Ho van aconseguir perquè no sabien que era impossible

domingo, 21 de noviembre de 2010

Planificando la temporada 2010/11

Con el balance de la temporada anterior ya hecho, ahora toca ponerse delante del calendario y marcar circulos alrededor de los dias con citas deportivas e ir pensando en los futuros retos.

El más importante de todos sin duda será el que me llevará a la línea de salida del Ironman de Zurich, el próximo 10 de julio del 2011 y que durante todos estos meses va a ocupar varios posts en este blog.

En cuanto a pruebas, me he hecho un calendario que seguramente tendrá alguna modificación y al que casi seguro se van a añadir otras cuantas competiciones aunque no con tanta importancia como estas:

06/02/11: Mitja Marató de Granollers, con el objetivo de hacer mmp.
06/03/11: Maratón de Barcelona, con el objetivo de mejorar la participación del año pasado y lograr mmp.
01/05/11: Triatlón B de Banyoles: el año pasado fue mi debut y llegué muy tocado por enfermedad, espero poder demostrarme lo que soy capaz de dar al 100% en esta prueba.
08/05/11: Terra de Remences, una buena cicloturista en la que fui de paseo en la pasada edición y en la que me dejé el último tramo, esta vez no será así.
18/06/11: Sustituiré el Triatló B de Balaguer, que tiene lugar el mismo día, por la reina de las cicloturistas, la Quebrantahuesos, si la acabo, los 180 km de bike en Zurich seguro que no son nada.
10/07/11: IM Zurich: Acabar, disfrutar, sentirme vivo, ser feliz...

Julio/Agosto de 2011: Por último, y si las vacaciones lo permiten, me gustaría repetir Camino de Santiago en BTT. Esta vez desde la misma puerta de casa. 1200 km desde el Mediterráneo  hasta el Atlántico.

En cuanto a tiempo ganado al crono esta temporada estoy a las puertas de poder ser:

Sub 40 en los 10.000.
Sub 1:30 en el Medio Maratón.
Sub 3:20 en el Maratón.

A por ello...

martes, 16 de noviembre de 2010

Balance de la temporada 2009/10

Algo tarde llega este post, pues los entrenos ya van por la semana 3 o 4 de la temporada 2010/11. Pero es que la mia particular acabó con el Maratón de Zaragoza del  pasado 7 de noviembre. Esta semana ha habido 7 días de parón total y absoluto en el que las pulsaciones por minuto no han debido sobrepasar las 80, y eso subiendo la compra por las escaleras. Ahora, ya calmado y con muchas ganas de empezar con esa reentré a la rutina de los entrenos miro un poco atrás haciendo balance de los últimos 12 meses.
 
Una temporada con la que acabo más que satisfecho por haber podido ir subiendo el listón cada vez un poquito más. Una puesta de largo oficial, ya que es mi primera temporada completa, marcada por por los debuts, en el maratón (dos en total) y en el Half Ironman (tres en total) y en la que me he puesto el dorsal en  17 ocasiones, lo que ha supuesto un aprendizaje muy positivo de sensaciones. Unos retos superados que me hacen relativizar las distancias un poco más y a la vez aproximarme a ellas con mucha más prudencia e ideas más claras.

Hace casí un año me estrenaba con la Jean Bouin en la que hice mmp en los 10k (43:13). Sentí que volaba pudiendo ir durante varios quilómetros a ritmo de 4 minutos, aunque no lo pude aguantar. Le siguió más tarde el paseo que me dí por la Cursa dels Nassos para despedir el 2009. 
II Duatló de muntanya Valbuena
Ya con el horizonte en el Maratón de Barcelona, que tendría que ser mi debut en la distancia, corrí la Media de Sitges con otra mmp (1:35:38) y me estrené en mi primer duatlon de montaña, el Duatló de Muntanya Valbuena en el que me sorprendí a mi mismo acabando el 35 de la general del circuito corto.

Marató de Barcelona 2010
Corrí a tope la XV Mitja Marató Gavà - Castelldefels - Gavà con otra mmp (1:33:36) y poco más tarde el emocionante debut en el Marató de Barcelona 2010 (3:30:42), un antes y un después en mi vida deportiva que viví de una manera tan intensa y emocionante que nunca olvidaré.

Empezaba la temporada de competiciones triatléticas con otro estreno, esta vez en distancia B, el Triatló B de Banyoles. Lo preparé con mucha conciencia, mucha ilusión y mucho esfuerzo. Todo ello finalmente quedó desmerecido por el infierno que supuso el poder llegar a meta  a duras penas debido a la gastronteritis y descomposición de estómago que había sufrido durante la semana previa a la competición y que me dejó bastante tocado.
LLegando a meta en el Triatló B de Balaguer
Ya recuperado física y psicológicamente pedaleé en la Terra de Remences y competí en el X Triatló Sprint de Mataró, carrera previa al Triatló B de Balaguer, una prueba bastante dura y con mucho desnivel en la que me pude quitar la espinita de Banyoles y en la que el sufrimiento eran cosquillas en comparación con el primer Half; acabé muy satisfecho conmigo mismo.
Saliendo del Lago Matemale en el Triathlon du Capcir
Desplazamiento a Les Angles para volver a estrenarme en otra distancia, en la olímpica del Triathlon du Capcir. No sé si sería la altura de los Pirineos o qué,  pero el tramo de agua no fue nada agradable, y lo pasé tan mal que pensé incluso en abandonar. Pese a todo, y luchando mucho, logré acabar, aunque con un sabor agridulce. 

Triatló de la Vila 2010
Con el Triatló de la Vila ya estaba más que listo para empezar a pedalear por el Camino de Santiago en BTT. 900 inolvidables quilómetros con millones de momentos únicos grabados a fuego en el alma.
Entrando a Galiza por O'Cebreiro (Camino de Santiago)
Al volver y después de unos dias de sol, playa y birra me apunté de rebote a la XXXV Pujada a Sant Ramon donde ese tappering cañí pasó factura. La subidita debía servir como inicio de la aceleradísima puesta a tono para el XXV Triatlon de Guadalajara en distancia Half pero con 3000 interminables metros de agua. No obstante me sentí fuerte y con ganas, sobretodo en la carrera a pie donde supe sacarle partido al sector.
II Triatló de Calafell
El II Triatló de Calafell fue la última competición de triatlón de la temporada y donde seguía con la tónica de los sprints de Mataró y de La Vila de arañar segundos al crono.

Pero aún me quedaban dos últimas alegrías, una fue en los 10k de la XXIX Cross Casa de Aragón, donde marqué un 40:34 en el 10k. Por último, el IV Maratón de Zaragoza, donde con no poco sufrimiento y cierzo en contra pude bajar en poco más de 6 minutos los 3:30 de Barcelona, entrando a meta con 3:24:32 y poniendo el broche final a un año de progresión y crecimiento deportivo individual.

Y en cuanto entrenos muy contento. Las lesiones me han respetado, excepto las pequeñas molestias en la cintilla, que no mermaron mucho mi estado de forma. No ha sido fácil conciliar familia, amigos, trabajo, estudios y vida privada con toda la carga que supone entrenar tres disciplinas. Pero con ilusión todo se lleva mejor y los puzzles para encajar todas las piezas no se hacen tan difíciles de completar.

Este año el reto ya no es un Half ni un Maratón, sinó un IM. Palabras mayores para mi modesto rendimiento. Aunque cuento con la mentalidad de la hormiga, el ir poco a poco y con cabeza para llegar a conseguirlo. Y contándolo.

A por la siguiente temporada. Let's start!

martes, 9 de noviembre de 2010

Crónica: IV Maratón Internacional de Zaragoza (mmp)

Afrontaba en Zaragoza mi segundo maratón. En mi subconsciente sabía que podía haberlo preparado mejor, pero por el camino han surgido pequeños compromisos ineludibles. A pesar de ello muy contento porque he bajado algo más de 6 minutos mi primera y anterior marca. Pero eso en parte es positivo, pues deja margen de mejora. Así que con este optimismo y futura marca a batir, acabo la temporada 2009/10. Una semana de descanso para preparar el calendario de la próxima y de nuevo a calentar motores. Ahí va la crónica.

Temperatura ideal para la matinal maratoniana. Algo más de 1000 inscritos. Calentamiento y estiramientos básicos. Me encuento con Jordi, compañero de corredors.cat y me dice que unos colegas, también de corredors.cat, tenían intención de correr a 4:40, así que me acoplo con ellos. La verdad es que es mucho más entretenido poder ir charlando y acompañado antes de que empiece a aparecer la fatiga. A los 30 minutos de carrera ya he encontrado el ritmo ideal, velocidad de crucero muy cómoda.

El perfil se supone llano, y de hecho lo es a la vista, pero corriendo es otro cantar, pequeños toboganes que solo se pueden apreciar cuando se pasa sobre ellos. Te frenan cuando los subes, te lanzan cuando los bajas; el caso es que desearías que no estuviesen ahí. Y sobretodo puentes, con sus correspondientes repechos de subida, cruzando de una orilla a otra del Ebro varias veces. Voy dando sorbos a mis cantimploras con gel, también al agua de los avituallamientos. A los 12 km me tomo un gel, aún voy muy fresco, y pasamos por el centro, donde hay bastante gente animando y delante del Pilar. 

Vamos una grupeta de unos 10 corredores a 4:45 constante cuando nos disponemos a entrar en la parte más monotona del circuito, de camino a la Expo. Pasamos la media a 1:39 y ya no voy tan fresco. Eolo se despierta dando los buenos días con cierzo soplando de cara. En el km 25 empiezo a sentir el estómago vacio y me zampo la mule bar que llevaba y me recupero. Completo el menú con dos trozos de plátano y unos sorbos de isotónico. La grupeta en la que iba empieza a disgregarse por aquello de "ha sido un placer correr a su lado, pero voy a bajar el ritmo". Se impone el ritmo del rebaño de ñus, en el que si te quedas atrás, pierdes el grupo para siempre.

Aguanto bien, pero vaticino que no duraré mucho así, y en el 28, dando vueltas por la expo ya empiezo a correr para no ir más lento, en lugar de hacerlo para ir más rápido. Pese a que empiezo a sufrir, apenas disminuyo la velocidad y sorprendentemente los km se me van pasando rápidos a menos de 4:50. Del 32 al 35 lo empiezo a dar todo, ya solo contra mi mismo. El viento se nota mucho más a la orilla del rio y sin edificios que nos protejan. Han empezado a caer algunas vallas al suelo, y cuando sopla en contra es un suplicio, cuando lo hace a favor, apenas lo noto. Me digo a mi mismo "esta es la épica del Maratón, que bonito es sufrir y llegar victorioso". 

En el 36, después de pasar el pabellón puente entro en estado zombie. Hay tramos en el que incluso cierro los ojos. Me trago otro gel. Las piernas pesan y en estos últimos 6 km fue donde perdí más tiempo. Por suerte, Pepe el del mazo apenas si se cebó conmigo y tan solo le cedí 6 minutos en las segunda media. Levantaba las piernas con esfuerzo y paso a paso me iba acercando a meta, casi sin querer. 

Km 41, calle Don Jaime con ambiente espectacular de aficionados que te dan alas con sus ánimos. Plaza de España y al fondo, en el Paseo Independencia, el arco de llegada, borroso, como si fuera un espejismo. La verdad es que no sé como puedo moverme, porque no controlo las ordenes que mando a mis piernas, pero llego feliz y de nuevo, como en la primera vez, con nudo en la garganta y extenuado en 3:24:32 horas.

sábado, 6 de noviembre de 2010

Mi estrategia para el Maratón

Si hace justo un año me llegan a decir que mañana voy a correr mi segundo Maratón no me lo creo. Hace un año aún ni se me pasaba por la cabeza competir en uno, aunque el gusanillo de acabarlo estaba ahí, toda una proeza para mi.

Y ahora estoy en Zaragoza, a menos de 24 horas para afrontar por segunda vez esa distancia. Con poca experiencia, con tan solo el recuerdo de las sensaciones vividas en el debut y por lo tanto con poca idea sobre qué estrategía seguir.

Aún así un mínimo de planificación llevo en mi cabeza. Más que nada para evitar esos nervios propios de ir "a lo que salga" pues en una carrera así dejar eso al azar, al menos a mi, me produce más nerviosismo que tranquilidad, que es precisamente lo que me hace falta.

La hidratación la llevaré en un cinturón con pequeños bidones y será agua con geles diluidos. Los isotónicos y las sales me las reservo para los avituallamientos. Complementaré con algún gel tomado directamente para cuando empiece a acercarme al "muro". La intención es empezar a hidratarme a partir de los 40-50 primeros minutos y después seguir haciéndolo cada 4 o 5 km. a pequeños sorbos.

En cuanto al sólido la idea es nutrirme en los avituallamientos a partir de pasado el medio maratón. También llevo unas barritas mule bar por si acaso.

El ritmo, teniendo en cuenta que quiero ser sub 3:30, debería ser inferior a 5 minutos el kilómetros. Así que a ser posible intentaré correr a 4:40 - 4:50 el máximo tiempo posible y así llevar un pequeño colchón de tiempo para cuando las fuerzas empiecen a flaquear.

Más o menos es el mismo plan que utilicé en el Maratón de Barcelona, que no fue del todo mal. Pero en 42 km pueden pasar muchas cosas, más cuando se acerca inestabilidad meteorológica. Así que nada hay seguro a seguir y, en última instancia, lo que seguro que más me vuelve a satisfacer es cruzar la linea de meta en el Paseo Independencia.

Alea jacta est!

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Hot Sonakshi Sinha, Car Price in India