Ho van aconseguir perquè no sabien que era impossible

domingo, 30 de agosto de 2015

Llegando al punto de forma para empezar a tomárselo en serio

Echo la vista tres meses atrás y repaso mi calendario de entrenos, de horas y distancias recorridas y me doy cuenta de que ya lo he hecho. Vuelvo a ser un triatleta principiante. Aunque sería mejor decir duatleta de momento. No he nadado desde ya ni me acuerdo y ese será el propósito para el nuevo curso, meterse entre corcheras a moverse cual manatí.

En cualquier caso todo un logro esto de meterse horas para el cuerpo, de hacerlo sudar y perder gramos. Ya me puedo dedicar solamente a escribir en este blog batallas de entrenos, o crónicas de competiciones cuando las haga, o aventuritas deportivas en lugar de lamentarme de lo poco que hago o lo mal que lo llevo o de cuánto me duele la espalda. He conseguido dar la vuelta a la tortilla.

Así que en estas salidas y tiradas que consumen mis últimos días libres antes de la vuelta al trabajo me estoy notando que ya estoy muy próximo a ese punto de inflexión. Me explico. Ese punto en el que uno nota que el esfuerzo invertido para subir por el mismo puerto es mucho menos intenso, aunque siga yendo igual de rápido. ¿Sabeís cuando ya empezáis a notar que el corazón y los músculos aguantan y que podrían tirar más? Uno se dice, "con lo mal que lo pasaba en esta subida hace un par de meses". La verdad es que es una sensación que he empezado a sentir hace poco y que los que estáis en esto sabéis lo que mola.

Los Suaves en el Alto de la Maladona, Costas del Garraf
Hoy hemos hecho un cuarteto con Los Suaves para hacer una ruta hartamente repetida, lo que llamamos "la vuelta corta" y me he notado cómo subo a Begues mucho menos atrancado y cómo paso las Costas del Garraf bastante más ligero. Y como decía, la velocidad sigue siendo casi la misma, sin embargo el ritmo cardiaco baja, la cual cosa me lleva a una conclusión: ha llegado el momento de tomárselo en serio y empezar a dar "el fuá", de saltar al campo a buscar objetivos concretos más allá de recuperar la forma, que fue lo primero

jueves, 27 de agosto de 2015

15,5 Km hasta la plaza de las palmeras de Castelldefels

Como ya explicaba en la última entrada que escribí hace unos días, esta última quincena de agosto y de vacaciones la estoy aprovechando para poder machacarme antes de empezar el curso. Incluso he vuelto a entrar a menudo a mi perfil de Strava y Garmin Connect que los tenía también olvidados. Buena señal.

Ayer miércoles descansé y volví a tener esa sensación olvidada de "hoy tengo fiesta, no entreno", de volver a valorar el descanso, saber que reconforta y que también entrena.

Con Paco llevábamos unos días motivados para hacer una cosa que hacía mucho que no hacíamos: una tirada de 90 minutos de carrera. Marcamos tal día como hoy, jueves, después del descanso, para probarlo. La intención no era ir más o menos rápido, sinó ir y volver a la plaza de las palmeras de Castelldefels desde el Estadi de La Bòbila de Gavà: "Vamos tranquilos, entre 5:45 y 6:00" dijimos. Y así lo hemos clavado. A ritmo de charla, despacito y sin superar el 70% de pulsaciones, el "quemagrasa". Se ha pasado volando. Y como ya hemos visto que lo hemos vuelto a poder hacer, como antaño, las próximas veces les daremos más brillo.


martes, 25 de agosto de 2015

Balance de agosto positivo, buenas vacaciones, buenos entrenos, buenas previsiones

Los maestros no nos podemos quejar de vacaciones y, si bien me pasé el mes de julio aprovechando para mejorar mi nivel de inglés con un intensivo de tres semanas, día a día, en la Escuela Oficial de Idiomas, agosto ha sido de hecho, el mes de vacaciones reales, de esas de los despertares naturales, del descuido del cuerpo y la despreocupación.

Esa fue la tónica durante las primeras dos semanas. Tras un último empujón a los entrenos, el día 3 de agosto nos plantamos en Sevilla unos amigos, Lydia y yo para vivir al estilo que mencionaba en las dos últimas líneas del anterior párrafo. De hecho, mis principales preocupaciones era mantener mis constantes vitales activas y que no faltase la cerveza fresquita. Se hizo lo que se pudo, turismo y más cosas, racargamos pilas y una vez aquí lo que había que hacer era quitar lastre estival y ponerme a tono para empezar el nuevo curso.

Así que esta última quincena la estoy dedicando a acabar de enmendar la famosa lista de "cosas que hacer durante el año". Que si ordenar papeles, reorganizar armarios, colocar cosas por la casa y todo eso que nunca encuentra ni ganas ni hueco en las agendas. Hay que decir que el balance ha sido satisfactorio y dejo casi todo bien en su sitio.

Y en otro orden de cosas, en el deportivo, el que me motiva a escribir este blog, todo va yendo sobre ruedas. Como hay varios puntos que me gustaría mencionar, mejor los numero para no extenderme en renglones:

- Me he puesto un plan estricto de dieta y he adelgazado 4 kilos. Quedan otros tantos para volver a mi peso crucero.

- Mi lesión de espalda ya no es casi nada. Me acuerdo de ella muy poco.

- He conseguido entrenar casi cada día. El deporte vuelve tener un lugar prioritario en la planificación de mi vida. Y lo mejor, lo compagino genial con todo lo demás. Veremos cuando empiece a trabajar.

- Presiento que la temporada 2015 - 2016 va a ser una muy buena a todos los niveles. Esa es la idea.

- Voy a disfrutar de mis últimos 7 días de vacaciones.

sábado, 22 de agosto de 2015

Mi primer objetivo en meses: Half Triathlon Vitoria-Gasteiz



Tras un largo periplo de desperezamiento deportivo en los últimos meses, por fin me he visto con agallas y ganas de empezar a afrontar mi primer reto desde aquel Challenge de Calella de 2013... ¡Qué lejos queda! Como ya se ha ido leyendo por aquí, he podido regularizar más o menos mi actividad física y he ido progresando, así que, envalentonado, me inscribí al Triatlhlon Vitoria-Gasteiz en distancia Half para el próximo julio.

Muchos otros de mi club, el Gavà Triatló, también se han animado, tanto en las distancias Full como Half, así que seremos un buen grupo en la fiesta. Será un fin de semana muy grande en una competición y lugar del que me han hablado maravillas.

De momento, ya hay un objetivo marcado en el calendario y queda casi un año para que llegue. No es demasiado arriesgado pero es algo. No sé cuanto tiempo tendré durante la siguiente temporada para poder entrenar, así que de momento he preferido escoger algo asumible para poder ir motivándome a medida que vea avances. Supongo que por el camino irán apareciendo otros retos para ir preparando la cita. O quizás el Triathlon Vitoria sea una excusa para otros proyectos más ambiciosos que me devuelvan a mi yo pasado. Quien sabe.


 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Hot Sonakshi Sinha, Car Price in India