Ho van aconseguir perquè no sabien que era impossible

lunes, 14 de febrero de 2011

Crónica: XVI Mitja Marató de Gavà

Segunda competición consecutiva en un mismo fin de semana. El día anterior con el tiempo justo para una ducha, cenar y descansar, tras el Duatlón de El Prat por equipos. El viernes 85 km de bicicleta y una semana completa, excepto el lunes, que descansé. Es por eso que iba a esta competición con dudas. Ganas por batir mi marca, bajar de 1:30 pero sobretodo expectante por ver si las piernas responderían. Y lo hicieron. Acabé en 1:27:54, seis minutos menos que mi mmp anterior y contento, muy contento. Ahí va la crónica:

Este año la media de Gavà ha batido rècord de participación, más de 2600 atletas finalizados. El acierto ha sido adelantar la fecha para que caiga a tres semanas del Marató de Barcelona, cosa que ha hecho animarse a más de uno a hacer su última tirada de calidad antes de disputar esa prueba. Esto ha hecho que cuando han dado el pistoletazo haya necesitado casi 3 minutos para pasar por la alfombrilla que marcaba el inicio de mi carrera.

Empezaba corriendo junto a Jordi, con el mismo objetivo que yo, pero con el lastre de haber pasado una mala noche, con fiebre incluida, que evidentemente le ha pasado factura, aunque su particular entreno para el Maratón ya lo tiene más que hecho. Hemos empezado algo más rápido de lo previsto, en el quilómetro 2 llevábamos 14 segundos de colchón sobre nuestro objetivo, pero en el cuatro ya me he quedado solo, intentando atrapar a la liebre de 1:30, que había salido antes que yo, así que si la atrapaba podría correr a su ritmo y encima llevar un margen por si acaso.

En el seis he pasado a ese grupo. Iba marcando parciales muy regulares 4:05, 4:07, 4:08, 4:06 y sorprendentemente aún iba bastante bien de piernas y mejor de sensaciones, ya que dejé a propósito el pulsómetro para que mi cuerpo se encargara de guiarme en la carrera, así que he seguido tirando. Me comía quilómetros sin querer, manteniendo el ritmo. Pasé el 10 en 41:23, mi segunda mejor del año en esta distancia. Es por aquí donde también me encontré a mi madrina que me dio ánimos para seguir. 

El cansanció se empezó a notar en el 15, donde me enchufé un segundo gel, el primero fue en la salida. Tenía miedo del flato, pues nunca había corrido a esos ritmos durante tanto tiempo, así que en los avituallamientos me limitaba a enjuagarme la boca. En el 16 las piernas empezarón a quejarse, yo les decía que si querían llorar que lo hiciesen cuando llegasen a meta. Me hicieron caso, pero a cambio me empezaron a regalar unos segundos extra en los cinco últimos quilómetros, 4:14, 4:15 e incluso 4:25 en el 19.

Por suerte pude compensar un poco este tiempo gracias a un acertado cambio de recorrido en la edición de este año, favorable en el último quilómetro. Subiendo primero La Rambla y bajando por en medio del pueblo, donde le metí el último apretón y me puse a 3:58, pasando por delante de mis padres y mi abuela que me dieron el último empujón en la recta que encaraba al estadio, esprintando al mirar el crono y ver la posibilidad de bajar del 1:28 y objetivo cumplido.

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Hot Sonakshi Sinha, Car Price in India