, corriendo por la cuerda suele dar unos 3-5 metros añadidos por vuelta. Además, le sientan fatal los cambios de sentido y las curvas pronunciadas. Cuando resulta más preciso es en las lineas rectas.

Una de las cosas que peor llevo es el limbo en el que se pierden algunas actividades. Imaginaos que queréis pasar la carrera de vuestra vida, grabada en vuestro Garmin al ordenador. Pues puede ocurrir que alguna vez haya desaparecido y no se logre cargar, que se marche al limbo dónde están esos sms que alguna vez hemos enviado y nunca llegaron. Por suerte esto es poco común, pero cuando pasa fastidia bastante. Se pueden introducir los datos manualmente, pero pierdes muchos matices como el recorrido, ritmos, pulsaciones... Para evitar esto, yo recomiendo intentar actualizar el firmware del aparato cada vez que sea posible.

Pese a todo, y sabiendo todo esto, lo voy a seguir usando y sacándole todo el jugo posible. Ignoro si habrá algun gadget que me aporte lo mismo que esté, pues no puedo opinar sobre otras marcas y otros modelos, pero, una vez se le pilla el truco al Forerunner 310xt y se conocen e intentan minimizar sus pequeñas deficiencias, se convierte en una herramienta casi imprescindible.

domingo, 21 de marzo de 2010

De estrenos

Este mes de marzo he estrenado nueva equipación y accesorios. El suma y sigue constante que se añade a esa parte del presupuesto mensual que este amado deporte nuestro nos hace gastar... ¿Qué será lo próximo?

Zapatillas Spira Stinger: 120 eur.
Es un tipo de zapatilla que tiene unos muelles que sirven para amortiguar los impactos contra el suelo, además retornan parte de la fuerza que se hace al correr. Muy ligeras (212 gramos). Al principio parecía que me iban a provocar roce, pero era cosa de mala colocación. La verdad es que son muy cómodas. aunque aún no he jubilado del todo a mis Asics Aún no las he estrenado en competición, veremos a ver cómo se comportan en la Cursa dels Bombers del 18 de abril, a la que tengo pensado apuntarme. Mas info en su web.

Cinturón de maratón Kalenji: 12 eur.Un cinturón para llevar bidones e hidratarte durante la carrera. Lo estrené en el maratón de Barcelona y la verdad es que no me resultó nada incomodo correr con él. Ideal para regularme yo mismo lo que bebía y cuando lo bebía. Aquí más sobre este cinturón.

Acople Profile Design T2+: 95 eur.
Un acople para la corta distancia. Nunca antes había ido acoplado en la bicicleta y la verdad es que la diferencia se nota bastante. La puesta de largo será en el B de Banyoles. Es de aluminio y pesa 460 gramos. El montaje es sencillo. Lo adquirí desde esta web.

lunes, 11 de enero de 2010

Medias Compressport

El pasado fin de semana estrené unas medias de compresión de la marca Compressport. En la media maratón de Sitges vi a bastantes corredores con ellas y además he empezado a ver esta marca esponsorizando eventos y vendiéndose en varias tiendas, no sé si será porque ahora que las tengo me fijo más o porque están ganando presencia en el mercado.

El caso es que me decidí por ellas porque puedes utilizarlas con tus propios calcetines, ya que solo te envuelven lo que es la parte del gemelo. Me parece mucho más higiénico, ya que como sabéis las fibras que normalmente componen estos tejidos suelen dañarse y perder propiedades con el lavado en máquina, es preferible hacerlo a mano, así que si lo llevas todo fuera del calzado como mínimo se evita el sudor de los pies. Sirven para todo tipo de deportes, desde el running, el ciclismo, la natación, el senderismo... por lo que son bastante polivalentes.

Mis sensaciones después de probarlas han sido buenas. Durante el esfuerzo la fatiga tarda más en aparecer, no significa que esto te quite los dolores y las agujetas pero sí que se nota una mejoría. Facilita el riego sanguineo hacia los gemelos y amortigua un poco las oscilaciones en el músculo, propia de los deportes de impacto.

Pero donde más lo he notado ha sido después del esfuerzo, la sensación es relajante y la recuperación es más rápida. Las agujetas no son tan intensas. También se pueden llevar puestas en el trabajo o en el día a día. Yo recomiendo su uso, aunque la verdad es que no he probado otro tipo de calcetines compresores así que no he podido comparar.

El precio de las Compressport es de 35 euros con gastos de envio incluídos desde el store de su web y en menos de una semana las tienes en casa. También las puedes encontrar en algunas tiendas. Cerca de Barcelona, en Viladecans, las he visto en Ciclos Valbuena.

Es importante saber que talla se va a ajustar mejor a tu tipo de gemelos. Has de medir la altura de la tibia y el diámetro máximo de tus gemelos. Si te encuentras en el límite de las medidas recomiendan utilizar una talla más.

martes, 27 de octubre de 2009

Mi nuevo juguete: Garmin Forerunner 310xt


Hace tiempo que quería tener un bicho de estos. El Garmin Forerunner 310xt es una herramienta de entrenos bastante potente. Ayer mismo lo estrené y aún no he podido disfrutar de todo su potencial pero navegando un poco por sus funciones y por la web de Garmin Connect me he dado cuenta de que se le puede sacar un provecho impresionante. Ya estoy ansioso por seguir acumulando entrenos y ver qué tal funciona.

El precio del Forerunner 310xt está por 400 euros, pero por eBay se puede encontrar algo más asequible.

lunes, 28 de septiembre de 2009

Ya tengo bicicleta de carretera: Colnago Arte 105

Os presento mi primera bici de carretera. Una Colnago Arte 105. Después de una larga y agotadora caza y captura de una bicicleta de segunda mano, al final topé con un outlet dónde encontré ésta que, además de ser nueva, entraba dentro de mi presupuesto de 1000 euros. Costaba el doble así que con ese precio dije "a por ella". Tiene la horquilla y la parte trasera de carbono. El resto de aluminio y todo el grupo es Shimano 105. Las llantas también son Shimano y las cubiertas Maxxis. Todo lo demás, Colnago. Soy un profano en este tipo de bicis así que ahora empezaré a experimentar cientos de sensaciones nuevas, además preguntando por ahí a los que saben un poco más me han dicho que para empezar he hecho muy buena compra. Ya tengo ganas de empezar a rodar el primero de mis miles de kilómetros sobre ella. Ahora ya estoy equipado del todo.

miércoles, 16 de septiembre de 2009

Para nadar mejor

Esta es mi nueva adquisición, un traje de neopreno Orca Apex 2. Es de segunda mano, algo más ajustado de presupuesto para empezar a nadar por aguas abiertas cual delfín deslizándose entre las olas. Ahora solo me queda la bicicleta...

sábado, 12 de septiembre de 2009

El chip amarillo

Si te gusta competir en multitud de eventos estatales o internacionales, sobretodo relacionados con el running o el triatlón lo mejor es que te compres un chip amarillo. Es un sistema de cronometraje automático que permite obtener unos resultados más ajustados y poder verlos inmediatamente en internet. Una vez lo tengas, ya tendrás un código asignado y no tienes que preocuparte más por él. Si no dispones del chip siempre es un engorro tener que dejar una fianza para retirar el que la organización del evento suele dejarte... y luego devolverlo, cansado, justo en la linea de meta...

El precio del chip amarillo es de unos 18 euros y lo puedes comprar en muchos sitios o en internet. Pinchando aquí puedes ver algunos puntos de venta en Barcelona.

viernes, 17 de abril de 2009

Un niño con zapatillas nuevas

He pasado por el Decarthon y se ve que para estos días se han inventado una cosa que se llama "Operación Running". Había unas Asics Gel Lynx como la de la foto rebajadas de 95 a 60 euros. Supongo que mis rodillas agradecerán la nueva amortiguación que llevaré en los pies.

miércoles, 4 de marzo de 2009

Plantillas para evitar la pronación

Doce días después de la visita al podólogo ya tengo mis plantillas para el control de la pronación, que es lo que provoca mi rodilla del corredor o síndrome de la cintilla iliotibial.

Las puedo usar con cualquier tipo de zapatilla. Ahora me han dicho que tengo que estar unos días habituándome a ellas. Intentaré llevarlas puestas siempre que pueda durante los próximos días. De aquí a cuatro o cinco ya podré empezar a correr un poco con ellas a ritmos suaves y con distacias cortas. Esto quiere decir que el entrenamiento de mañana, con test de Cooper incluído, tendrá que esperar un poco. Lo cambiaré por una sesión de musculación de piernas en el gimnasio con algo de elíptica o bicicleta estática.

Las plantillas han costado 150 euros. Suma y sigue con la afición. Dentro de poco dedicaré un post a "¿Es caro practicar el triatlón?" Cuando haga la suma de todo lo que me he tenido que comprar desde que empecé, seguro que me sorprendo a mi mismo
.

Tengo un chip amarillo

Cuando era cadete y hacía atletismo estas cosas apenas se utilizaban... Pero se ve que ahora se lleva en las competiciones el chip amarillo, un sistema que permite cronometrar tu tiempo automáticamente y que se puede usar en cientos de carreras de todo el mundo. No todas las competiciones usan este sistema de medición de tiempo, pero está claro que cada vez son más las que lo hacen y por lo que sé, en el triatlón és lo más habitual.

A mi me ha costado 18 euros. Lleva un código que se registra junto con tu nombre, tu fecha de nacimiento y el club al que perteneces en el momento de adquirilo. El código se junta con la licencia de federado, te lo pones encima y a competir.

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Hot Sonakshi Sinha, Car Price in India