Ho van aconseguir perquè no sabien que era impossible

lunes, 20 de febrero de 2012

A vueltas con el despropósito de Reus

Hace bastante tiempo que tengo pensada esta entrada. Me siento molesto, bastante molesto. El año pasado competí en el Duatlón de Reus. Ibá con algunos miembros del Gavà, con la ilusión de puntuar por equipos y también individualmente. Pero aquello fue un propósito desorganizativo como nunca antes había visto y tuve que abandonar. Muy muy mal.

El caso es que yo mismo hice llegar mis quejas a la federación. Me consta que desde el Gavà Triatló también se hicieron llegar quejas y desde otros muchos sitios, clubes y deportistas implicados.

Pues bien, la respuesta y recompensa a todo elló es volver a incluir la prueba, el XXI Duatló de Reus, nuevamente en el calendario. Pero lo que peor me sabe no es eso, sinó el hecho de que siga siendo puntuable para el Circuito Catalán, la Liga de Clubes y además Campeonato de Catalunya Junior. ¡Por dios! Si ni siquiera tenían unos boxes suficientes para todos y mucho menos en condiciones de usarse. Las bicis se caían y otras había que apoyarlas en vallas. La cosa huele bastante...

En fin, echad un vistazo a mi entrada del año pasado hablando de éste y muchos otros temas. Y si lo tenéis marcado en el calendario y nunca antes lo habéis corrido os aconsejo que busquéis una alternativa mejor. Ese es mi consejo.

domingo, 19 de febrero de 2012

Crónica: Duatló d'El Prat por equipos 2012

Hay que aprovechar al máximo las poquitas oportunidades que nuestro deporte nos ofrece para trabajar en equipo. No solo para sacar lo máximo de uno mismo en beneficio del grupo y arañar segundos al crono sinó, más importante aún, para invertir en una mañana genial, pasarlo en grande con los compañeros de club e irse con una satisfacción superlativa habiendo disfrutado como un bellaco. Ahí va la crónica.
Quedamos un nutrido grupo del Gavà Triatló para marchar hacia El Prat en bicicleta cargando las zapatillas y pedaleando a ritmo verano azul. Una vez en boxes somos muchos, 11 equipos participantes más los acompañantes. Mires donde mires se ven los colores de nuestra equipación.
Me encuentro con mi equipo, Jaume, Antonio, David y Carles. Un contratiempo de última hora hizo que David tuviera que dejarnos par ir en otra escuadra, con lo cual nos quedamos justos cuatro duatletas para afrontar la prueba, no podía haber errores. Calentamos mientras animamos a nuestras participantes femeninas en su primer tramo. Vamos hacia la linea de salida y silbato. Salimos a 4:00 el km y vamos incrementando el ritmo hasta llegar a una velocidad de crucero de 3:50. Así aguantamos como podemos y vamos pasando algún que otro equipo, aunque también nos adelantan a nosotros.
Llegamos a boxes con la euforia y transicionamos lo mejor que podemos. La tierra, las piedras y grava que hay en esta zona no facilita demasiado las cosas. Empezamos a pedalear, nos colocamos en linea y a tirar a muerte. El último es el que guia a la cabeza, para aumentar o disminuir la velocidad. Es un circuito en forma de L con bastantes rotondas. Vamos calculando y en cada una de ellas el primero se deja caer y toma el relevo el segundo. Avanzamos de esta manera a una velocidad bastante homogenea de 35-40 por hora. 
A los pocos km vemos una ambulancia y uno de nuestro club caido en el suelo. Por suerte no hubo que lamentar más que una magulladura y golpes sin más demasiada complicación. Mientras en mi equipo nos seguimos entendiendo bastante bien y los relevos constantes nos dejan tiempo para respirar. Atrapamos a otro grupo de nuestro club justo antes de entrar en boxes.

Allí, nosotros, pajaricos, nos pasamos nuestra parcela de barra de box y perdemos unos preciosos segundos que nos hubieran hecho ganar un par de posiciones en la general. No importa. Salimos a la carrera. Yo salgo con molestias en la rodilla que surgieron de repente pero que no eran incapacitantes. Jaume también siente molestias en el gemelo y Carles también. Pero apretamos dientes y a medida que pasan los primeros metros y nos acostumbramos a la zancada vamos aumentando la velocidad hasta situarnos de nuevo a 4:00 el km con el que echamos el resto en la última vuelta y llegamos a meta con la satisfacción de haberlo dado todo, de haber hecho un buen trabajo de equipo y vaciado los depósitos. Gran mañana y grandes recuerdos. Gran club el Gavà Triatló.

viernes, 17 de febrero de 2012

Proyecto fixed I: El pepinaco

Llega un punto en muchos aficionados al ciclismo que el hobby empieza a tomar ciertos matices y tonos frikis. Uno comienza a buscar el extra en ciertas filosofías sobre cómo entender las dos ruedas. El piñón fixo, la fixie o fixed, la flip-flop... Hace tiempo que me empecé a interesar por este tipo de bicicletas y que andaba buscando un diamante en bruto para iniciar una metamorfosis. Un compañero de club me ha regalado, via un vecino suyo, un pepinaco de los buenos. Una bicicleta de carretera de la marca "La Casa de las Bicicletas", sucia, oxidada, llena de polvo, atascada, con un pedal distinto a cada lado, con las ruedas podridas y robín en las llantas. Es una bicicleta de coleccionista cuya fabricación se pierde en los anales del siglo XX. 

Tradicionalmente la fixed ha sido una bici que el ciclista ha hecho a su medida buscando piezas de uno y otro sitio y tirando de segunda mano. Ahora se pueden encontrar en algunas tiendas a precios poco económicos, sin ese valor añadido que le da la personalización individualizada del DIY. Mi intención es tirar por la primera opción e ir posteando todo el proceso.

martes, 14 de febrero de 2012

Crónica: XVII Mitja marató Gavà - Castelldefels - Gavà

No ha sido esta una carrera para olvidar pero ha sido una de las que peor lo he pasado. No por falta de experiencia porque precisamente en esta media he hecho dos mmp. Pero esta vez se me ha puesto cuesta arriba aunque también ha sido de las más provechosas. He tenido sensaciones que no había sentido antes en competición. Ahí está la parte positiva, porque esas sensaciones se han almacenado en mi cabeza y eso, a su vez, permite que pueda empezar a entenderlas y a conocerlas mejor, a adquirir experiencia y actuar en consecuencia la próxima vez. Aquí va de lo que hablo:

Me levanto con un par de horas de antelación para desayunar bien. Salgo al balcón y compruebo que la temperatura es gélida. Por suerte tengo la linea de salida a escasos 1000 metros de casa por lo que apuro hasta los últimos 20 minutos y salgo directamente calentando.

El día anterior salí en bicicleta. No fue una salida excesivamente larga, 90 km. Sin embargo si que fue ligera y le metí bastante intensidad. Otras veces había hecho lo mismo el día antes de una competición, así que en principio no le dí más importancia. Pero esta vez sí que la tenía.

Empieza la carrera y me coloco en el grupo que sigue a la liebre de 1:25. Sé que ir a 4 el kilómetro durante un medio maratón es ir muy rápido para mi, pero lo veo asequible. Me conozco.  Si lo logro sería mi mejor tiempo. Tengo confianza en conseguirlo. Pero oh amigos, los músculos tienen memoria, y la mente, los pulmones y el corazón no siempre son suficientes para controlarlos.

En el kilómetro 7, que paso en 28:04, empiezo a notar que algo no va bien. Siento que mi cuerpo se divide de repente en dos partes. De cintura para arriba es una, y para abajo es otra. En el 10 la liebre se empieza a marchar. Voy con excelentes pulsaciones, dentro de mis rangos aeróbicos. La respiración no es excesivamente acelerada, puedo hablar. Mi cabeza envía la orden a las piernas pero ellas pesan un quintal. No se mueven acorde con lo que pienso. Me encuentro bien, pero no puedo.

En el 11 la distancia con la liebre es insalvable, ya he perdido algo más de 1 minuto respecto a ella. Entonces me resigno. Me hago a la idea de que hoy no va a ser el día de hacer mmp. Entonces, como siempre intento hacer ante estas adversidades, le doy la vuelta a la tortilla y saco la máxima positividad y el máximo aprendizaje de aquello que estoy viviendo en cada instante.

Soy consciente, siento y asimilo que mis piernas están más cansadas de lo que creo. Y sé por qué es, la bicicleta de ayer. Un gel en el 13 y unos sorbos de agua no me sirven para demasiado. Lucho sin demasiado éxito por mantener una velocidad de crucero y unirme a algún grupo. Vivo algo que no acostumbro a vivir, que todo el mundo me pase por izquierda y derecha y todos, como van más rápido que yo, se me escapan. Yo no atrapo a casi nadie, no me puedo amoldar a ningún ritmo ni meterme en grupeta.

Pero disfruto, trato de aprender de eso. Pese a todo estoy corriendo, estoy haciendo algo que me gusta y he echado unas buenas horas de ejercicio el fin de semana. Me ayuda correr en mi terreno, conozco cada punto por el que paso y visualizo el camino que me queda.

En el 17 me atrapa la liebre de 1:30 y se me escapa. Pero ya solo queda una serie larga como aquel que dice. Llegamos al nucleo urbano de Gavà, paso por delante de mis padres y de mi abuela que me saludan y me animan en el último km de carrera. Llego, sufriendo pero al sprint, echando el resto y con una marca de 1:33, tan solo un par de minutos más rápido que la media de mi último maraton... Nunca había sufrido tanto para entrar en meta con ese tiempo. Pero que bien que lo he pasado y cuánto he aprendido.

sábado, 11 de febrero de 2012

Investigando y siempre activo.

Ahora ya hace casi un par de semanas que no actualizo. Es mala época para entrenar en la calle, con tanto frio el volumen baja, aunque no las sesiones. El rodillo y el trabajo de core con fitball y la musculación con gomas lo están petando en mi casa, pero claro, el tiempo invertido no es tanto. Y más si se tiene que combinar la preparación y el entreno para un Ironman con la investigación. 

El caso es que ando enfrascado en medio de mi trabajo de final de Máster en Sociedad de la Información y el Conocimiento. Estoy realizando una investigación sobre la mánera en que los medios de comunicación especializados en música utilizan las redes sociales. En realidad es un tema que me motiva mucho pero que a la vez me hace invertir muchas horas y madrugones. Lectura de la bibliografia, los antecedentes y los trabajos previos, la recogida cuantitativa de datos, la elaboración de una metodología de trabajo eficiente, la realización de entrevistas, la ponderación de variables, gráficas, contraste de resultados, conclusiones, la redacción del contenido y un largo etc.

Es un trabajo que va mucho con mi manera de ser ante el deporte. Es una carrera de fondo, dura y costosa pero que poquito a poquito se va armando, de la misma manera que los metros van pasando en un maratón. Y siempre resistir. Así que siempre tengo dos voces buenas de la conciencia, una que me dice que entrene, la otra que estudie. 

Por si fuera poco también tengo las voces imperativas que me hacen trabajar como maestro, como periodista, y dedicar tiempo a la familia y a las relaciones sociales, a mi nuevo grupo de música, a hacer las faenas tipicas del hogar... Me encantan estos puzzles, el encaje de obligaciones y acabar los días con la sensación de no haber perdido un segundo en nada inútil. Siempre activo.

Y mañana la Mitja de Gavà, en casita, a escasos 800 metros del colchón donde duermo.

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Hot Sonakshi Sinha, Car Price in India