Ho van aconseguir perquè no sabien que era impossible

lunes, 17 de octubre de 2011

Crónica: XII Triatló Sprint de Vilanova

Ya lo dije en la entrada anterior, Vilanova era la vuelta al origen, a mi primer triatlón. Por eso iba ilusionado para concluir con el último de la temporada. La garganta fastidiada y con carraspera y otra vez, como me pasó en Calafell con las gafas de natación, la ley de Murphy se cebó en mis carnes. Porque para estas fechas el agua del mar resulta que siempre está muy caliente y acostumbran a prohibir el uso del neopreno. Yo cargo con él siempre para acabar dejándolo en el maletero del coche. Y siempre es así, menos esta vez. Ya os podéis imaginar el handicap, con neopreno se nada mucho mejor, hay más flotabilidad y se va más rápido. Otra lección aprendida. Siempre neopreno, aunque sea para no usarlo. Y otro par de gafas también. No hay que dejar ninguna oportunidad más al azar. Ahí va la crónica.

Natación

El agua no estaba muy fresquita. A pelo nadé. Si hace dos años salí en 20 minutos en esta ocasión lo he hecho en 17. Aunque mejorado, sigue siendo mucho. Lo de siempre, la asignatura pendiente en proceso de solución. Ya contaré. Los enfundados en neopreno pasan delante, los que vamos con el mono nos vamos quedando atrás. Algunos golpes al llegar a las boyas pero el tramo pasó sin demasiada complicación. Recuerdo que mi primera vez salí dando tumbos del agua y muy mareado, nada que ver con ahora.

Ciclismo
Los boxes eran agónicos de estrechos. Entre barras apenas cabía la bicicleta con una persona detrás. Si tenías la mala suerte de tener a alguien delante tuyo era bastante dificil avanzar y llegar a tu bicicleta. Hago una transición bastante torpe, me cuesta meter la bota en el pedal. Cuando lo consigo, visto el precedente de Calafell, decido reservarme lo que pueda en el grupo, no quiero ser el tonto que siempre tire. Daré relevos, pero también descansaré. En el grupo vamos atrapando gente, pero la cosa está bastante definida. No absorvemos más que corredores aislados, el ritmo no es demasiado rápido ni supone mucho esfuerzo seguirlo. Una aventura en solitario para atrapar a la siguiente grupeta sería un calentón innecesario, y la verdad es que me apetece darlo todo corriendo, ya que en la bici no ha habido demasiada suerte con los compañeros de viaje. Y a pesar de eso mi media en el debut fue de 26 km/h y esta vez de 33 km/h. Claro que la otra vez fui en solitario.

Carrera
Otra transición torpe y lenta. Me costó llegar a colgar la bici porque un despistado estaba buscando su sitio en la barra y como ya he comentado, tan estrecho que era todo, no podía pasar. Salgo a tope. El recorrido era el mismo y de nuevo el giro hacia la segunda vuelta no estaba bien indicado y no había nadie de la organización preocupado por ello. Esta vez también hubo gente que no hizo todo el tramo de carrera. No sé qué ritmo llevaba porque volvía a correr sin referencias ni cronómetro. Solo hago que adelantar a gente y noto que me ha ido bien no quemarme mucho en la bici. Hago mi mejor parcial y adelanto bastantes posiciones, la mayoría perdidas en el agua. Corro los 5 km en 16:45, aunque es obvio que con ese tiempo no eran 5 km.

En total consigo mejorar más de 8 minutos mi debut y corriendo todo el tramo. Acabo afónico y con la garganta seca, ya dije que la llevaba mal. Y con la cosita de pensar cuanto hubiera ganado con neopreno, pillando un grupo mejor en la bici o haciendo unas transiciones más fluidas. Pero satisfecho con mi temporada. Ahora el descanso psicológico, relajar el ritmo, planificar objetivos e ilusionarme con nuevos retos. Seguirá.

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Hot Sonakshi Sinha, Car Price in India