Ho van aconseguir perquè no sabien que era impossible

martes, 13 de julio de 2010

Crónica - Triathlon du Capcir 2010

Magnífico fin de semana en Les Angles, en la comarca del Capcir, en la Catalunya francesa. Pese a todo una de cal y otra de arena. No en todas las competiciones acabo igual de satisfecho. En mi debut en distancia olímpica no he acabado pletórico, aunque sí contento. Podía haber ido mejor, pero fue como fue y lo importante es que al fin y al cabo lo pasé bien. Ahí va.


Natación
Ahora rio recordándolo pero creo que en mi vida no lo he pasado tan mal en el agua. Calenté unos largos estupendamente. Dan la salida y a los 300 metros se acabó mi natación. No podia nadar a crol, no podia respirar, me ahogaba, me ahogaba mucho. Por más que llenaba mis pulmones, mi organismo no asimilaba el oxígeno que debía haber en aquel lago de Matemale a 1600 metros de altura. El caso es que a mi lado empecé a ver gente abandonar. Yo por nada lo hubiera hecho, aunque nunca antes se me pasó tantas veces por la cabeza. Me di la vuelta, me puse de espaldas con la sola intención de flotar. Desde el kayac, “c’est bien?” y yo, “oui, tres bien” Era mentira! Intentaba nadar crol y a las tres brazadas ya no podía seguir. Así que con el ánimo y el optimismo por las nubes al ver que me debían quedar unos 1000 metros de calvario acuatico me di la vuelta y empecé a usar el estilo de nado preferido por jubilados que ocupan todo el ancho del carril en la piscina, el estilo “bolsa de plástico llevada por la corriente”. Y así, cálmándome a mi mismo, serenándome, concentrándome, abstrayendome y dándome ánimos llegué a la segunda boya con algo de respiración... ya pude volver a nadar y salir del agua, apenas solo... en 38 largos minutos de agonía.
Ciclismo
Aunque me subió la moral el ir adelantando a gente, ya venía bastante tocadillo del agua. Las pulsaciones no se calmaban, aún así decidí quemar cartuchos en este tramo. Unos 1000 metros de desnivel en 46 km. Tres puertos que me daba la sensación que nunca se acababan. Los masters del Half que salían media hora después que nosotros subían pasándome como balas con sus cascos aeros y sus ruedas con perfiles impresionantes. Tuve la sensación de que si no bajaba el ritmo lo iba a pagar en la carrera y cuando quedaba poquito para la transición, efectivamente, vaticiné dolor de cuadriceps.
CarreraEl tramo a pie bastante mejorable. Aunque de nuevo me subió algo la moral porque conseguí que no me adelantara nadie y yo adelanté a unos cuantos. Los cuadriceps se me montan. Si bajo el ritmo se suben más. Si aumento el ritmo las pulsaciones se disparan. En el kilómetro 4 la organización se marcó el detalle de obsequiarnos con una rampita con cambio de sentido bien maja. Al bajarla ya solo queda seguir por inercia y con dolores y rebentadico llegué al fin a meta, aunque contento por haberlo hecho, pese a todo.
----------------------------
Me queda pendiente volver a intentarlo. Lo bueno de no acabar bien es que siempre se puede mejorar. Y un clavo con otro clavo se saca. Este próximo domingo el Triatló de la Vila, distancia sprint y cerquita de casa, en Barcelona. Esperemos que mejor.
Mención especial al gran Carlos, que consiguió terminar en una magnífica posición el Altriman, el triatlón más duro del mundo. Es una bestia parda. A toda la expedición de más de 20 personas del Gavà Triatló que estuvieron compitiendo en todas las distancias durante el fin de semana. Nos hicimos notar más que nadie. Enhorabuena.

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Hot Sonakshi Sinha, Car Price in India