Ho van aconseguir perquè no sabien que era impossible
Mostrando entradas con la etiqueta 10k. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta 10k. Mostrar todas las entradas

miércoles, 4 de enero de 2017

Cursa dels Nassos 2016. La crónica y el balance del 2016

El final del 2016 me ha gustado. Si he conseguido recuperar mi tradición de correr el 31 de diciembre es que el año ha funcionado y ha sido regular. La Cursa dels Nassos de Barcelona me ha servido para constatar una vez más que estoy en el mejor momento de forma en el que puedo estar teniendo en cuenta las circunstancias del día a día. Obligaciones laborales, familiares y sociales de las que surgen huecos que aprovecho para entrenar. Si uno hace lo máximo que se puede hacer ya se puede dar por satisfecho. Y ese más o menos es mi balance deportivo para el año que dejamos hace unos días.



Cursa dels Nassos 2016. La crónica

Tiempo real: 46:42 // Ritmo: 4:41 // Posición en la general 2987

Salímos del último cajón de todos porque se me olvidó acreditar mi tiempo en los 10K... Así que casi 15 minutos después del primer disparo paso por el arco de salida. A partir de ahí la única preocupación era poder ir avanzando al personal y esquivar los tapones que se formaban. Subiendo por ceras y parterres cuando era posible.

El ritmo era bastante menos exigente del que podía aguantar pero me lo estaba pasando bien. Me encanta correr rodeado de tanta gente en este tipo de citas. Es como estar de fiesta. Los primeros cinco kilómetros son más rápidos que los segundos. La carrera se me pasa volando, muy rápido, casi ni me entero. El tiempo final fue discreto pero desde un principio el tiempo no era el objetivo. De hecho hacía unos días que me había probado en La Sansi de Viladecans y ya tenía una referencia de casi cuatro minutos de diferencia.

Para el 2017 sería ideal proseguir con la progresión que he visto el año pasado. Creo que lo pasaré bastante bien.

domingo, 11 de diciembre de 2016

La Sansi Viladecans 10K 2016. La crónica y las fotos

Me apetecía poder correr una prueba de 10K exigiéndome un poco para probarme. Evidentemente sé que no estoy en mi mejor forma y ni por asomo me iba a acercar a los sub 40' de antaño. Pero quería tener una referencia para poder atacar mejor ese tiempo en el futuro. Así que, tras un puente en el que he tosido más que en todo el año por culpa de un resfriado extraño, he ido a participar en La Sansi Viladecans 2016 y aquí la crónica y las fotos.

La Sansi Viladecans 10K. La crónica y las fotos

Tiempo real: 42:21 // Ritmo: 4:15 // Posición en la general 111 de 411


Qué bien que la carrera fuera cerquita de casa y a las 10:45. Sin madrugones y con tiempo para poder desayunar con tranquilidad y prepararme la ropa. Fuera eso de tenerlo que dejar todo listo la noche de antes, para eso fui a recoger el dorsal la tarde anterior. Pillo el coche y tras unos diez minutos para poder aparcar el coche me pongo a hacer un cortito calentamiento y a la salida. Algún saludo por aquí y por allá a los habituales y al lío, al cajón de los lentos pero en primera fila.

Disparan y de seguida pillo un ritmo de entre 4:15 o 4:20. Lo malo es que no sabía si iba deprisa o despacio porque como ya he comentado no tengo ninguna referencia desde hace mucho tiempo. No me notaba apurado pero tampoco quería fliparme demasiado. A ese ritmo el goteo de participantes que iba adelantando al principio era grande y después se fue reduciendo pero no he dejado de pasar corredores y corredoras hasta el último kilómetro.


El recorrido estaba bastante lleno de giros y en algunos sentidos el viento soplaba en contra y era bastante molesto y más si me pillaba en un tramo en el que no iba con ningún grupo. Paso el kilómetro 4, punto crítico si uno va más pasado de vueltas y noto que todavía me sentía bien así que aprieto y marco los mejores parciales hasta el kilómetro 7.

Del 7 al 9 han sido dos kilómetros críticos aunque apretando los dientes apenas he perdido unos pocos segundos. El kilómetro final ha meta ha sido bastante rápido y todavía he acabado con fuerza.

-----------------

- 42:21 ahora es el nuevo tiempo a batir en la distancia.
- Habiendo pasado unos días bastante resfriado no está tan mal lo que he hecho.
- Hay motivación y margen para seguir mejorando.
- Este tiempo era impensable hace unos meses.

domingo, 31 de enero de 2016

Crónica: 10K Vilafranca del Penedès 2016, el retorno del runner


Pues ya tenía ganas de sentarme frente al ordenador a escribir una crónica. En los últimos años no ha abundado mucho por este blog ese tipo de artículos... Y aquí la prueba. El runner que llevo en mi está otra vez asomando el hocico... Como este domingo que cierra enero en los 10K de Vilafranca, la primera de las carreras que marca el camino hacia mi objetivo de este año, el Half de Vitoria-Gasteiz.

La marca ha sido lo de menos. He parado el crono en 43:52. Lo mejor ha sido volver a vivir todo eso que tanto añoraba. Los saludos con los amigos y conocidos que te encuentras por ahí, el sonido de cientos de suelas pisar el asfalto, el calor humano antes de la salida, el olor a réflex, los niños del avituallamiento, las canciones motivadoras de siempre a la salida y a la llegada, las liebres, la animación del recorrido, los aplausos del público, la recogida de dorsales... ¡Qué magnífico todo!

Y después está el hecho de haber corrido con un compañero de fatigas, Paco. Tanto él como yo no estaríamos ahora mismo en este punto si el uno no hubiera tirado del otro y el otro del uno para empezar a entrenar de nuevo y pilar el hábito.


En cuanto a mi carrera, ha ido genial de sensaciones. Hemos ido con la liebre de los 45 minutos y muy cómodo todo el rato. Apenas superaba el 75-80% de mis pulsaciones cuando todavía recuerdo que lo normal en estas carreras era ir por encima del 90% y con el hígado fuera. Tan a gusto corría que he podido disfrutar de la carrera como un niño con zapatillas nuevas. En el Km 7 he apretado un poquito, no mucho, para poder bajar de los 44 minutos.

Ha sido una carrera con la única función de volver a motivarme, y lo he conseguido. Con las series que hice el miércoles y con la comodidad con la que he corrido hoy, tampoco veo tan lejos volver a estar en esos sub40 de antaño. Aunque para eso todavía queda meter mucha calidad y constancia. Ahí estaré para intentarlo.


 

jueves, 28 de enero de 2016

Echar la vista atrás, mi primer 10K del 2009 VS mi próximo 10K del 2016

Lo bueno de hacer tantos años que tengo este blog es que de vez en cuando puedo echar la vista atrás y redescubrirme en el pasado. Como hace tanto tiempo que no me pongo a prueba y este domingo corro los 10K de Vilafranca, aun no tengo muy claro cómo va a salir todo. No sé qué ritmos podré aguantar, hay dudas... Por eso he recuperado la crónica de mi primera competición de 10K que hice en la vida, la Cursa de Bombers de Barcelona, abril de 2009.


Por aquel entonces era todo un jovenzuelo veinteañero que acababa de salir de una lesión en la cintilla iliotibial y que ni tan siquiera se depilaba las piernas. No tenía un objetivo muy claro en esa carrera, tan solo acabar y ver cómo era la distancia en competición. Ahora bien, de lo que sí que me he dado cuenta es de que bajé de los 45 minutos, algo que, en principio, me estaba planteando para este domingo. Visto el panorama y cómo me veo en los entrenos, creo que lo conseguiré. Será un buen inicio de camino para buscar de nuevo esos sub40 que tantas alegrías me dieron en tiempos.

miércoles, 23 de julio de 2014

Crónica: 10K de Zaragoza 2014

Seguimos recuperando a pasos de grillo entradas retrasadas. Ahora que voy a tener algo más de tiempo libre.

Ahí va la crónica de una de las carreras que me ha hecho más feliz. No por la distancia, sino por haberlo hecho al lado de Lydia. ¿Quien se lo iba a decir? Meses de entreno, buenos propósitos y una progresión que va desde la caminata a paso de caracol, pasando por la velocidad absurda hasta el sostenimiento de una carrera de ritmo constante y mantenido. He sido muy feliz compartiendo su objetivo y acompañándola siempre que he podido. En entrenos, bajones, dudas, consejos, sudor y esfuerzo. Se culmina una primera parte del camino que nos va a llevar juntos a cumplir mucho de sus otros objetivos futuros. Ya nos los estamos subastando en términos de "molaría", "ahora vamos a por", "lo próximo será"... Así que ya os iremos contando.

Crónica


Con los deberes hechos ya. Sin nervios de no ser capaces de conseguirlo. Las únicas dudas eran sobre el tiempo que íbamos a hacer, pero los entrenos de test que habíamos hecho ya nos hacían tener una idea del arco de tiempo que necesitábamos para llegar a meta. Y lo cumplimos: 1:10 horas que solo pueden mejorarse a partir de ahora.

Era impresionante la cantidad de mujeres corredoras que se dieron cita. Nosotros estábamos los 4 de siempre: David, Azucena, Lydia y un servidor que hemos entrenado juntos durante muchas semanas para el día de hoy. Y todos con el mismo sentir: "En poco más de una hora ya seremos felices de haberlo conseguido". Pero antes quedaba sufrir.


Empezamos juntos y al poco Azu y David se avanzan unos metros. Siempre a la vista, pero ahí estaban. Lydia y yo, al ritmo pactado y en progresión. Los primeros tres se pasan cómodos. El entreno se nota y que lo hemos hecho bien también. Vamos en barullo. Ni solos ni delante, en nuestro sitio. A Lydia se le hace duro del 3 al 4 y hasta el 5. Iba con mucha sed. Necesitaba beber y estábamos a poco del avituallamiento que finalmente llega y le da la vida. 


Seguimos a ritmo pasado el ecuador y cada vez queda menos. Hay momentos de flaqueza hasta el 8, pero a falta de 2 kilómetros subidón que entra y empezamos a avanzar a gente y eso motiva. Lydia sube el ritmo sin calcular sus fuerzas hasta los últimos 500 metros donde se le acaban. Pero hay que seguir. Hay que dar el "fua" y así, tras caminar unos metros, vamos a por todas que ya se oye el murmullo de la meta.

Una última curva traicionera que nos lleva a un bucle de 100 metros que nos aleja de meta y nos vuelve a acercar. La recta final se hace sola y hemos conseguido el objetivo. Todo clavado y bajo control casi siempre. En lo previsto. 

Ser feliz haciendo deporte en pareja hay que experimentarlo, porque lo que es explicarlo por escrito o a viva voz todavía tengo que aprender a hacerlo.

Y seguimos y seguimos con nuevas metas en la cabeza y grandes planes deportivos para los dos.

lunes, 1 de octubre de 2012

Crónica: 10K Maratón de Zaragoza (MMP)

La verdad, no he corrido muchas carreras de 10km en mi vida así que tampoco las preparo a conciencia y cuando compito en ellas lo hago simplemente para ver el estado de forma del momento o si ha habido evolución respecto del año pasado. Bajé mi marca 13 segundos, de 39:38 a 39:25 y además quedé el 57 de 1200. Satisfecho. A falta de fotos y en espera de encontrar alguna por Internet para ilustrar esta crónica ahí va como viví la carrera.

Buena hora a las 9:15 para empezar una competición. Sin madrugones, el desayuno habitual, nada especial. Pillo mi fixie y voy hacia la zona de lo que fue la Expo de ZGZ. Dejo la bolsa en el guardarropa y caliento unos 15 minutos que se suman al pedaleo.

Paso al cajón de corredores, unos 1200 según la organización, y me coloco, como vengo haciendo habitualmente en carreras rápidas, en segunda línea de salida. Pistoletazo y a por todas. No llevaba ningún plan específico. Era una especie de test para ver si estaba para bajar de 40 minutos. Al no estar acostumbrado a correr estas distancias tan explosivas desconozco la estrategia a seguir. No sé regular y salgo demasiado rápido. Primer Km a 3:37 y voy cómodo aunque miro el reloj y me obligo a aflojar un poco. El segundo a 3:47 y me pego al grupo de cabeza femenino.

El viento soplaba fuerte y cuando daba de cara intentaba protegerme entre los cuerpos de la grupeta que acompañaba a las 2 primeras clasificadas. Mientras voy en ese grupo mantengo el ritmo pero llego al psicológico km 4 y aparece la fatiga y cada vez metabolizo menos oxigeno a la sangre y los músculos van más despacio. El grupito se empieza a marchar y mi ritmo a caer. Apreto dientes para no pasar de los 4:00 el km pero no puedo. El parcial del km 5 lo paso en 19:09. Voy genial para bajar de 40:00 pero cada vez más cansado. Empiezo a soñar con recuperarme y remontar segundos para acabar por debajo de 39. Iluso.

Me adelantan un par de corredores que creo que me pueden ayudar así que tiro un gancho a sus cuellos e intento que no se me escapen pero en cuanto entramos contraviento de nuevo, me viene un bajón. Dos kilómetros fatídicos e infernales que me hacen perder muchos segundos. El 6 y el 7 a 4:10 y 4:15. ¡No puede ser!. Hay que dar el fuá y como mínimo hacer mmp, es posible.

Pienso que los dos últimos km son como una serie en pista. 2000 metros, 5 vueltas progresivas. Así logro recuperar, con un penúltimo a 4:02 y un último km exhausto, como un zombie de los que corren a 3:47. Crono oficial: 39:25 mmp. 10,00 km clavados en el Garmin. Algo han debido de actualizar para que clave la distancia con esa precisión. 

Para las próximas me gustaría bajar de 39 minutos, pero sin presiones, correr los 10k como hasta ahora pero trazándo una estratégia y no pasar dos agónicos km que me chafen los planes. A ver si así voy.

jueves, 27 de septiembre de 2012

De vuelta al dorsal

Este fin de semana me volveré a colgar un dorsal después de la Quebrantahuesos del pasado junio. Por diferentes motivos este 2012 no ha sido demasiado pródigo en competiciones. Cómo mínimo me he librado de aquella típica frasecita que muchas parejas dejan caer con un punto de rencor "es que cada fin de semana estás compitiendo y no hacemos nada..."

El caso es que desde que empezó el 2012 he competido 6 veces. Un duatlón por equipos, un B, un IM, un par de medios maratones y una cicloturista. Algo menos de la mitad de lo que viene siendo habitual en una temporada normal. En el horizonte solo se albira un último objetivo, el de repetir un año más en el Maratón de Castellón y seguramente la San Silvestre de cualquier lugar donde caiga para despedir el año.

De cara a la preparación para ese maratón y para probar como voy de chispa, aunque poca falta me haga para una carrera así, voy a sacrificar la salida dominical en bicicleta para competir en los 10K del Maratón de Zaragoza. Hace un par de años corri sus 42k pero este año acortaré los 32 km finales. Pretensiones para la carrera de este 30 de septiembre, ir a tope y ver que pasa al final con el crono, que espero que tenga un 3 en su primera cifra, y si no, pues nada.

sábado, 7 de enero de 2012

Crónica: Cursa dels Nassos - San Silvestre Barcelona 2011

Poco que comentar de la última carrera del año, una semana he tardado en publicar la crónica, así que imaginad. Una carrera que me encanta correr, da igual dónde, pero el último día del año, allá donde esté, hay que cumplir con el ritual. Después ya vendrá el desfase pero la ducha y las ingestas calóricas hay que ganrárselas por la tarde.

Me quedé sin dorsal para esta carrera pero conseguí el de un compañero de club que al final no pudo correr. De todas formas la hubiera corrido de pirata... Dan el pistoletazo y miles de personas al unísono, algunos a darlo todo y otros como yo, a correr para pasar la tarde.

Pero los pocos entrenos que he hecho en estas navidades han pasado factura y pese a intentar ir a un ritmo que me permitiese entrar en meta en menos de 45 minutos (iba acompañando a un compi con ese objetivo) la cosa no fue tan cómoda. Parece mentira lo que es el momento, la carrera, el entreno, los días previos o la alimentación pero incluso avanzar a un ritmo más lento que el de mi último maratón era bastante cansado.  Suerte que era una carrera corta y en un momento ya había pasado, eso sí, en 46 minutillos clavados.

Sigo sin entender a esa gente que recorta todo lo que puede en las esquinas, se sube por la cera. En realidad me la suda, quiero decir que me da igual si ellos son felices llegando a meta superando su mmp en 10 segundos si pese a ello han tenido que recortar unos cuantos metros. Yo me refiero a la manera de cruzarse delante de la gente como si fueran ardillas en medio de una autopista. A veces se viven situaciones desagradables. Que ellos hagan sus trapis y sean felices con ello, pero que no nos fastidien la seguridad a los demás.

martes, 22 de noviembre de 2011

Crónica: III Cursa Popular Sant Vicenç dels Horts (MMP)

Una inyección de moral más, otro minireto superado, no sin sufrimiento. Como ya dije en mi anterior entrada pocas son las ocasiones que tengo para poder correr un 10.000 y testearme en esa distancia. Tal vez una o dos veces al año. Ayer tuve ocasión de hacerlo de nuevo, en Sant Vicenç de Calders, una carrera popular mimada y tranquila con un trazado muy ameno y entretenido. Nueva MMP en la saca, bajando por fin de los 40 minutos y marcando un crono final de 39:38. Contento y satisfecho y grata sorpresa al verme entre los 40 primeros de la general de más de 600 corredores, algo muy poco corriente en mi. Pero como diría Guardiola, hay que seguir trabajando y no creerselo nunca. Ahí va la crónica:

Durante el fin de semana no me comporté demasiado. El viernes trasnoché y el sábado volví a darme un tute de curro nocturno. Menos mal que la carrera era cerca de casa y no había que madrugar mucho. Me desperté motivado y con energia pese a todo. Desayuné la pizza sobrante de la noche anterior y pará allá que fui con Gerardo y su hijo, compañeros de club.

Llegamos sobrados de tiempo para recoger dorsales, saludar a conocidos y hacer un calentamiento tranquilo. Se acerca la hora y como quiero ir deprisa me coloco en segunda linea, delante del todo. Bocinazo y al toro. Empieza subiendo pero la adrenalina del momento mantiene a ralla el cansancio. Miro el Garmin y veo que voy demasiado deprisa y que pese a todo la fatiga se acerca más lenta de lo que me esperaba. Me hace mucha ilusión ir a escasos metros de la cabeza de carrera aunque a partir del segundo kilómetro la distáncia crece por momentos.

Sigo deprisa, a una media de unos 3:40 y llego al km 4 en menos de 15 minutos. Llevo un colchón muy grande de tiempo para ser sub 40 y además no voy extremadamente cansado, todo lo que llevo de carrera se me ha pasado muy rápido. Eso me tranquiliza a la vez que hace que me pregunte constantemente cuando empezará a venir la parte menos agradable y sufridora. 

Empezamos a adentrarnos por el pueblo y un gilipollas al vernos pasar dice "mi abuela de 90 años corre más deprisa". Estoy a punto de escupirle y decirle que me persiga y me pille, a ver si él corre tanto como su abuela... Llega el km 5, un puente... y aquí empiezan a flaquear, poquito a poco, las fuerzas. La velocidad disminuye algo pero siempre dentro de los márgenes aceptables. El recorrido está lleno de toboganes y aunque el desnivel hacia arriba es el mismo que el de bajada parece que todo suba siempre. Lo empiezo a pagar y los segundos 5 km ya no van pasando tan rápido.

Ahora miro el reloj cada pocos cientos de metros, controlando el ritmo, regulando. Hasta el siete iba por debajo de 39 minutos pero a partir de ahí la cosa aún decae un poquito más y sufro hasta el ocho y medio, veo caer segundos y me adelantan unos cinco corredores.  Así que tengo que apretar dientes en el último kilómetro, cuyos 500 metros finales acaban en cuesta pero llevo casi medio minuto de margen con el que llego a meta muy contento, aunque en ese momento el cansancio no me permitiera demostrarlo.

Tardo un par de minutos en recuperar el aliento. Estoy muy cansado, exhausto de la última cuestecita. Y es que correr en menos de 40 minutos es ir muy deprisa para mi. Pero estoy orgulloso, pues el recorrido estaba lleno de subes y bajas a cada kilómetro. No sé cuánto tardaré en hacer otro 10.000. Supongo que unos cuantos meses más, así podré saborear esta nueva MMP, que espero que no sea la última del año ni la más importante, pues el 11 de diciembre me espera la prueba reina en Castellón.

jueves, 17 de noviembre de 2011

Miniobjetivo 10K

No sé interpretar muy bien el perfil de dientes de sierra. Se ven muchos picos, pero mirando las cifras parece más un efecto visual que otra cosa. La cita, el próximo 20 de noviembre en la 3a Cursa Popular de Sant Vicenç del Horts, dia de las elecciones generales.

Los 10k, una distancia bonita, explosiva, la más rápida del corredor de fondo. Hasta hoy he tenido pocas oportunidades de correr un 10k oficial. Tal vez una o dos al año. Esto hace que realmente no sepa nunca bien cual puede ser mi crono en esa distancia. La última vez fueron 40:34 minutos, el año pasado, y aunque posiblemente ahora me encuentre unos segundos por debajo no va a ser hasta que haga un 10K en alguna competición que me quedaré tranquilo. Quiero batir la barrera psicológica de los 40:00. No sé si es posible, en cualquier caso depende del día, época del año, del perfil, del entreno acumulado y de otros factores. Siempre digo, no como consuelo, batir marcas ayuda pero lo más importante es tener retos consecuentes con uno mismo y pasarlo en grande. Hasta el momento, por mal que me haya ido, a cada competición y a cada entreno he sabido sacarle la enseñanza en positivo y lo mejor de todo, he acabado hambriento del siguiente momento para vestirme de corto. Esa es la esencia, el objetivo y el fin último y existencial. Siempre.

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Hot Sonakshi Sinha, Car Price in India