Ho van aconseguir perquè no sabien que era impossible

martes, 20 de julio de 2010

Crónica - Triatló de la Vila 2010

Si la semana pasada no acabé muy contento con mi competición en el Triathlon du Capcir de Francia, esta vez, en el Triatló de la Vila, disputado en Barcelona el pasado 18 de julio, terminé más que satisfecho y con muy buenas sensaciones. Supongo que necesito mucha más experiencia, no solo para mejorar, sino para entender, o poder darle cierta explicación a el por qué algunas veces un triatlón me sale mucho mejor unos días que otros, incapaz, hasta el momento, de darle cierta regularidad a mi rendimiento en este tipo de competiciones. Aprender y asimilar que es lo qué me va bien antes, durante y después o simplemente conformarme con la explicación de "un mal día lo tiene cualquiera". Ahí va mi crónica.

Natación
Sin neopreno. Mal y bien. Mal porque floto menos y el esfuerzo debe ser más grande, a la vez que también se nada más lento. Bien porque no hay que quitárselo en la transición, hay más libertad de movimientos y no me aprisiona tanto el pecho. Salida ultramultitudinaria que no me permite dejar ni de recibir patadas, golpes y roces durante todo el tramo ni de evitar darlos. Llevar un ritmo constante se hace difícil. También lo es ir en linea recta, ya que al tener que ir variando de trayectoria sin parar para evitar al que va delante, o al lado, o detrás, se dan constantes tumbos. Alzas la cabeza para orientarte y no ves más que gorros y gente chapoteando y bien no sabes si vas muy desviado o no. Se trata de seguir a la masa sumergida. Salgo en 19:31, un minuto más rápido que la última vez que nadé sin neopreno en esta distancia, aunque supongo que con menos gente hubiera ganado unos segundos. Justo por delante de mi tengo a Gerard y Alfons, del Gavà Triatló.

Ciclismo
La transición rápida. Ya no uso calcetines para las zapatillas de calas que después me servían para la carrera a pie. Muchas veces salgo con globo del agua y intentar ponérmelos se convierte en todo minirreto inútil en el esfuerzo por mantener el equilibrio. Así que adelante. Salgo sin grupo en los primeros metros y piso una pegatina con la rueda de atrás. Ese incomodo e irritante ruido me estaría tocando la moral los siguientes 20 kilómetros. Pillo a Gerard, le digo que se enganche, pero el chaval, todo un cadete excepcional, no puede seguirme, aunque ya me gustaría a mi haber sido capaz de lo que él a su edad. Enlazo el grupo de Alfons, que se me escapa debido al esfuerzo que había hecho para atraparles. Sigo solo, así es más duro. Otro grupo me enlaza, aguanto un poco, pero en uno de los constantes giros se me vuelven a escapar. Me vuelvo a dejar caer y con el tercer grupo ya sí que aguanto muy bien. Y es un alivio. A todos ellos les voy deleitando con el ruidito de la pegatinita enganchada a mi rueda. "¿Qué llevas, una diesel?", me pregunta alguno. De esta manera pillamos al reducido grupo en el que iba Alfons y en pocos kilómetros llegamos a la transición, bastante entero. Ha sido el sector de bici más rápido de mi vida con una media de 35,7 km/h según mi Garmin.

Carrera
Sin duda excepcional para mi nivel. Pude dar todo de mi en este tramo y bajé de 21 minutos yendo a un ritmo de 4:10, ¡Como si estuviera haciendo series! Realmente no me lo creía ya que nunca hasta entonces había ido así en un triatlón. Transición muy rápida. Sol asfixiante. En los dos avituallamientos me vacié las botellas de agua encima para refrigerar. Iba adelantando a mucha gente, algunos del Gavà Triatló, cruzándome con ellos y pasándoles, siempre dándonos ánimos. Apretando los dientes llegué a meta parando el reloj en 1:14:53, superando así el "objetivo" de de ser sub 1:15 en un sprint que me marqué en Mataró.

----------------------------

Volveremos a la carga con el XXV Triatlón Ciudad de Guadalajara, el 4 de septiembre. En distáncia Half, aunque con 3000 metros de agua que ya me están poniendo los nervios a flor de piel. Esperemos que el verano y las cervecitas de terraza no hagan estragos en mi forma física hasta entonces.

Ahora de lleno metido en el verano, subiré el pie un poco del acelerador hasta finales de agosto. Entrenaré suave, sin objetivos en la cabeza, y me dedicaré una semanita a preparar un poco mi Camino de Santiago en BTT que empiezo en los primeros dias de agosto; descansar, evitar el calor y desconectar la mente.

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Hot Sonakshi Sinha, Car Price in India