Ho van aconseguir perquè no sabien que era impossible
Mostrando entradas con la etiqueta duatlón de carretera. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta duatlón de carretera. Mostrar todas las entradas

lunes, 30 de enero de 2017

Crónica y fotos Duatló de Granollers 2017

Para no hacer como con la Media de Sitges, un día después de correr el Duatló de Granollers 2017 aquí van la crónica y las fotos.

Duatló de Granollers 2017. La crónica y las fotos

Tiempo real: 1:09:34 // Posición en la general  274 /346 // Posición GE: 36/39 // Posición Categoría: 140/162 // Carrera 1: 20:21 // Bici: 38:52 // Carrera 2: 10:21 // Fecha: 29.01.17

Hacía varios años que no vestía un dorsal en un duatlón. Recordaba la primera vez que participé en este circuito, en un lejano 2011 en que acabé haciendo 3 minutos menos que esta vez.

*Foto: Susana Sánchez
Muy grande el hecho de ver a tanto compañero y compañera de club por el circuito.

Carrera 1


* Foto: Susana Sánchez
Empiezo a pillar los ritmos de carrera de antaño. No se me hicieron muy largos los 5 kilómetros de carrera. Iba progresando bien con ritmos entre 3:50 y 4:10 con lo que llegué a la T1 con buenas sensaciones y contento por el ritmo.

Ciclismo

* Foto: Susana Sánchez
Fatal. Perdiendo posiciones desde el principio. Los grupos casi siempre me pilaban a mitad de las subidas y me quedaba, sin remedio, retrasado. Si en la carrera tengo la sensación de tenerlo todo bajo control y ir a buen ritmo, en la bicicleta me pasa lo contrario. Me faltan muchas horas de pedaleo y eso tengo que remediarlo.

Carrera 2
* Foto: Albert Sogas
Cuando me bajé de la bici me sentí bien corriendo. A pesar de no practicar las transiciones las piernas no iban del todo mal. El ritmo respecto al primer sector tampoco bajó tanto. Pude progresar algunas posiciones y acabar contento la competición.

---------------------------

En la carrera vamos bien. En la bici mal. Hay que entrenar sobre la flaca. La competición me dejó buenas sensaciones y también con pensamientos de mejorar.

martes, 6 de diciembre de 2016

De clic fácil, apuntándome a un montón de carreras

Aprovechando este largo y sostenido periodo de entreno regular era tan solo cuestión de tiempo que empezara a engorilarme apuntándome a distintas pruebas de las que tenemos por aquí cerquita. Así que mi mano se ha vuelto de clic fácil y no me ha quedado más remedio que ir apuntándome a competiciones para volver a revivir que es eso de ponerse regularmente un dorsal y de paso también aprovechar la competición para probarme en los ritmos más altos.

Lo más inminente es La Sansi de Viladecans, así, a la brava, este mismo domingo 11 de diciembre. Mi intención es hacer un 10K algo ligero de ritmo, o sea, para comprobar lo que puedo aguantar. Fue aquí donde hice hace ya bastantes temporadas mi mmp en 5K aunque no volveré a repetir la distancia.

La segunda prueba es la clásica Cursa dels Nassos de Barcelona el 31 de diciembre por la tarde para ir haciendo sitio a las uvas. Una carrera que ya he corrido en varias ocasiones y que me hace mucha ilusión volver a repetir. Además, con los resultados de La Sansi de Viladecans podré jugar un poquito para saber si aguantaría o no.

El 15 de enero de 2017, con el nuevo año, correré la Mitja Marató de Sitges, otra de las pruebas que he corrido en varias ocasiones. Lo haré casi un año después de mi último medio maratón en Gavà, así que la intención será la misma que con los 10K de esta semana, comprobar lo que puedo aguantar y tener una primera referencia de tiempo. Años atrás iba a correr esta carrera en bicicleta desde casa y después vuelta por el mismo camino pero creo que este año no lo haré...

El mismo mes de enero, el día 29 estoy apuntado para correr el Duatló de Granollers en el circuit de Montmeló. Recuerdo la prueba con especial cariño porque competí en la primera de las ediciones, cuando llevaba ritmos más altos que los de ahora. Desde entonces la prueba ha ganado bastante popularidad y tiene el aliciente de que el Gavà Triatló se ha apuntado en masa a esta prueba.


Por último el 21 de mayo estaré en la Gran Fondo la Mussara de Reus. También fue una de las pruebas en las que participé en su primera edición. La principal diferencia es que por aquel entonces lo hice en la distancia corta y en esta ocasión me he apuntado a la distancia larga. Serán 189 kilómetros y 3.200 metros de desnivel que me dan mucho respeto. He ido por esas carreteras en varias ocasiones y es un circuito de dientes de sierra, rompepiernas para el que espero poder tener tiempo para prepararme. Quizás sea uno de los momentos más importantes de esta temporada.

Hasta el momento estas son todas las pruebas de mi calendario que va ampliándose. Todas tienen varios alicientes y ventajas: las conozco de haber participado anteriormente, me motiva el volver a verme en forma para competir y me sirven como nuevo punto de partida para empezar a conocer mis ritmos en competición. Y la ilusión de volver a escribir las crónicas...

domingo, 20 de noviembre de 2016

Semana 3, ruedas nuevas, duatlón social del Gavà Triatló y dos entrenos cancelados

Seguimos con un ritmo de entrenamientos satisfactorio haciendo la suave reentrada a esta nueva temporada donde mi principal objetivo es consolidar la rutina de actividades, que no haya grandes parones en el ritmo y que me de tiempo a llegar a todo.

El lunes hubo descanso, el martes natación y el miércoles entreno de calidad en la pista de atletismo. 

El jueves dejé la piscina aparte para poder descansar en casa ya que los horarios de trabajo y entreno me tienen fuera de casa de sol a sol y arrastraba algo de cansancio y sueño. Poder leer un poco en el sofá, cocinar la cena con calma y echarse un poco viendo una serie antes de dormir... Un lujo del que pocas veces puedo disfrutar en el día a día.

El viernes una carrerita suave y corta hasta la playa. Ya llegando a casa me pegué un hostión muy épico que me hizo volar... Pudo haber sido mucho peor pero por suerte no pasó del susto y de unas rascadas. Tras el incidente, ducha y corriendo de nuevo a pillar la bicicleta del taller. Allí le estaban cambiando el cassette de piñones a las nuevas ruedas que me compré tras la rotura del radio de la semana pasada.

Duatlón Social del Gavà Triatló
El sábado, con ruedas nuevas, tocó el duatlón social del Gavà Triatló, una cita que hacía años que me perdía y de la que disfruté un montón con el buen ambiente entre los socios adultos y las chicas y los chicos de la escuela. Además, hacía tantísimo que no probaba una transición de ciclismo a carrera y al revés que me hizo gracia revivir esas sensaciones. También me fue genial para trastear el Garmin 920xt que ya se sabe que con estos aparatos no se le acaba de sacar todo el jugo hasta que se prueba del derecho y del revés y se revisan todas las opciones mil veces.

El domingo también me salté el entreno porque la noche anterior llegué muy tarde a casa. Querer tener vida social más allá de los entrenamientos en grupo también se agradece pero tiene consecuencias. 

Así que he acabado con 4 sesiones de 6 posibles. Poquito volumen pero buena calidad y ganas de más. El lunes ya está aquí, a ver como se da la semana.

jueves, 5 de septiembre de 2013

Crónica: I Duatlón Criterium Las Fuentes 2013

Primera edición experimental del Duatlón Criterium del barrio de Las Fuentes, en Zaragoza, con motivo de sus fiestas tras la celebración de la carrera de 5 km. En el criterium había 38 participantes con lo más granado del triatlón y duatlón aragonés y jóvenes promesas. Y enmedio de todos ellos el menda, aunque lo del adjetivo granado haya que sustituirlo más bien por el de paquete.

La carrera era de 1+5+1 en dos mangas, una semifinal y una final, que en lugar de 5 de bici eran 4, a la que pasaban la mitad. No hace falta decir que no pasé. Eso sí fue una carrera ideal para quitar carbonilla de toda la carga acumulada de entrenos de fondo de cara al Challenge.

Puse el Garmin para controlar, pero el bicho empieza a fallar y no me grabó los datos, por lo que no puedo comprobar los parciales. El tiempo final sí lo sé, 16:39. Fueron agónicos y como no tengo cifras sobre pulsaciones no sé bien a cuanto fui, pero seguro que muy cerca del 100% de media de frecuencia cardiaca.

Creo que nunca he ido tan cansado con mi respiración, tan al límite. Al acabar tuve que parar un rato a la sombra para recuperarme y me costó. Y estuve durante todo el día arrastrándolo, no a nivel muscular, sinó respiratorio.

 

Sobre la carrera no hay mucho que contar ya que el ritmo me impidió fijarme en ningún detalle. Fui estilo zombi de los que corren mucho de principio a fin. El primer kilómetro a 3:30 y ya llego por la mitad del grupo aunque en menos de 5 segundos entramos a boxes casi todos. En la bici mal. Muy cansado me engancho donde puedo pero se me van y paso casi todos los 5 kilómetros en solitario o a dúo y perdiendo posiciones. Iba tan extenuado que en la T2 se me olvidó de quitarme el casco... Y tuve que dárselo a un señor justo al salir de boxes que muy amablemente me lo guardó durante los tres minutos y pico que tardé en hacer el último kilómetro, entrando en el vagón de cola, corriendo más rápido que nunca y llegando en uno de mis peores puestos que recuerdo.

 

De todas maneras estoy muy contento con haber corrido. Esa competición me ha servido como he dicho, para quitar la carbonilla, para darle mucho reprís a los músculos y también pulmonarmente. Me ha ido genial y encajaba perfecta para mi plan de entrenamiento, que tenía programado para esos días, un fin de semana suave de descanso activo. Y esta semana lo estoy notando en los entrenos.

El formato muy atractivo, divertido y bien organizado. Felicidades y gracias a Javier Solanas por invitarme, a Monegros Man y a AD Runner Zaragoza por la iniciativa que espero que se repita, quizás con más semifinales para incluir a más participantes... Visto el resultado ya veré si me planteo volver a competir y en el caso de que lo haga prepararlo un poco mejor... Aunque queda demostrado que no estoy hecho para correr a lo fórmula 1. ¡A mi dadme kilómetros!

Por cierto, en la prueba había alguien haciendo fotos, no sé donde las habrá colgado, aunque yo he conseguido encontrar algunas aquí.

miércoles, 28 de agosto de 2013

Este sábado compito en mi primer Duatlón Criterium en Las Fuentes

Este sábado 31 de agosto compito en mi primer Duatlón Criterium, un formato de carrera muy rápido y espectacular por tramo urbano. Se trata de una competición que organiza la factoría Monegrosman. Será una prueba de duatlón de carretera con motivo de la celebración de las Fiestas del barrio de Las Fuentes, en Zaragoza. Un duatlón a lo Fórmula 1. 

Las distancias, 1 km de carrera + 5 km de bici + 1 km de carrera, todo en un circuito de 1000 metros al que tendremos que ir dando vueltas, pasando entre los boxes y muy cerca de la gente. Se prevee muy atractivo para el público y emocionante para el que compite. Seremos tan solo 40 participantes que la organización ha invitado. Dos mangas, la primera es una semifinal en la que los 20 primeros pasarán a una segunda, la final. Corredor doblado, corredor eliminado.

Me pilla por sorpresa este estilo pero a la vez me atrae mucho. No soy nada bueno transicionando y en esta prueba es la clave, así que veremos a ver cómo se da. En cualquier caso será un buen test de velocidad, eso seguro. Ya explicaré la crónica.

Antes de la pruena habrá una carrera popular de 5Km también por el barrio de Las Fuentes.

lunes, 22 de julio de 2013

Crónica: Wild Wolf Triathlon Series by Polar Andorra 2013 (duatlón)

Ayer me volví a colgar un dorsal en Andorra, una de las pocas veces que lo he hecho esta temporada. Y eso es precisamente lo que más he notado en este triatlón, que por culpa de la baja temperatura del agua pasó a ser un duatlón. He perdido mis ritmos de la competición, la experiencia, la capacidad de sufrimiento, el punch. Me hace falta esa chispa que solo da la competición, ese plus que te da el dorsal en la cintura. Las circunstancias este año no están siendo las idóneas para competir, aunque por suerte eso parece que va a ir cambiando poco a poco. A pesar de eso, acabé muy contento con la competición, satisfecho al cruzar la línea de meta, necesitaba descargar la adrenalina en duelo contra mi mismo y el crono y desde ya estoy buscando otro sitio para volver a la competición. El gusanillo está ahí. Ahí va la crónica:

Un par de días antes la organización nos informó que el tramo de natación se suspendía por la bajas temperaturas del lago de Engolasters. No es que yo sea el mejor nadador pero me fastidió mucho la decisión, tenía ganas de hacer un verdadero triatlón, pues solo había competido este año en el Half Extrememan del pasado mayo y encima no lo acabé. Aún así, era impensable tener que nadar en aguas a menos de 13 grados durante 1500 metros, como decían que estaba el agua. Peligroso...

Carrera 1

Así pues la prueba se quedó en un duatlón de 5,6 Km a pie, 37 Km de ciclismo y 10 Km a pie. Dan la salida y ya iba con la idea de ir entre 3:50 y 4:00. He perdido velocidad, hace un tiempo el ritmo planteado para esta competición hubiera sido 3:40-3:50... Consigo no engrescarme demasiado y mantenerme en los márgenes planteados, cansado y deseando acabar el tramo pero no del todo mal colocado llego a boxes para subir a la bicicleta y con el tiempo que había planeado.

Ciclismo

La transición salió bien, no me estresé mucho y parece que eso me sirvió para hacerla sin contratiempos y sin perder posiciones. La modificación del circuito ciclista nos pasó factura a todos. Noté mucho las kilometradas sin apenas desnivel que me meto en las piernas en Zaragoza, no estoy preparado para escalar. Y es que nada más empezar nos esperaban dos vueltas a un circuito de 13 km con rampas y más rampas, tramos con un desnivel de más del 9% hasta coronar el Alto de la Cornella. Para adobarlo el tramo de bajada era más corto que el de subida, o eso parecía... Las curvas cerradas en herradura, bastante peligrosas para imprudentes. Los cinco sentidos alerta. Pavimento con barrillo, arenilla y mojado. Muchos lo probaron con caídas. Yo mismo estuve a punto de ir al suelo lanzado en una recta en un pelotón con un giro de 180 grados y nadie que avisa de su llegada. Frenazo al canto para no chocar contra el de delante y latigazo en la rueda trasera que por suerte pude controlar.

En este segmento controlé mucho la hidratación. No quería sufrir los calambres de la Quebrantahuesos en las piernas. Para eso sirvió como mínimo la experiencia. Llevaba un bidón lleno de sales que me bebí entero. Además de dos geles. A pesar de eso noté un par de amagos en los gemelos, inexplicables por la precauciones que tomé. No fueron a más y acabé sin molestias.

Carrera 2

Una transición correcta y salida a por los 10 Km. El ritmo ya había decaído a 4:35-4:40 y con esa intención quería poder seguir todo lo que quedaba de competición. Es un ritmo lento que sin embargo me hizo recuperar algún puesto de los perdidos en la bici. La primera vuelta de las dos que había que dar se me hace muy larga. Lo que decía, me hace falta rodaje competitivo... Los primeros 3km son insufribles pero cuando acabo los 5 me automotivo para seguir hasta el final. El cansancio se estabiliza, las pulsaciones también y además me empiezo a encontrar cómodo corriendo. Sigo con el piñón fijo hasta meta cuando mi motor diesel empieza a entrar en acción y entro con 2:41 horas en las patas en el puesto 153 de 377 acabados. Un puesto alejado de mi mejor estado de forma pero mucho mejor de lo que me esperaba. 

Esta carrera me ha motivado aún más para encontrar a mi yo verdadero en las próximas competiciones. Mala época la estival para plantearlo, pero la preparación del Challenge será el imperativo que me haga seguir adelante.

---------------------------
Desde la barrera estuvo Lydia haciendo fotos a todos los participantes para Eurotri, aquí hay más de 1500 fotos del Triatlón de Andorra y en este otro enlace la noticia que he escrito a propósito de la prueba Wild Wolf Triathlon Series by Polar de Andorra.

Enhorabuena a mi club, el Gavà Triatló que con sus 8 integrantes fue el segundo clasificado en participación por clubes, a solo un integrante para el primer puesto. Espartanos around the world.

Clasificaciones y resultados del Wild Wolf Triathlon Series de Andorra 2013

lunes, 25 de marzo de 2013

Crónica: I Duatlón de Fraga

He estado tan liado esta semana que ya han pasado varios días desde que disputé este duatlón de carretera el pasado 17 de marzo. Pero nunca hasta el momento he dejado una competición sin crónica y esta no iba a ser la excepción.

Fue una competición con un sabor agridulce. Hice un buen primer tramo pero en el ciclismo los gemelos me empezaron a molestar y me tuve que descolgar, entrando en meta bastante más lejos de mis posibilidades objetivas. Acabé satisfecho porque el esfuerzo fue el máximo que buenamente pude dar de mí teniendo en cuenta las circunstancias. 

Una primera edición la de este Duatlon de Fraga bastante bien organizada. Ya sabemos que empezar a organizar algo siempre cuesta y a partir de eso solo queda mejorar. Por mi parte contento con ella y solo eché en falta el cronometraje mediante chip. Lo del cronómetro en mano y mirar el dorsal ya no se lleva y puede dar lugar a errores. Ahí va la crónica.

.................................

Llegué a Fraga en un fin de semana lluvioso. El suelo estaba mojado y el cielo gris pero aún aguantaba sin descargar agua. Recoger dorsal, pasar por el baño y preparar las cosas en boxes. Me ecuentro con Jose Ramón un compañero del CC Aragonés que hizo tercero de V2. Saludos y calentamiento en compañía. Nos colocan en la línea de salida por orden de dorsal. El mio el 15. Dan la señal y ahí que vamos.

Carrera
Ya sabemos que casi todas estas carreras suelen empezar al sprint. Así que la intención es seguir la marea unos cientos de metros, colocarse en un lugar cómodo y estabilizar el ritmo. Así fue como hice un primer kilómetro a 3:30 y acabé los 5,2Km bastante bien en 19:22 y el puesto 32. Un recorrido con demasiados giros y cambios de sentido que penalizó bastante en los ritmos de todo el mundo. Buen puesto para ir con unas buenas ruedas en bicicleta.

Ciclismo

Con dolor en los gemelos, justo al descolgarme del grupo
Transición de pena pero sin demasiadas consecuencias negativas. Salgo solo y durante el primer kilómetro se va haciendo una bola alrededor de atrapados y atrapantes para llegar a formar un grupo de unos 10 ciclistas. Estamos bien colocados en el tercer grupo de carrera. Al finalizar el primer giro organizamos una rueda con bastante buen entendimiento de relevos cortos para ir a por el segundo grupo de carrera. Todo iba genial hasta ese momento. Justo a la mitad del sector ciclista, a los 13 kilómetros, mis gemelos se empiezan a montar unos encima de otros, en las dos piernas, con un dolor que me impide dar a los pedales con comodidad. Decido dejar escapar el grupo, cosa que después me hizo arrepentirme. Pero no podía. Lo suyo hubiera sido apretar dientes y intentar seguir la estela aunque fuera refugiado entre la grupeta. No fue posible. Me tuve que dejar caer y andar algunos kilómetros en solitario intentando aliviar las molestias y esperando ser cazado por el cuarto grupo, más numeroso, e intentar protegerme ahí. Pero ya estaba desmoralizado. Así lo hice. Sufrí de nuevo pero pude aguantar gracias a que había bastante gente ahí metida.

Carrera 2

Otra transición de pena, con resbalón incluido a la entrada de boxes que me hizo apoyar la mano en el suelo. Después de eso ya era imposible recuperar nada. Había perdido unos 15-20 puestos por culpa de ese dolor en los gemelos. Aún así corriendo parece que la molestia es menor. Intento ponerme por debajo de 4:00 el km pero me quedo en 4:05... El cuerpo daba lo que daba, aunque a los pulmones aún les quedase margen. Entro a meta en el puesto 47 y con bastante por vaciar de mi capacidad fisica. También hay que decir que alguno hubo algún listillo, tramposo o despistado que se saltó una vuelta de carrera en este tramo y se marcó los últimos 2,5 km en menos de 5 minutos.

..............................

No sé a que se debieron esos dolores en los gemelos ya que era la primera vez que los sentía en una carrera. La humedad del ambiente, el frío, el calentamiento, los estiramientos... Intentaré tener en cuenta todo eso algo más en la próxima competición que seguro que correré con unas medias de compresión. Lo bueno de estos pequeños chascos es que te dejan con unas ganas increibles de volver a competir para quitarte la espinita. Así se hará.

martes, 18 de diciembre de 2012

Primer Macrociclo de la temporada: Duatlones

Plan de entreno para duatlon
Poco a poco se van asentando las rutinas en mi día a día y con ello van creciendo tambien las ansias por aprovechar esta temporada lo máximo posible. La que acaba de terminar hace unos meses no me acabó de dejar contento del todo, no por lo que he hecho, sinó por lo que no hice. Ni siquiera he escrito mi resumen deportivo del año aún. Prometo hacerlo.

Las semanas van avanzando y este tiempo, el que uno aprovecha para desconectar del entreno, reflexionar y hacerse planes para los próximos meses, se va acabando. Va llegando la hora de ir planificando entrenos y pasar a la acción. Entre esos propósitos tengo el de poder alcanzar un pequeño pico de forma de cara a poder participar en los duatlones de carretera. Hace dos temporadas competí en unos cuantos sin tenerlo demasiado planificado y me lo pasé muy bien pero en este último año tan solo he corrido en uno por equipos y me quedé con ganas de más.

Llevo unos días elaborando un macrociclo de entrenos enfocado al duatlón. 19 semanas o microciclos (ya he consumido 2) repartidos en 4 mesociclos y dividido en un periodo de preparación y otro de competición. El plan aún es tan solo un esbozo aunque la estructura básica ya está hecha. Esta pensado para ir de más a menos, vigilando el descanso y teniendo en cuenta la sobrecompensación. 

Todavía me queda ir puliendo detalles e ir elaborando los entrenos diarios de cada microciclo pero por lo menos la estructura general ya está trazada. Además, preparar las sesiones con demasiada antelación tampoco tiene sentido. Especial atención al volumen de bicicleta, técnica de natación y calidad en la carrera. También trabajo de fuerza y flexibilidad, sobretodo para los días que doble entrenos.

Uno no es profesional ni se dedica exclusivamente a esto de entrenar así que de momento el documento es solo una guia útil no vinculante. Otra cosa es el grado de cumplimiento o compromiso que acabe teniendo con ella. Aunque sin duda será de gran ayuda.

Después de cerrar definitivamente el calendario de eventos y con una idea del trabajo específico semanal de cada micro lo pasaré a ordenador con sus colores y todo para que quede bien majo y colgarlo en el corcho del despacho.

lunes, 20 de febrero de 2012

A vueltas con el despropósito de Reus

Hace bastante tiempo que tengo pensada esta entrada. Me siento molesto, bastante molesto. El año pasado competí en el Duatlón de Reus. Ibá con algunos miembros del Gavà, con la ilusión de puntuar por equipos y también individualmente. Pero aquello fue un propósito desorganizativo como nunca antes había visto y tuve que abandonar. Muy muy mal.

El caso es que yo mismo hice llegar mis quejas a la federación. Me consta que desde el Gavà Triatló también se hicieron llegar quejas y desde otros muchos sitios, clubes y deportistas implicados.

Pues bien, la respuesta y recompensa a todo elló es volver a incluir la prueba, el XXI Duatló de Reus, nuevamente en el calendario. Pero lo que peor me sabe no es eso, sinó el hecho de que siga siendo puntuable para el Circuito Catalán, la Liga de Clubes y además Campeonato de Catalunya Junior. ¡Por dios! Si ni siquiera tenían unos boxes suficientes para todos y mucho menos en condiciones de usarse. Las bicis se caían y otras había que apoyarlas en vallas. La cosa huele bastante...

En fin, echad un vistazo a mi entrada del año pasado hablando de éste y muchos otros temas. Y si lo tenéis marcado en el calendario y nunca antes lo habéis corrido os aconsejo que busquéis una alternativa mejor. Ese es mi consejo.

domingo, 19 de febrero de 2012

Crónica: Duatló d'El Prat por equipos 2012

Hay que aprovechar al máximo las poquitas oportunidades que nuestro deporte nos ofrece para trabajar en equipo. No solo para sacar lo máximo de uno mismo en beneficio del grupo y arañar segundos al crono sinó, más importante aún, para invertir en una mañana genial, pasarlo en grande con los compañeros de club e irse con una satisfacción superlativa habiendo disfrutado como un bellaco. Ahí va la crónica.
Quedamos un nutrido grupo del Gavà Triatló para marchar hacia El Prat en bicicleta cargando las zapatillas y pedaleando a ritmo verano azul. Una vez en boxes somos muchos, 11 equipos participantes más los acompañantes. Mires donde mires se ven los colores de nuestra equipación.
Me encuentro con mi equipo, Jaume, Antonio, David y Carles. Un contratiempo de última hora hizo que David tuviera que dejarnos par ir en otra escuadra, con lo cual nos quedamos justos cuatro duatletas para afrontar la prueba, no podía haber errores. Calentamos mientras animamos a nuestras participantes femeninas en su primer tramo. Vamos hacia la linea de salida y silbato. Salimos a 4:00 el km y vamos incrementando el ritmo hasta llegar a una velocidad de crucero de 3:50. Así aguantamos como podemos y vamos pasando algún que otro equipo, aunque también nos adelantan a nosotros.
Llegamos a boxes con la euforia y transicionamos lo mejor que podemos. La tierra, las piedras y grava que hay en esta zona no facilita demasiado las cosas. Empezamos a pedalear, nos colocamos en linea y a tirar a muerte. El último es el que guia a la cabeza, para aumentar o disminuir la velocidad. Es un circuito en forma de L con bastantes rotondas. Vamos calculando y en cada una de ellas el primero se deja caer y toma el relevo el segundo. Avanzamos de esta manera a una velocidad bastante homogenea de 35-40 por hora. 
A los pocos km vemos una ambulancia y uno de nuestro club caido en el suelo. Por suerte no hubo que lamentar más que una magulladura y golpes sin más demasiada complicación. Mientras en mi equipo nos seguimos entendiendo bastante bien y los relevos constantes nos dejan tiempo para respirar. Atrapamos a otro grupo de nuestro club justo antes de entrar en boxes.

Allí, nosotros, pajaricos, nos pasamos nuestra parcela de barra de box y perdemos unos preciosos segundos que nos hubieran hecho ganar un par de posiciones en la general. No importa. Salimos a la carrera. Yo salgo con molestias en la rodilla que surgieron de repente pero que no eran incapacitantes. Jaume también siente molestias en el gemelo y Carles también. Pero apretamos dientes y a medida que pasan los primeros metros y nos acostumbramos a la zancada vamos aumentando la velocidad hasta situarnos de nuevo a 4:00 el km con el que echamos el resto en la última vuelta y llegamos a meta con la satisfacción de haberlo dado todo, de haber hecho un buen trabajo de equipo y vaciado los depósitos. Gran mañana y grandes recuerdos. Gran club el Gavà Triatló.

jueves, 21 de abril de 2011

Crónica: X Duatló de Vic

Algo poco habitual en este blog es que la crónica de una competición llegue con dos semanas de retraso... ¿Qué le vamos a hacer? De todos modos, más vale tarde que nunca...

Con esta competición ponía fin a los duatlones de este año. La temporada anterior tan solo competí en uno de montaña y éste año he tomado la salida en cinco, únicamente de carretera. Contento en general por los resultados y la sensaciones. Pero esto tan solo ha sido un preámbulo a los triatlones que ya se acercan. El primero de ellos el 1 de mayo, en el B de Banyoles. Pero mientras tanto y entre pausa y pausa de los entrenos ahí va la crónica del X Duatló de Vic:

Estuve pájaro y pez. Aunque el día anterior lo pasé todo el día vageuando en casa resulta que me planto en Vic sin el dorsal de bicicleta, sin geles, sin isotónico... En realidad todo eso no es indispensable para una carrera como la que iba a disputar, pero uno va adquiriendo hábitos que se tatuan en la ciencia ritualística de la competición y sin ellos no es lo mismo. Perfil de bici exigente y yo sin mi el gel que siempre me tomo antes de salir y durante.... A esto se le llama ir con seguridad psicológica. Nada se puede hacer, salvo tranquilidad, confianza y sobretodo salir a disfrutar. Y así fue:

Carrera 1:
Valor y al toro. Y más bien eso parecíamos. Una manada en salida acelerada, evitando empujones perseguidos por vaqueros azuzando con sus cañas. Y es que al tratarse de una pista de tierra, el polvo que levantaban nuestras zapatillas formaba una nube que me hacía recordar a eso y no a otra cosa. Animales desbocados respirando tierra en suspensión. Así hasta que a lo largo del primer quilómetro se va estirando esa manada. Con mi velocidad de crucero ya marcada en el Garmin con la firme decisión de no ver descender el ritmo de 3:55. Aguanto bien, solo, esta vez sin mi eventual trio, cuarteto o quinteto al que me suelo unir para amenizar el primer tramo mientras sus aceleradas respiraciones actúan de banda sonora para mi coreografía de cortas zancadas made in yo mismo. Ya está... Último puente, gente animando y mi flasback mental a boxes ¿Dónde dejé la bicicleta colgada? Ya lo recuerdo.

Ciclismo:
Ya estaba prevenido. Perfil exigente y positivo, nada favorable a mis características. Unos nacen escaladores y yo no. Pero no queda otra. Y durante los primeros quilómetros de los 37 totales vamos haciendo grande la bola. Unos venimos de atrás y otros se nos unen desde delante. La pendiente exige cada vez un poco más y la cuerda de cada gancho que voy echando se va partiend. Asumo gran parte del recorrido en solitario. El drafting aquí no vale demasiado. Es en esos pocos minutos de soledad me aislo y mi piloto automático se enciende, las piernas rotan por inercia, la vista se fija al frente y la mente divaga e intenta disfrutar del momento y del sufrimiento, como si a través de él llegase algo parecido a la salvación, o más bien la esperada cima. 

El plato entra de nuevo en juego. Se me une gente en el descenso agradeciendo la protección contra el viento que les ofrecen mis espaldas. No me importa, me lo paso en grande. Hasta que viene la segunda subida. Más exigente, pero más corta y explosiva, eso me gusta más. La columna que seguía mi rodada se me escapa, pero no importa demasiado porque acabo enlazándoles de nuevo antes de coronar y descendiendo de la misma manera, peligrosamente. Horquillas y curvas de herradura con asfalto en estado mejorable, tanto que en una no logro trazar y la cojo recta. Mis frenos parecen los de un Boing en plena maniobra de aterrizaje y los "uis" y los "ais" del pequeño grupo me advierten que mi caida puede ser para enmarcar. La rueda trasera se rebela y derrapa para volver a ponerme en la senda. El peligro pasa y todos seguimos a lo mismo. Larga recta para acabar de escurrir el bidón, relajar piernas y entrar en boxes para los últimos 3,5 km a pie.

Carrera 2:
Al poco de iniciar la transición ya me doy cuenta de que me falta la chispa que en otros duatlones he tenido. Esa que me encanta, me anima y me permite ir recogiendo algún que otro sufridor que se encuentra en la misma situación que yo en ese instante me encontraba. La respiración no acompaña y las piernas tampoco. Pongo el cuentarrevoluciones en modo ahorro y lucho por acabar con toda la dignidad psicológica que soy capaz de exigirme y siempre manteniendo a la vista a la gente que llevo delante. No queda demasiado, en realidad es un tramo corto. Ya pasó por debajo del arco de meta y descanso.

domingo, 27 de marzo de 2011

XXI Duatló de Banyoles

Después de recuperarme anímicamente gracias a una buena semana de entrenos, que la anterior no pudo ser, me ponía en la linea de salida del XXI Duatló de Banyoles, en distancia Olímpica. El fin de semana anterior había competido en Reus, si se le puede llamar competir a disputar el duatlón más rápido de mi vida. Los múltiples errores en la señalización del segmento ciclista provocaron que me perdiese y optase por retirarme. Medio centenar de duatletas se vieron forzados a tomar la misma decisión. Parece ser que el hecho de llevar dos décadas organizando un duatlón no exime de que la prueba se reitere en sus deficiencias año tras año. Banyoles no es lo mismo. Cuenta con una buena organización y un circuito muy atractivo, supongo que será por eso que se disputan allí tres pruebas cada temporada y este año, además, la ITU European Premium Cup, una buena oportunidad para poder estar cerca de lo más granadito del viejo continente en lo que a nuestro deporte se refiere. 

En Banyoles he entrenado y competido, una ventaja añadida y un dibujo interiorizado del perfil del recorrido en mi mente. Así que, una vez situado en precedentes de calentamiento, uniforme de guerra azul celeste complementado con manguitos y gafas de sol. Después, un minuto de silencio que me pilla en primera línea de batallón de participantes. Sesenta segundos de mutismo en memoria del compañero duatleta y juez Arturo Escribano y también por la tragedia provocada por el terremoto en Japón. Miro al vacio, respiro hondo hasta tres veces, me concentro y me preparo para empezar a vivir lo que las siguientes líneas intentan explicar:

Carrera 1:

La intención era salir a ritmo de 4:00 el km e intentar mantenerlo durante todo el primer tramo a pie. Durante los primeros 500 metros es algo difícil estabilizar la velocidad. Demasiada gente en un camino relativamente estrecho. Saltitos, quiebros y alguna zancada que aterriza en charcos enfangados, La aglomeración de corredores impedía ver el suelo dónde tendría que dar el siguiente paso. Por suerte esta pequeña incomodidad dura poco. En seguida el grupo se empieza a estirar y a medida que vamos  deborando hectómetros la carrera va colocando a cada uno en su sitio.

A mi me coloca en el quilómetro tres junto a un grupo de cuatro corredores, en momentos 6, en momentos 5, pero el hSalecho de ir acompañado y tener la motivación extra de intentar no cederle ningún metro al rival distrae mi mente y enganña a la fatiga. A cada quilómetro que marca mi garmin compruebo el ritmo. Clavado. El 5 en 20 minutos, el 6 en 24... Y es que aguantar estos ritmos era impensable ni imaginármelo en la temporada pasada. Y eso sorprendentemente me anima más de lo que me cansa. En el quilómeteo siete, al ver que volvemos a clavar me emociono. Si logro aguantar así hasta el final resultará que conseguiré mi mejor marca en un 10.000. Eso teniendo en cuenta que es un circuito muy zigzagueante, lleno de curvas y cambios de sentido. ¡Y sin calzar las voladoras! Así  es como tengo la primera alegría de la competición que no acaba de ser plena, pues llegamos a boxes sin completar la distancia pactada en 38:28 y unos 9.600 metros.

Ciclismo:

Llego cansadete a la transción y mientras me calzo recupero el aliento.  Salgo solo pero con intención de dejarme atrapar o atrapar a alguien en los primeros metros. Un poco de las dos cosas. Me atrapa un ciclista y juntos atrapamos a otro. Y así, vamos haciendo grande la bola. Los primeros repechones me pasan factura y me descuelgo, pero de seguida consigo recuperar esos metros en la bajada. El grupo se hace cada vez mas numeroso. Demasiado. Debemos ser más de 20 en la grupeta. Nadie se atreve a tirar de momento. Vamos rápidos, la media sube y lo mejor es que voy cómodo. La gente va con el machete entre los dientes. Están a punto de hacerlos servir.

Llegamos a Queixàs, me hidrato en el habituallamiento y ahí, con las primeras cuestas y la carretera más estrecha y en peor estado empiezan las primeras hostilidades. Se despegan los culottes del sillín, los cambios empiezan a crujir y el grupo se va estirando y disgregando. Yo, que no soy bueno trepando me descuelgo de la cabeza aunque siempre consigo volver a enlazar. En cada hachado se van quedando unos pocos, como si nos fueran pasando por un tamíz muy fino. Y así, haciendo la goma, mis piernas dicen basta en la subida más exigente del circuito, al paso por Esponellà.

Me quedo solo en el llano que viene después de coronar la pequeña cima. Viento por todos lados y la cabeza del grupo a 200 metros. Acelero y recupero 100. Me desfondo y pierdo 50. Y me doy por vencido. Yo contento por llevar a la práctica la esencia no draft acoplado y solo. Pero los de que van delante van disfrutando de la comodidad de ir en grupo, mecidos en parigüelas recogidos de las inclemencias de eolo. Así que después de 7 km en solitario decido mirar atrás. Medusa no me iba a convertir en roca, pero iba a relentizar mi ritmo, porque al fondo veia dos puntitos negros que deseaba que me dieran alcance. Lo hicieron y me recogí en sus faldas mientras recuperaba el aliento. Acabamos trabajando juntos y llegamos a la transición.

Carrera 2:

El paso a la carrera es firme y cómodo. Voy in crescendo... empiezo a 4:30 pero antes del primer km ya he bajado a 4:20. Aguanto para que no me avancen y hacerlo yo. Ese propósito se cumple a medias en ambos casos. Pero aún así recupero más posiciones de las que pierdo y de mientras los metros se van pasando ensimismado en atrapar siempre al corredor que tengo delante y con un último cambio de ritmo en los últimos 500 metros para marcarme el parcial 75, el mejor de la competición, aunque con alguna duda de si podía haber apretado algo más.

martes, 15 de marzo de 2011

Crónica: PENOSO XX Duatló Ciutat de Reus 2011, el peor

La comitiva espartana en Reus
Me considero una persona empática, y por eso sé que debe ser muy complicado organizar un duatlón sprint de carretera con 265 inscritos. Coordinar voluntarios y que no les falte de nada, policia local, mossos d'esquadra, boxes, circuitos y su señalización, atención al corredor, obsequios y decenas de variables que no controlo... 

Por eso mismo debe ser que el CN Reus Ploms, es un club potente, con muchos deportistas en sus múltiples secciones, con nombre y trayectoria más que avaladas. La entidad organizaba este año no el primero, ni el segundo, ni el tercero... Sinó su vigésimo duatlón. Sólo tengo una palabra para describir tal evento deportivo. PATÉTICO.

Empezaré por el final, porque puede que mi texto os canse o os haga llorar y no queráis seguir, sobretodo a los que tenéis la impotencia y el mal cuerpo que se me ha quedado al retirarme en el km 7 del sector ciclista. Sé que nunca llegaré a ser una estrella deportiva, ni seguramente ganar ninguna carrera ni aproximarme tan siquiera al pódium, ni ganar ni un céntimo compitiendo. Como mucho puedo apostarme unas cañas con aquel que sé que corre casi como yo, conformarme con una camiseta técnica (hoy era de algodón) o que me toque algo en algún sorteo... 

Pero todo el mundo tiene pequeñas metas, pequeños objetivos que no hacen nada más que seguir manteniendo la ilusión por el entreno, por el día a día, por ser mejor que yo mismo la semana pasada, por haber conseguido superar aquella prueba que un día pensé reservada a los dioses.

Mi humilde aspiración y objetivo de hoy era hacer una buena carrera, disfrutar y acabar contento con mi marca y me sentia capaz de ello. Poder puntuar para el ránquing catalán e ir sumando puntos, poder puntuar con mi club. Resarcirme de una semana donde pese a tener tiempo, no he podido dedicar el deseado para el entreno.

Es la primera vez en mi vida que no entro en meta con el dorsal con el que tomé una salida. No tengo sentimiento de culpa ninguno, pero estoy apenado, que no desmotivado. He tenido que andar 200 km en coche para nada, peajes incluidos, los de la C-32, a precios "populares" por cierto. El Gavà Triatló iba a puntuar. Yo también a nivel individual. Me hacia mucha ilusión hacerlo y también ayudar al club. Pero nada. 

Por suerte, la carrera ha servido para que nuestro equipo de chicas pueda subir al segundo cajón del pódium por equipos. ¡Felicidades espartanas! Ignoro de todas maneras qué tipos de medidas tomará la Federación al respecto. Si todo se queda en una anécdota, una rabieta lloriquera y palmadita en la espalda para los duatletas y clubs afectados y de paso premian a la organización con la reedición de la prueba para el próximo año. Si es así y insistís en participar, como mínimo por mi parte, ya sabréis lo que me encontré. Servios un Dry Martini con una aceituna rellena para leer lo que sigue pausadamente, porque hay mucha tela... Aquí va mi tragicómica crónica:

¿Como puede ser? 244 duatletas toman la salida y 52 se retiran. Y todos por... Bueno, no me excederé, la verdad es que no he ido preguntando uno a uno. Lo que decía... casi todos por los mismos motivos. Perdidos, desorientados, extraviados, equivocados en seguir un circuito muy mal señalizado, donde los voluntarios en los cruces polémicos y rotondas brillaban por su ausencia y dónde los había hacían un trabajo, bajo mi humilde y por supuesto subjetivo punto de vista, muy mejorable. Era nuestro LOST particular, donde la isla (Reus) nos ponía a prueba...

Precarrera: No hay página web de la prueba, ni blog, ni google maps, ni tracks ni mapas del recorrido ni del perfil por ningún lado, ni tripticos ni pdf's ni nada. Íbamos completamente a ciegas, sin más información que el del kilómetraje de cada sector y la hora y lugar de salida. Tampoco encontré información en la web del CN Reus Ploms ni en la de la Federación.

Boxes: Cajones de madera, de los que encajas una rueda y la bici queda de pie. Estaría bien si la mayoría de las aberturas para esta rueda no fuesen para una BTT, una moto de cross o para un tractor. Imaginad la de malabarismos que hacía la gente para tener su bici en pie. Usando el casco, metiendo un grueso en la grieta, apoyándola en la bici de al lado. Cada uno con su historia circense particular. Llegáis a la T2 y no podéis dejar la bici en condiciones. Pero eso no es todo. No había para todos. Muchas féminas tenían que dejar la bici apoyada en una vaya porque para ellas simplemente no había boxes. No era falta de espacio, pues era en medio del campo de una pista de atletismo.

Pista: Servicio de megafonía inexistente. Distorsionaba. ¿Papeleras? Puede ser que no las haya visto, pero no he encontrado dónde tirar el sobre de gel que me he tomado antes de la salida.

Carrera 1: Salida multitudinaria en espacio reducido de 1 vuelta y media a la pista de atletismo. Me ha costado hacerme hueco y coger el ritmo. Creo que hacía bastante más de 5k. Concretamente 5700 metros. No lo digo yo, lo dice mi Garmin aquí. Ritmo 3:50.

Ciclismo: Imagina salir con las botas de ciclismo y tener que correr unos 200 metos para acabar subiendo una rampa de parquing resbaladiza empujando una bici. O hacer esto descalzo, da igual. No había línea que marcaba donde te podías subir. Una persona te decía: "Aquí".  Se les habría acabado la cinta aislante... Circuito abierto al tráfico. Primera rotonda coches parados en medio de la carretera y esquivando. Policia local cortando el paso y un coche se cuela entre nosotros. La consecuencia para él conductor impaciente, ninguna.

Segunda rotonda un coche se pone delante de nuestro grupo, empezamos a gritar para que se aparte porque va más lento. "Perdone conductor, perdone agente, perdone organización, estoy compitiendo, mi adrenalina va a tope y como chasis llevo un casco del Decathlon". Consecuencia de ello, el grupo se disgrega, aunque apretando dientes nos agrupamos de nuevo. Uno tiene que frenar y poner la mano en el coche para no comérselo. Los demás nos metemos por los laterales y lo esquivamos como podemos. No es facil tomar decisiones tan precipitadas cuando vas en pelotón a 40 por hora. El voluntario colocado en esa rotonda se limita a gritarle al conductor del coche.

Vamos a la autopista. ¡La autopista! Es por eso que antes de salir han dicho que las chicas pueden ir a rueda de chicos, por la autopista. Coches a 120, perdón, a 110, unos 60 km hora más deprisa que nosotros en aquel momento. Otra rotonda. "¿Por dónde?" - Hay una cartel que dice Duatló que indica a la derecha. Un grito. "Dreta, dreta!" Pues no. Estaba mal. A los 200 metros nos damos cuenta que no iba nadie delante. Nos hemos equivocado... Algunos han dado la vuelta, han cruzado al otro lado de la carretera en contradirección, con el peligro que conlleva, y retomado el camino. Se me pasó por la cabeza. Ya sin posibilidades de hacer nada decente, claro. Y mi carrera (nuestra carrera) se acaba. Imaginad la decepción de encontrarse en el 3r grupo de carrera entre los 50 primeros - que ni me lo creía - y terminar de esta manera. Para mi triste.

T2: Por desgracia yo no he podido hacerla, pero los que han tenido esa suerta los he visto entrar por no se sabe donde, bajar aquella rampa de parquing peligrosamente, nadie decía por dónde se entraba a boxes. Al final unos han acabado entrando por un lado y otros por otro. Y muchos retirados, como yo, o incluso gente sin dorsal, se podia colar en ellos casi como quería.
Ese no podia pasar por encima de la alfombra porque el arco desinflado la tapaba
Llegada: El arco de llegada se ha desinflado antes de acabar la prueba. Ha habido una escena muy cómica de un participante pasando por debajo de él mientras dos de la organización lo sujetaban en el aire. Otro ha decidido ser él el que lo levantase para pasar por debajo, al final lo han retirado.
------------------------------------
La verdad es que no me lo explico. ¿Como es posible que lleven 20 ediciones? Una vez allí, en boxes, una juez me ha dicho que es una situación que ya ha pasado en años anteriores, que ella misma lo sufrió en sus carnes el año pasado. ¿ Por qué una prueba con esos precedentes forma parte del Circuit Catalá y la Lliga de Clubs? ¿Por qué no hay voluntarios señalizando correctamente? ¿Por qué los que hay no son más competentes? ¿Por qué hay trozos de la carretera en tan mal estado, lleno de grava y cristales? ¿Por que se permite que un coche entre en una rotonda y rompa un pelotón? ¿Por qué no se repasa la señalización justo antes de la carrera?

Estas opiniones són parciales, subjetivas y sesgadas. Supongo que la organización tendrá sus puntos de vista. Pero desde luego estoy seguro que humildemente saben que han cometido errores y que sin ellos la prueba no hubiera sido lo que ha sido para más del 20% de los participantes, un desastre. ¿De qué manera se enmienda esto? Yo desde luego he intentado desfogarme con estas letras, y cómo mínimo poder contar mi experiencia desde mi visión. Vuelvo a reiterarme si os proponéis participar en posteriores ediciones, ya estáis avisados.

Para los que sepan de que va la cosa y quieran echar un vistazo a los extraños parciales de carrera por vueltas inútiles o km de más o de menos (la última persona en meta con el mejor segundo segmento de carrera de todos, es un ejemplo) pinchar en los enlaces. Por cierto, los oriundos del lugar, los del Reus, han arrasado en todas las clasificaciones. Acta de la carrera. (No menciona incidentes)
 ---------------------------------
La semana que vien voy al Duatló de Banyoles. Menos mal que ya me conozco el circuito y seguro que mejor organizado. Ei! Y con mucha ilusión por hacerlo bien y saber que un clavo sale con otro clavo. jeje

PD: No m'extranya pas que la capital la tinguin a Tarragona i no a Reus...

martes, 1 de marzo de 2011

Crónica: Duatlón Social Gavà Triatló 2011

Un club poco sentido tiene sinó es el de disfrutar de todo su potencial humano, de divertirse entrenando juntos, compartiendo objetivos y pasarlo bien en las competiciones. Con esa filosofía se organizó hace unos meses el I Triatlón Social del club. Y este pasado domingo celebramos el I Duatlón Social del Gavà Triatló. Excelente organización cuidando todos todísimos los detalles, atenciones, obsequios, fotografías, asistencia, ánimos... y un gran etc. Antes de empezar a escribir la crónica solo tengo palabras de agradecimiento a todos los compañeros y compañeras, además de colaboradores, partners, amigos y amigas que han hecho que no falte detalle y que consiguen que estas citas sean una ocasión única para pasarlo en grande practicando deporte. Ahí va la crónica.

Carrera 1
Más de 40 espartan@s, entre miembros de la escuela y adultos nos citamos en el paseo marítimo de Gavà para procurar que nada se eche en falta durante la carrera. Damos la salida, y pese a ser una prueba no competitiva, aunque con toma de tiempos, algunos vamos con el machete en la boca y ese pique sano y gracioso entre nosotros. Un par de vueltas a un circuito de 3 km por el paseo y llego a boxes, cansado pero habiendo acabado la primera parte a un ritmo de 3:45. Bastante sorprendido por ello, la verdad.

Ciclismo
La transición mal, había llegado bastante asfixiado, pierdo unos segundos que me sirven para recuperar un poco el aliento y salgo a pedalear. 23 kilómetros totalmente planos. Pierdo la ventaja ganada en la carrera con los másters sobre las dos ruedas. Me noto una notable mejora en la bici fruto de los kilómetros que me estoy metiendo en los entrenos y gracias  a ello intento aguantar y apretar los dientes para ceder el mínimo de segundos posibles. ¿He dicho que era no competitivo? Sí, pero los que íbamos en el grupo de delante no nos dábamos tregua y nos mirábamos de reojo, jeje. Grande Joan que hizó una bici que ni Cancellara y nos pasó a todos la mano por la cara. Parra, que me recuperó la ventaja que le saqué en la carrera y Manolo y el Presi que con ese correr galgo que tienen llevaban un buen colchón de ventaja. Y Dani, al que le intenté dar toda la guerra posible y que me dio el hachazo en los últimos 5 km.

Carrera 2

Buena transición y velocidad máxima permitida por mis piernas desde el primer metro. Amago de rampa en el gemelo que no va a más. Pillo a Dani y a por Parra a recortarle metros. Me acerco "de puntillas" para que no se entere pero en los 100 metros finales de los 3km de este tramo mira para atrás y va el tio y aprieta y ya no le puedo recortar los 7 segundos que finalmente nos separan. Vaya crack!

Pique sanote y risueño, pero sobretodo buen ambiente de club en un domingo magnífico liándola gorda, como siempre, y con ganas de repetir.

lunes, 14 de febrero de 2011

Crónica: Duatlón de El Prat por equipos 2011

Primera de las dos competiciones que he disputado el fin de semana. Ha sido en El Prat de Llobregat, un duatlón por equipos. Cuatro equipos del Gavà Triatló, dos masculinos y dos femeninos, representaban al club en el Campeonato Nacional de Catalunya. Yo estaba en el masculino B, con seis componentes, entre ellos los únicos dos cadetes de toda la competición, Pablo y Álex, de catorce años. Debíamos permanecer siempre juntos, y llegar un mínimo de cuatro personas a meta. Nos concentramos unos cuantos duatletas para acercarnos directamente a boxes desde casa en un calentamiento de una media horita sobre ruedas. Ahí va la crónica:

Carrera 1: 

Era recomendable salir a un ritmo alegre, pero no demasiado rápido, una velocidad que todo el equipo pudiera asumir. Lo más normal era que se quisiera ir más rápido, pues estábamos frescos, pero había que controlar y reservar para el tramo de bicicleta, pues es la parte en que los cadetes, que son unos fieras en la carrera a pie, se les puede hacer más dura. Fuimos constantes a un ritmo de entre 4:30 y 4:40 y llegamos a la T1 frescos y preparados para el tramo de bicicleta.

Ciclismo:

El circuito constaba de dos vuelta totalmente planas. Al discurrir en los alrededores del aeropuerto y ser una zona sin demasiada protección contra el viento, éste nos machacaba en algunos tramos. Había la ventaja de que si a la ida lo teníamos en contra, a la vuelta sería a favor. Ha costado un poco pillar un ritmo. Los adultos siempre tirando, protegiendo a nuestra rueda a los dos cadetes, que apretando los dientes han conseguido aguantar el ritmo que el equipo imponía y acabando a una nada despreciable media de 31 km por hora.

Carrera 2:
Nada más dejar la bici hemos impuesto un ritmo bastante fuerte, más rápido que en el primer tramo. Solo nos quedaban 2,5 km y las fuerzas suficientes para correrlos lo más rápido posible. Uno de nuestros compañeros se ha quedado atrás y hemos seguido los cinco restantes, dándonos ánimos y recibiéndolos de todos los supporters del club que se habían acercado a El Prat a gritar, aplaudir, hacer fotos y llevarnos en volandas cuando pasábamos delante de ellos. Y así, como quien no quiere la cosa hemos conseguido acabar  en 1:13 horas, muy contentos, animados y orgullosos de tener una cantera como la nuestra. 

Foto de familia y vuelta a casa pedaleando cuando el sol empezaba a ponerse en el horizonte. Cena tempranera y descanso acelerado pues al día siguiente iba a correr la Media Maratón de Gavà.

lunes, 7 de febrero de 2011

Crónica: I Duatló de Calafell

Segundo duatlón de la temporada, también de carretera, esta vez en Calafell. Ha sido una magnífica mañana de sol, entreno y competición. Tres espartanos del Gavà Triatló nos hemos acercado en bicicleta hasta boxes directamente desde Gavà. Unos 50 quilómetros de calentamiento. Allí nos esperaban otros dos compañeros más, uno de ellos había venido también en bici, pero desde Martorell. No quería correr demasiado rápido, pues la idea era volver a casa de la misma manera que habíamos venido, pero no me he aguantado. Ahí va la crónica:

Carrera 1: 

Llegar, prepararnos, guardarropa, aguas menores, un gel, unos saludos entre los conocidos y unas carreritas para desentumecer las piernas de la bicicleta. Suena la sirena que marca el inicio. He querido salir despacito y de hecho así lo he hecho, muy cómodo tanto de piernas como de respiración, con mucho margen. No he mirado el reloj hasta el quilómetro 3 de los 5 por recorrer. Y lo he mirado porque pese al ritmo cómodo que llevaba iba pasando corredores. Entonces me he dado cuenta de que iba por debajo de 4!! Y eso que quería ir tranquilo... El caso es que no volví a mirar el parcial hasta verlo en las clasificaciones y resulta que bajé de 20 minutos... Pues no estaba tan mal.

Ciclismo:

Transición rapidita. Había que dar tres vueltas a un circuito circular, llano y muy rápido. Incómodo en algunos tramos por los pasos de peatones elevados. Unos metros solo y de seguida me uno a otro ciclista. Juntos conseguimos cazar a un trio que iba más adelantado y los cinco vamos deborando metros y adelantando rezagados. Siento los ánimos de unos compañeros de club que también se han acercado a Calafell en su tirada dominical. Genial. Poco antes de llegar, se nos une una grupeta de una docena de unidades, en la que iba Joan, y así llegamos con una media de 36 al largo pasillo de entrada a boxes. Por cierto que tengo que ensayar bajarme de la bici en marcha...

Carrera 2:

Lo de ir reservando para el camino de vuelta ya se había borrado de mi cabeza. Transición muy rápida, no estoy acostumbrado a ello. Salgo ya a velocidad de crucero y me voy cruzando y saludando con los compañeros. Sufro en este tramo, pero se hace corto. Voy adelantando más de los que me avanzan a mi, y gracias a eso marco mi mejor parcial en la prueba.

Llegada a meta en 1:04:51, un par de minutillos menos que en Montmeló y con la sensación de haber podido arañar unos segundos más en el primer tramo, aunque muy muy satisfecho, sobretodo por las 5 horitas de calidad de la buena y las cuatro transiciones que he podido exprimirle al domingo.

domingo, 23 de enero de 2011

Crónica: Duatló de Granollers - Circuit de Catalunya 2011

El primer duatlón de la temporada. Estreno a lo F1, en el Circuit de Catalunya, en Montmeló. Buenas sensaciones y buen ambiente. Ha sido una magnífica experiencia poder competir dentro de un circuito así. El frio ha apretado, pero por suerte el sol lo intentaba disimular. Ahí va la crónica:

Carrera 1:
Mi estrategia era no salir demasiado rápido. Un típico error que a los pocos minutos me pasa factura en forma de cansancio. No sé contenerme al principio, aún más si las distancias son cortas como los 5k antes de llegar a la T1. Decido obligarme a no ir más rápido de 3:55, el primer km lo paso en ese tiempo, y llego bastante cómodo a la transición en 20:17. A por la bici.

Ciclismo:
Yo que me había dejado mi casco bien puesto encima de mis botas y que además me servía de "marca" para poder localizar mejor la bici. Alguien me lo había movido y como iba esperando ver esa supuesta referencia en el box, he perdido unos pocos segundos en encontrarla. Una vez encima no ando más de 1k que ya encuentro grupo. Formamos cinco unidades, y arreplegamos unas tres más en todo el recorrido. Voy haciendo la goma. Desde la televisión siempre me ha parecido un circuito llano, pero en realidad es bastante ondulado. En las subidas me quedo unos metros atrás y recupero bien acoplado en las bajadas. Puntas de 50 por hora y una media de 32,5 según el Garmin, ya que no sé porque extraña razón mi segundo y tercer parcial no salen en la clasificación. oficial. En este tramo hemos conseguido recuperar unos pocos puestos.

Carrera 2:
En la bicicleta había tenido atisbos en mi gemelo de que se iba a subir e iba sufriendo por eso. Por suerte, al bajar y empezar a correr parece que todo ha ido bien. He podido aguantar el ritmo y colocarme a pocos metros de la primera mujer.  Por suerte para mis isquios, el tramo de carrera que quedaba tendía más a bajar que a subir. Últimos metros apretando los dientes y entrada a meta en 1:06:40. En el puesto 106 de la general y el 15 de mi grupo de edad. Para ser el estreno de la temporada ya me doy por satisfecho.

Y mención especial a los otros dos espartanos del Gavà Triatló que han estado también sufriendo  y defendiendo los colores en Montmeló haciendo mucho más entretenida la tarde. Sergy y Carlos que también han acabado muy contentos.

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Hot Sonakshi Sinha, Car Price in India