Ho van aconseguir perquè no sabien que era impossible

jueves, 9 de septiembre de 2010

Crónica: XXV Triatlón de Guadalajara

Una de las pruebas decanas del triatlón español, en su vigesimo quinta edición, algo duro, pero no extremadamente duro. Sol, calor, buen ambiente triatlético y mucho nivel. Un principio accidentado en mi natación y un buen final en la carrera a pie. Comí y bebí lo necesario y no sufrí en exceso, aunque eché de menos unos avituallamientos algo más consistentes, sobretodo en la carrera. El hecho de que la prueba fuese en estas fechas, después de un pequeño parón estival con rotura del ritmo de entrenos pasó algo de factura, sobretodo en la natación, pero por lo demás terminé contento con mi rendimiento y sobretodo con haber acabado, ya que hubo más de 40 no finishers en la prueba. Ahí va mi crónica.

Natación
En la salida se plantan 250 personas. Las altas temperaturas tanto fuera como dentro del agua impiden llevar neopreno, y en el fondo se agradece, aunque eso implique nadar más lento y reducir la flotabilidad. El agua está como una piscina. Salgo para empezar a nadar los primeros 3000 metros de la prueba. Era la primera vez en mi vida que afrontaba una distancia así, lo había hecho en la piscina, pero no es lo mismo poder tomar aire cada 25 metos tocando una pared y siguiendo una corchera que esto. Mi nivel de natación ya se conoce que es justo y que es mi punto más flaco, así que empiezo a nadar a mi ritmo, sin agobio, sin prisa pero sin pausa acorde con mi nivel. Eran dos vueltas a un triángulo de unos 1500 metros, pero se me hacen bastante más largos, soretodo porque las gafas me están destrozando el tabique nasal, me aprietan mucho, aunque nunca lo habían hecho. Miro el reloj un par de veces para hacer mis cálculos, ya que el corte estaba en 1:25 horas. Y al final veo que voy a llegar bien.

Salgo del agua con mi reloj parado en 1:17 horas. Sin mediar palabra, una juez desinformada me arranca el chip del tobillo, a mi y a otra docena de personas aproximadamente, nos dice que estamos descalificados por llegar fuera de tiempo. Una niña se echa a llorar al ver a su padre en esa situación. Todos empezamos a protestar por tan desacertada y equivocada decisión. Tras unos preciosos minutos perdidos, que al final de la prueba no han compensado, el juez arbitro, el mismo que en el briefing había dicho que el corte era de 1:25 y no de 1:15, consigue ponerse en contacto con la poco informada juez y nos devuelven los chips, quien sabe si mezclados, para poder continuar la prueba con un humor bastante tocado y con el parcial 245.

Ciclismo
El Garmin se me ha parado, mientras voy en la bici lo toqueteo pero sigue sin funcionar, así que nada, sin ninguna referencia de ningún tipo todo lo que queda de carrera. Compitiendo por sensaciones y guiándome tan solo por los puntos quilométricos marcados por la organización. Me marco un ritmo que puedo seguir bien y van cayendo algunos ciclistas rezagados. El perfil, de 80 km, tenía  algunas subidas que frenaban la marcha, aunque no eran muy duras. El lorenzo que caía las complicaba un poco más y por eso se hacían algo más largas. Pero todo lo que sube baja y por suerte también había mucho terreno que picaba hacia abajo y falsos llanos para poder rodar a un buen ritmo. Muchos toboganes y poco tráfico, genial para ir acoplado gran parte del recorrido. Me como una mule bar, dos geles y un trozo de plátano y bebo un litro de agua y otro de isotónico con geles diluidos. Aunque no tengo referencia ninguna me da la sensación de que he rodado bastante bien para mi nivel. Llego con el parcial 210.

Carrera
Decido cambiar mi táctica de los otros Half IM en los que he competido. Siempre intentaba imponerme un ritmo fuerte por si petaba más adelante llevar ese colchón de tiempo. Pero no me había ido bien. Así que cambio. Empiezo muy lento, como recuperandome de la bicicleta, y voy de menos a más, cada vez sintiéndome mejor y más rápido. Es también el primer triatlon en esta distáncia en el que no he tenido que parar a caminar o a estirar nada, tan solo caminaba en el avituallamiento para poder hidratarme bien y con tranquilidad. Me tomo un gel en la segunda y en la tercera vuelta de las 4 que componían el circuito de 20 km. Me voy cruzando con todos los espartanos del Gavà Triatló para darnos ánimos. Voy adelantando a muchos participantes, desdoblando a los que llevaban una vuelta más que yo y recuperando algunas posiciones. El ambiente fresco de la tarde y los manguerazos de agua en los avituallamientos me animan a seguir, animado y contento por encontrarme fuerte en esta última parte. En este segmento, mi mejor, marqué el parcial 110.

-------------------------------------------------------------

Y así terminé este mi tercer triatlón de distáncia B, en 6:17 horas. Ahora levantando el pie del acelerador en este final de temporada triatlética que tengo previsto finalizarla con los sprint de Calafell y Salou aunque concentrándome ahora ya sobretodo en la preparación para el maratón de Zaragoza del próximo noviembre.

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Hot Sonakshi Sinha, Car Price in India