Ho van aconseguir perquè no sabien que era impossible

lunes, 31 de octubre de 2011

Crónica: VII Marató del Mediterrani

Como ya comentaba en la anterior entrada, la Marató del Mediterrani es una carrera con tres distancias, los 10k, el medio maratón y el maratón. Era mi segunda participación en el medio maratón, la primera de ellas fue hace dos años. El año pasado estaba apuntado a los 10k pero un problema mecánico de última hora en mi antiguo coche me obligó a tomar una alternativa. Aquí va la crónica de la del 2011.

Me gusta correr al lado de casa, y ¿a quien no? Multitud de caras conocidas, de saludos previos a la carrera, durante y postcompetición que hace poner a uno de buen humor. Me acerco al Canal Olímpic de Castelldefels. En un momento, me cambio y caliento durante unos veinte minutos. Justo cuando arranca el sudor en mi nuca voy para la linea de salida y allí me encuentro con Diego y Carles, compañeros de club. Juntos empezamos y nos acompañaremos prácticamente durante todo el recorrido. Como viene siendo habitual en mis últimas competiciones vuelvo a ir sin cronómetro en la muñeca. Pese a eso mi intención era correr en por debajo de 1:30. Ese es el tiempo perfecto que entra en el plan idóneo para conseguir mi objetivo en el próximo maratón de diciembre. El ritmo debía ser a 4:15 el km pero la gran cantidad de gente que hay que ir esquivando nos hace perder más de 20 segundos en el primer km. No empezamos a correr cómodos hasta el tercero. A partir de ahí vamos recuperando esos preciosos segundos kilómetro a kilómetro y jolín, me encuentro muy cómodo, alegre y ligero, con ganas incluso de ir charlando.

En los avituallamientos no siento la necesidad de beber agua, aunque sí que doy algún sorbo. Seguimos ligeritos, corriendo en pequeñas grupetas para llegar a Castelldefels, volver al canal y empezar la segunda vuelta. El km 10 lo pasamos en unos 45 minutos, aunque el tiempo real era algo menos, ya que salimos más tarde desde que dieron el pistoletazo. Los corredores del 10k ya han acabado y la carretera está más solitaria. La temperatura se está comportando, por la noche ha llovido, refresca pero no hace frio y el sol se esconde tras las nubes. Entre el 13 y el 14 me tomo un gel, me entra por otro lado y empiezo a toser sin mayores consecuencias. Hacemos el giro en el apeadero y ya solo queda un tercio de recorrido. 

Sigo muy cómodo y me avanzo un poco de Diego y Carles para meterme en un grupo de unos cinco o seis corredores que me ayudan a llevar un buen ritmo. Pregunto el tiempo a uno de ellos y me dice que llevamos 1:17. Hago mis cálculos y veo que llegar en menos de 1:30 si sigo con ellos va a ser sencillo. Así lo hago y aunque los últimos dos kilómetros flaqueo un poco consigo mantener el ritmo dentro del margen permitido.

Entro finalmente a meta en 1:28:58. Contentísimo, no por el tiempo sinó por la comodidad con el que lo he conseguido y lo entero que he corrido, aún con un cartucho por quemar en la recámara. Es tan solo apenas un minuto más lento que mi mejor marca y además la he conseguido con la única referencia de mis sensaciones, sin crono que valga. Buena inyección de moral de cara a las últimas cinco semanas que quedan para Castellón.

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Hot Sonakshi Sinha, Car Price in India