Ho van aconseguir perquè no sabien que era impossible

jueves, 31 de marzo de 2011

Stage Calella Rayotraining 2011

Mañana es el día elegido para empezar con un fin de semana muy intenso. La trinidad soñada por el triatleta: Entrenar, Comer, Descansar. El Stage Calella 2011, en el que ya estuve el año pasado, serán tres días intensos de entrenos dirigidos por Iván Herruzo. Este año la propuesta ha crecido mucho no solo en cantidad (40 triatletas), sinó en calidad, ya sea en forma de obsequios, fotografía, asistencia o simplemente por poder disfrutar y compartir esfuerzos en compañía de un trio de ases del triatlón que no necesitan presentación: Xabi Llobet, Richard Calle y Toni Peris. Tres días para disfrutar al máximo con buenas previsiones de tiempo, gozando de entrenos largos y de calidad. Esta semana de momento ha sido suave. Un pinzamiento lumbar y un resfriado me ha hecho perderme las horas que tenía pensando dedicarle a entrenar. No me encuentro al 100% y  aún estoy convaleciente aunque espero que las ganas sean suficientes para que en las próximas horas acabe de recuperarme y empezar mañana a darle caña. Ya contaré como ha ido la experiencia.

domingo, 27 de marzo de 2011

XXI Duatló de Banyoles

Después de recuperarme anímicamente gracias a una buena semana de entrenos, que la anterior no pudo ser, me ponía en la linea de salida del XXI Duatló de Banyoles, en distancia Olímpica. El fin de semana anterior había competido en Reus, si se le puede llamar competir a disputar el duatlón más rápido de mi vida. Los múltiples errores en la señalización del segmento ciclista provocaron que me perdiese y optase por retirarme. Medio centenar de duatletas se vieron forzados a tomar la misma decisión. Parece ser que el hecho de llevar dos décadas organizando un duatlón no exime de que la prueba se reitere en sus deficiencias año tras año. Banyoles no es lo mismo. Cuenta con una buena organización y un circuito muy atractivo, supongo que será por eso que se disputan allí tres pruebas cada temporada y este año, además, la ITU European Premium Cup, una buena oportunidad para poder estar cerca de lo más granadito del viejo continente en lo que a nuestro deporte se refiere. 

En Banyoles he entrenado y competido, una ventaja añadida y un dibujo interiorizado del perfil del recorrido en mi mente. Así que, una vez situado en precedentes de calentamiento, uniforme de guerra azul celeste complementado con manguitos y gafas de sol. Después, un minuto de silencio que me pilla en primera línea de batallón de participantes. Sesenta segundos de mutismo en memoria del compañero duatleta y juez Arturo Escribano y también por la tragedia provocada por el terremoto en Japón. Miro al vacio, respiro hondo hasta tres veces, me concentro y me preparo para empezar a vivir lo que las siguientes líneas intentan explicar:

Carrera 1:

La intención era salir a ritmo de 4:00 el km e intentar mantenerlo durante todo el primer tramo a pie. Durante los primeros 500 metros es algo difícil estabilizar la velocidad. Demasiada gente en un camino relativamente estrecho. Saltitos, quiebros y alguna zancada que aterriza en charcos enfangados, La aglomeración de corredores impedía ver el suelo dónde tendría que dar el siguiente paso. Por suerte esta pequeña incomodidad dura poco. En seguida el grupo se empieza a estirar y a medida que vamos  deborando hectómetros la carrera va colocando a cada uno en su sitio.

A mi me coloca en el quilómetro tres junto a un grupo de cuatro corredores, en momentos 6, en momentos 5, pero el hSalecho de ir acompañado y tener la motivación extra de intentar no cederle ningún metro al rival distrae mi mente y enganña a la fatiga. A cada quilómetro que marca mi garmin compruebo el ritmo. Clavado. El 5 en 20 minutos, el 6 en 24... Y es que aguantar estos ritmos era impensable ni imaginármelo en la temporada pasada. Y eso sorprendentemente me anima más de lo que me cansa. En el quilómeteo siete, al ver que volvemos a clavar me emociono. Si logro aguantar así hasta el final resultará que conseguiré mi mejor marca en un 10.000. Eso teniendo en cuenta que es un circuito muy zigzagueante, lleno de curvas y cambios de sentido. ¡Y sin calzar las voladoras! Así  es como tengo la primera alegría de la competición que no acaba de ser plena, pues llegamos a boxes sin completar la distancia pactada en 38:28 y unos 9.600 metros.

Ciclismo:

Llego cansadete a la transción y mientras me calzo recupero el aliento.  Salgo solo pero con intención de dejarme atrapar o atrapar a alguien en los primeros metros. Un poco de las dos cosas. Me atrapa un ciclista y juntos atrapamos a otro. Y así, vamos haciendo grande la bola. Los primeros repechones me pasan factura y me descuelgo, pero de seguida consigo recuperar esos metros en la bajada. El grupo se hace cada vez mas numeroso. Demasiado. Debemos ser más de 20 en la grupeta. Nadie se atreve a tirar de momento. Vamos rápidos, la media sube y lo mejor es que voy cómodo. La gente va con el machete entre los dientes. Están a punto de hacerlos servir.

Llegamos a Queixàs, me hidrato en el habituallamiento y ahí, con las primeras cuestas y la carretera más estrecha y en peor estado empiezan las primeras hostilidades. Se despegan los culottes del sillín, los cambios empiezan a crujir y el grupo se va estirando y disgregando. Yo, que no soy bueno trepando me descuelgo de la cabeza aunque siempre consigo volver a enlazar. En cada hachado se van quedando unos pocos, como si nos fueran pasando por un tamíz muy fino. Y así, haciendo la goma, mis piernas dicen basta en la subida más exigente del circuito, al paso por Esponellà.

Me quedo solo en el llano que viene después de coronar la pequeña cima. Viento por todos lados y la cabeza del grupo a 200 metros. Acelero y recupero 100. Me desfondo y pierdo 50. Y me doy por vencido. Yo contento por llevar a la práctica la esencia no draft acoplado y solo. Pero los de que van delante van disfrutando de la comodidad de ir en grupo, mecidos en parigüelas recogidos de las inclemencias de eolo. Así que después de 7 km en solitario decido mirar atrás. Medusa no me iba a convertir en roca, pero iba a relentizar mi ritmo, porque al fondo veia dos puntitos negros que deseaba que me dieran alcance. Lo hicieron y me recogí en sus faldas mientras recuperaba el aliento. Acabamos trabajando juntos y llegamos a la transición.

Carrera 2:

El paso a la carrera es firme y cómodo. Voy in crescendo... empiezo a 4:30 pero antes del primer km ya he bajado a 4:20. Aguanto para que no me avancen y hacerlo yo. Ese propósito se cumple a medias en ambos casos. Pero aún así recupero más posiciones de las que pierdo y de mientras los metros se van pasando ensimismado en atrapar siempre al corredor que tengo delante y con un último cambio de ritmo en los últimos 500 metros para marcarme el parcial 75, el mejor de la competición, aunque con alguna duda de si podía haber apretado algo más.

lunes, 21 de marzo de 2011

Semana 22: Levantando el vuelo

Los números de la semana 21 no eran dignos ni de mención. Es por eso que no hubo entrada que hablase de ellos. Acabó además con una penosa prueba en la que había puesto cierta ilusión y que no pude completar. Así que pleno al quince, o todo lo contrario. Pero en lo nuestro, en el deporte y el triatlón, una buena sesión de bicicleta, un excelente dia de series, una transición de las de dejarte listo para una siesta de las de despertar natural o una sensacionales sensaciones en competición pueden hacer generar en tu mente la cantidad de endorfinas necesarias para conmutar la desmotivación por la euforia o como mínimo por la satisfacción y servir, como dice el título de esta entrada, para levantar el vuelo anímicamente hablando. Aunque no ha sido una de las semanas en que más he entrenado, pues he descansado un par de días, -pero doblé otro- esta vez sí que se merece una entrada, y aunque no he nadado -otra semana más- todo lo que debería, le he podido dar caña a la bicicleta. En definitiva esto es un tira y afloja. Si estás más horas entrenando una disciplina forzosamente ese tiempo ha de salir de otro sitio. Y si las obligaciones propias de la vida diaria de un triatleta amateur no se pueden posponer no queda otro remedio que sacrificar algunas sesiones en favor de otras. Así que acabo estos últimos siete días con 11 horas y 2000 m de agua, 30km de carrera y 180km de bicicleta incluyendo en todo esto una jornada dominical de competición duatlética en Banyoles cuya crónica pronto escribiré. Seguimos con la siguiente, la primera de la primavera.

martes, 15 de marzo de 2011

Crónica: PENOSO XX Duatló Ciutat de Reus 2011, el peor

La comitiva espartana en Reus
Me considero una persona empática, y por eso sé que debe ser muy complicado organizar un duatlón sprint de carretera con 265 inscritos. Coordinar voluntarios y que no les falte de nada, policia local, mossos d'esquadra, boxes, circuitos y su señalización, atención al corredor, obsequios y decenas de variables que no controlo... 

Por eso mismo debe ser que el CN Reus Ploms, es un club potente, con muchos deportistas en sus múltiples secciones, con nombre y trayectoria más que avaladas. La entidad organizaba este año no el primero, ni el segundo, ni el tercero... Sinó su vigésimo duatlón. Sólo tengo una palabra para describir tal evento deportivo. PATÉTICO.

Empezaré por el final, porque puede que mi texto os canse o os haga llorar y no queráis seguir, sobretodo a los que tenéis la impotencia y el mal cuerpo que se me ha quedado al retirarme en el km 7 del sector ciclista. Sé que nunca llegaré a ser una estrella deportiva, ni seguramente ganar ninguna carrera ni aproximarme tan siquiera al pódium, ni ganar ni un céntimo compitiendo. Como mucho puedo apostarme unas cañas con aquel que sé que corre casi como yo, conformarme con una camiseta técnica (hoy era de algodón) o que me toque algo en algún sorteo... 

Pero todo el mundo tiene pequeñas metas, pequeños objetivos que no hacen nada más que seguir manteniendo la ilusión por el entreno, por el día a día, por ser mejor que yo mismo la semana pasada, por haber conseguido superar aquella prueba que un día pensé reservada a los dioses.

Mi humilde aspiración y objetivo de hoy era hacer una buena carrera, disfrutar y acabar contento con mi marca y me sentia capaz de ello. Poder puntuar para el ránquing catalán e ir sumando puntos, poder puntuar con mi club. Resarcirme de una semana donde pese a tener tiempo, no he podido dedicar el deseado para el entreno.

Es la primera vez en mi vida que no entro en meta con el dorsal con el que tomé una salida. No tengo sentimiento de culpa ninguno, pero estoy apenado, que no desmotivado. He tenido que andar 200 km en coche para nada, peajes incluidos, los de la C-32, a precios "populares" por cierto. El Gavà Triatló iba a puntuar. Yo también a nivel individual. Me hacia mucha ilusión hacerlo y también ayudar al club. Pero nada. 

Por suerte, la carrera ha servido para que nuestro equipo de chicas pueda subir al segundo cajón del pódium por equipos. ¡Felicidades espartanas! Ignoro de todas maneras qué tipos de medidas tomará la Federación al respecto. Si todo se queda en una anécdota, una rabieta lloriquera y palmadita en la espalda para los duatletas y clubs afectados y de paso premian a la organización con la reedición de la prueba para el próximo año. Si es así y insistís en participar, como mínimo por mi parte, ya sabréis lo que me encontré. Servios un Dry Martini con una aceituna rellena para leer lo que sigue pausadamente, porque hay mucha tela... Aquí va mi tragicómica crónica:

¿Como puede ser? 244 duatletas toman la salida y 52 se retiran. Y todos por... Bueno, no me excederé, la verdad es que no he ido preguntando uno a uno. Lo que decía... casi todos por los mismos motivos. Perdidos, desorientados, extraviados, equivocados en seguir un circuito muy mal señalizado, donde los voluntarios en los cruces polémicos y rotondas brillaban por su ausencia y dónde los había hacían un trabajo, bajo mi humilde y por supuesto subjetivo punto de vista, muy mejorable. Era nuestro LOST particular, donde la isla (Reus) nos ponía a prueba...

Precarrera: No hay página web de la prueba, ni blog, ni google maps, ni tracks ni mapas del recorrido ni del perfil por ningún lado, ni tripticos ni pdf's ni nada. Íbamos completamente a ciegas, sin más información que el del kilómetraje de cada sector y la hora y lugar de salida. Tampoco encontré información en la web del CN Reus Ploms ni en la de la Federación.

Boxes: Cajones de madera, de los que encajas una rueda y la bici queda de pie. Estaría bien si la mayoría de las aberturas para esta rueda no fuesen para una BTT, una moto de cross o para un tractor. Imaginad la de malabarismos que hacía la gente para tener su bici en pie. Usando el casco, metiendo un grueso en la grieta, apoyándola en la bici de al lado. Cada uno con su historia circense particular. Llegáis a la T2 y no podéis dejar la bici en condiciones. Pero eso no es todo. No había para todos. Muchas féminas tenían que dejar la bici apoyada en una vaya porque para ellas simplemente no había boxes. No era falta de espacio, pues era en medio del campo de una pista de atletismo.

Pista: Servicio de megafonía inexistente. Distorsionaba. ¿Papeleras? Puede ser que no las haya visto, pero no he encontrado dónde tirar el sobre de gel que me he tomado antes de la salida.

Carrera 1: Salida multitudinaria en espacio reducido de 1 vuelta y media a la pista de atletismo. Me ha costado hacerme hueco y coger el ritmo. Creo que hacía bastante más de 5k. Concretamente 5700 metros. No lo digo yo, lo dice mi Garmin aquí. Ritmo 3:50.

Ciclismo: Imagina salir con las botas de ciclismo y tener que correr unos 200 metos para acabar subiendo una rampa de parquing resbaladiza empujando una bici. O hacer esto descalzo, da igual. No había línea que marcaba donde te podías subir. Una persona te decía: "Aquí".  Se les habría acabado la cinta aislante... Circuito abierto al tráfico. Primera rotonda coches parados en medio de la carretera y esquivando. Policia local cortando el paso y un coche se cuela entre nosotros. La consecuencia para él conductor impaciente, ninguna.

Segunda rotonda un coche se pone delante de nuestro grupo, empezamos a gritar para que se aparte porque va más lento. "Perdone conductor, perdone agente, perdone organización, estoy compitiendo, mi adrenalina va a tope y como chasis llevo un casco del Decathlon". Consecuencia de ello, el grupo se disgrega, aunque apretando dientes nos agrupamos de nuevo. Uno tiene que frenar y poner la mano en el coche para no comérselo. Los demás nos metemos por los laterales y lo esquivamos como podemos. No es facil tomar decisiones tan precipitadas cuando vas en pelotón a 40 por hora. El voluntario colocado en esa rotonda se limita a gritarle al conductor del coche.

Vamos a la autopista. ¡La autopista! Es por eso que antes de salir han dicho que las chicas pueden ir a rueda de chicos, por la autopista. Coches a 120, perdón, a 110, unos 60 km hora más deprisa que nosotros en aquel momento. Otra rotonda. "¿Por dónde?" - Hay una cartel que dice Duatló que indica a la derecha. Un grito. "Dreta, dreta!" Pues no. Estaba mal. A los 200 metros nos damos cuenta que no iba nadie delante. Nos hemos equivocado... Algunos han dado la vuelta, han cruzado al otro lado de la carretera en contradirección, con el peligro que conlleva, y retomado el camino. Se me pasó por la cabeza. Ya sin posibilidades de hacer nada decente, claro. Y mi carrera (nuestra carrera) se acaba. Imaginad la decepción de encontrarse en el 3r grupo de carrera entre los 50 primeros - que ni me lo creía - y terminar de esta manera. Para mi triste.

T2: Por desgracia yo no he podido hacerla, pero los que han tenido esa suerta los he visto entrar por no se sabe donde, bajar aquella rampa de parquing peligrosamente, nadie decía por dónde se entraba a boxes. Al final unos han acabado entrando por un lado y otros por otro. Y muchos retirados, como yo, o incluso gente sin dorsal, se podia colar en ellos casi como quería.
Ese no podia pasar por encima de la alfombra porque el arco desinflado la tapaba
Llegada: El arco de llegada se ha desinflado antes de acabar la prueba. Ha habido una escena muy cómica de un participante pasando por debajo de él mientras dos de la organización lo sujetaban en el aire. Otro ha decidido ser él el que lo levantase para pasar por debajo, al final lo han retirado.
------------------------------------
La verdad es que no me lo explico. ¿Como es posible que lleven 20 ediciones? Una vez allí, en boxes, una juez me ha dicho que es una situación que ya ha pasado en años anteriores, que ella misma lo sufrió en sus carnes el año pasado. ¿ Por qué una prueba con esos precedentes forma parte del Circuit Catalá y la Lliga de Clubs? ¿Por qué no hay voluntarios señalizando correctamente? ¿Por qué los que hay no son más competentes? ¿Por qué hay trozos de la carretera en tan mal estado, lleno de grava y cristales? ¿Por que se permite que un coche entre en una rotonda y rompa un pelotón? ¿Por qué no se repasa la señalización justo antes de la carrera?

Estas opiniones són parciales, subjetivas y sesgadas. Supongo que la organización tendrá sus puntos de vista. Pero desde luego estoy seguro que humildemente saben que han cometido errores y que sin ellos la prueba no hubiera sido lo que ha sido para más del 20% de los participantes, un desastre. ¿De qué manera se enmienda esto? Yo desde luego he intentado desfogarme con estas letras, y cómo mínimo poder contar mi experiencia desde mi visión. Vuelvo a reiterarme si os proponéis participar en posteriores ediciones, ya estáis avisados.

Para los que sepan de que va la cosa y quieran echar un vistazo a los extraños parciales de carrera por vueltas inútiles o km de más o de menos (la última persona en meta con el mejor segundo segmento de carrera de todos, es un ejemplo) pinchar en los enlaces. Por cierto, los oriundos del lugar, los del Reus, han arrasado en todas las clasificaciones. Acta de la carrera. (No menciona incidentes)
 ---------------------------------
La semana que vien voy al Duatló de Banyoles. Menos mal que ya me conozco el circuito y seguro que mejor organizado. Ei! Y con mucha ilusión por hacerlo bien y saber que un clavo sale con otro clavo. jeje

PD: No m'extranya pas que la capital la tinguin a Tarragona i no a Reus...

lunes, 7 de marzo de 2011

Semana 20: Necesidad de cansancio

Semana muy parecida a la anterior en cuanto a número de horas empleadas, 12 en total, aunque menos intensas y cansadas. Creo que voy acumulando a buen ritmo y quizás eso signifique que a mismo volumen de ejercicio menos cansancio. Es por eso que siento cierta insatisfacción. Echo en falta unas pequeñas dósis extra de esas endorfinas que produce la fatiga. Aunque también he de decir que esa insatisfacción desaparece durante los cinco minutos de reflexión que tardo desde meterme en la cama hasta no recordar cuando me quedé dormido. Síntoma inequívoco de que en realidad sí que me canso. Como un niño, que es capaz de pasarse horas y horas jugando sin parar y caer rendido en cuanto se tumba 30 segundos en el sofá al caer la noche y al día siguiente levantarse con las mismas ganas de juego. Eso será.

Acabo estos siete días con 2000 metros de natación, 120 km de carretera -pinchazo incluido- y un "reencuentro" con el running de 45 km repartidos en dos salidas de 90 minutos y 6x1000 de series en pista a 3:45 además de una sesión extra de estiramientos.

jueves, 3 de marzo de 2011

Pruebas clave pre-IM Zurich

De cara al concienzudo y planificado proceso de preparación del que será mi primera prueba Ironman tengo por el camino una pequeña serie de pruebas clave. Meros trámites que sirven de pequeñas metas, motivaciones, tests de entrenamiento y preparación. Las que ya me he  inscrito son las siguientes:

01/05/11VIII Triatló Internacional B de Banyoles: Fue mi debut en distancia B y la verdad es que el año pasado fue un infierno por haber corrido medio enfermo. Este año voy a quitarme esa espinita.

08/05/11 - XIV Marxa Cicloturista Terra de Remences: Una clásica de los pedales salpicada de cuatro duros puertos de montaña a lo largo de los 175km de la prueba.

16/06/11 - XXI Quebrantahuesos: La cicloturística más famosa de España, cruzando de lado a lado de los Pirineos en una etapa que si estuviera incluida en el Tour lo haría en la categoría especial. 210 km de recorrido y más de 3300 metros de desnivel acumulado.

26/06/11 - Triatlón Olímpico de Zaragoza: Última prueba y test de calidad para afrontar el IM. Me hace ilusión poder nadar en el Ebro.

Pero el corazón del deportista también es débil y además competitivo en el ansia por colgarse un dorsal.  Por eso este camino -espero- también estará salpicado de pequeñas pruebas de menos calibre, simples entretenimientos para romper la monotonía normal de los entrenos. Pruebas sprint o carreras populares o quien sabe si alguna nueva competición "clave". Ya veremos como va la cosa.

martes, 1 de marzo de 2011

Crónica: Duatlón Social Gavà Triatló 2011

Un club poco sentido tiene sinó es el de disfrutar de todo su potencial humano, de divertirse entrenando juntos, compartiendo objetivos y pasarlo bien en las competiciones. Con esa filosofía se organizó hace unos meses el I Triatlón Social del club. Y este pasado domingo celebramos el I Duatlón Social del Gavà Triatló. Excelente organización cuidando todos todísimos los detalles, atenciones, obsequios, fotografías, asistencia, ánimos... y un gran etc. Antes de empezar a escribir la crónica solo tengo palabras de agradecimiento a todos los compañeros y compañeras, además de colaboradores, partners, amigos y amigas que han hecho que no falte detalle y que consiguen que estas citas sean una ocasión única para pasarlo en grande practicando deporte. Ahí va la crónica.

Carrera 1
Más de 40 espartan@s, entre miembros de la escuela y adultos nos citamos en el paseo marítimo de Gavà para procurar que nada se eche en falta durante la carrera. Damos la salida, y pese a ser una prueba no competitiva, aunque con toma de tiempos, algunos vamos con el machete en la boca y ese pique sano y gracioso entre nosotros. Un par de vueltas a un circuito de 3 km por el paseo y llego a boxes, cansado pero habiendo acabado la primera parte a un ritmo de 3:45. Bastante sorprendido por ello, la verdad.

Ciclismo
La transición mal, había llegado bastante asfixiado, pierdo unos segundos que me sirven para recuperar un poco el aliento y salgo a pedalear. 23 kilómetros totalmente planos. Pierdo la ventaja ganada en la carrera con los másters sobre las dos ruedas. Me noto una notable mejora en la bici fruto de los kilómetros que me estoy metiendo en los entrenos y gracias  a ello intento aguantar y apretar los dientes para ceder el mínimo de segundos posibles. ¿He dicho que era no competitivo? Sí, pero los que íbamos en el grupo de delante no nos dábamos tregua y nos mirábamos de reojo, jeje. Grande Joan que hizó una bici que ni Cancellara y nos pasó a todos la mano por la cara. Parra, que me recuperó la ventaja que le saqué en la carrera y Manolo y el Presi que con ese correr galgo que tienen llevaban un buen colchón de ventaja. Y Dani, al que le intenté dar toda la guerra posible y que me dio el hachazo en los últimos 5 km.

Carrera 2

Buena transición y velocidad máxima permitida por mis piernas desde el primer metro. Amago de rampa en el gemelo que no va a más. Pillo a Dani y a por Parra a recortarle metros. Me acerco "de puntillas" para que no se entere pero en los 100 metros finales de los 3km de este tramo mira para atrás y va el tio y aprieta y ya no le puedo recortar los 7 segundos que finalmente nos separan. Vaya crack!

Pique sanote y risueño, pero sobretodo buen ambiente de club en un domingo magnífico liándola gorda, como siempre, y con ganas de repetir.

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Hot Sonakshi Sinha, Car Price in India