Ho van aconseguir perquè no sabien que era impossible

lunes, 27 de abril de 2009

Con todo no se puede

Hay semanas en las que se puede entrenar más y otras en las que no tanto. Por suerte no es por falta de ganas que escojo la segunda opción y me consuelo pensando en que el tiempo que no puedo dedicar al triatlón lo dedico a cuestiones útiles e ineludibles. No hay que desesperar, con paciencia vamos avanzando. El triatlón es un deporte muy exigente en cuanto a dedicación y además un vicio. Pero lo importante en el fondo es no ceder un milímetro y no tener la sensación de perder el tiempo, tanto en el deporte como en cualquier cosa en la vida.

La semana que entra pinta regulera. Por un lado me voy tres dias de colonias con los crios así que no habrá posibilidad de entreno. Pero a partir del miércoles a la tarde ya podré hacer algo. Y después puente. A ver que cuánto sumo al final.

domingo, 19 de abril de 2009

VI Pedalada Ruta del Senglar 2009

Tenía que superar 35 km aunque al final he acabado haciendo 41. Justo antes de empezar la prueba la megafonía ha dicho textualmente, "bàsicament, el recorregut està senyalitzat amb cinta taronja de Caixa Manresa", es decir, trozos de cinta colgando de la vegetación. Pese a esto, había algunos puntos en los que una señalización más vistosa no hubiera venido nada mal. Había cruces en los podías estar bajando a toda pastilla por un camino y de repente el trazado quebraba hacia un lado por el bosque entre unos arbutos. No te dabas cuenta y lo pasabas. Al cabo de unos metros sin ver la dichosa cinta tenía que dar la vuelta para buscarla y reencontrarme. Así hasta en tres ocasiones. Cuando debido a esto te descuelgas del gran grupo y no hay referencia visual a la que seguir la desorientación se acentúa aún más. Además a esto hay que sumar que no conocía absolutamente nada la zona y la participación era bastante local.

En lo que a la prueba se refiere me lo he pasado genial. El recorrido era bastante técnico, con algunas zonas en las que un principiante como yo tenía que poner el pie a tierra para no besar el suelo. Buena parte transurría a través de senderos bosque a través no más anchos que la rueda de la bicicleta. Había trialeras para subir y para bajar, pista forestal, barro y terreno resbaladizo, muchos charcos que han dejado la bici guapa, rocas y piedras como para poder hacer media muralla china, caminos de cabras, cauces secos, hierba y arbustos, arboles caídos en medio del camino, saltos y muchas más sorpresas como un rebaño de vacas que ha dejado un trozo de camino minado a truños de medio quintal cada uno. No ha habido tiempo para bajar la guardia ni para aburrirse en ningún momento.

Durante la Odisea por el laberinto de cintas de Caixa Manresa me he dado una buena leche de espaldas con la bici saltándome por encima. Al caer sobre mi, me ha hecho una rascada en la tibia y pasar por la Cruz Roja al final de la prueba para desinfectar la herida. Gajes del oficio sin mayores consecuencias que se han compensado con el bocata de botifarra que nos hemos metido entre pecho y espalda a la llegada a meta y la experiencia ganada en este tipo de pruebas. Mi primera, por cierto. Una pena que se me haya olvidado la cámara de fotos y no pueda ilustrar la crónica

sábado, 18 de abril de 2009

La barrera del agua

Hoy me he tirado a la piscina dispuesto a superar por primera vez en un entreno la barrera psicológica de los 3000 metros. Y así lo he hecho, uno de mis intentos por mejorar en la disciplina que peor llevo.

Ésta semana he acumulado volúmenes de entreno que me han dejado satisfecho. Tan solo tomé un respiro ayer viernes, para echar un partido a frontenis con los colegas. Y para rematarla, mañana 35 km de btt en la VI Pedalada Ruta del Senglar de Balsareny.

viernes, 17 de abril de 2009

Un niño con zapatillas nuevas

He pasado por el Decarthon y se ve que para estos días se han inventado una cosa que se llama "Operación Running". Había unas Asics Gel Lynx como la de la foto rebajadas de 95 a 60 euros. Supongo que mis rodillas agradecerán la nueva amortiguación que llevaré en los pies.

lunes, 13 de abril de 2009

Entrenando en Semana Santa

Ésta semana santa ha sido bastante light. He hecho de turista y dominguero, he engordado unos cuantos gramos y he descansado bastante, aunque no del todo.

La verdad es que el tiempo tampoco ha acompañado en ninguno de los sitios dónde he ido. A eso se le suma que no he estado en casa, con lo cual las posibilidades de entrenar siempre son menos. El volumen de entreno se ha reducido a sesiones indoor. Musculación general, tres clases de spinning fartlek y una visita relajante al spa.

Hoy Lunes de Pascua, aprovechando que en Catalunya es fiesta, he salido con un amigo en btt y de paso he estrenado mi equipación de ciclismo del Gavà Triatló. Muy divertidos los 45 kilometros que nos hemos metido: Gavà - Begues - Torrelles de Llobregat - Sant Climent de Llobregat - Sant Boi de Llobregat - Viladecans - Gavà. Con las lluvias de los últimos días las bicis y nosotros hemos acabado perdidos de barro. El encanto ha sido precisamente cruzar charcos y pasar por pendientes resbaladizas. Mi partener ha roto la cadena y yo he pinchado. Todo se ha podido solucionar bien y hemos disfrutado del último día de fiesta de la Semana Santa.

Cursa Bombers 2009

Aunque la crónica llega un poquito tarde ahí va.

Esta era mi primera competición en muchos años. Hace más de cinco que dejé el atletismo, siendo junior, y encima mi especialidad era la jabalina, así que en lo que a carrera se refiere, más o menos habrán pasado ocho años desde que corrí mi última competición.

Las sensaciones de después de la carrera fueron de satisfacción por haber acabado mi primera competición como senior. También porque mi rodilla acababa de salir de una lesión y se comportó como una campeona. En tercer lugar porque pese a todo y sin haber forzado mucho la máquina, por lo que pudiera pasar, hice el recorrido en 4:28 el km de media, bastante mejor de lo que esperaba.

La Cursa Bombers tiene un recorrido urbano por Barcelona, bastante llano en general. Hay más participantes que orcos asediando Mordor, unos 17 mil en total. En la salida todos se distribuyen en cajones según el tiempo que tengan en los 10.000 metros, pero como yo no tenía referencia ninguna tuve que empezar desde atrás de todo.

Cuando dieron el pistoletazo de salida tardé 3 minutos en pasar por la linea de comienzo de carrera. Suerte que con el chip que llevábamos empezaban a cronometrar justo desde ese momento. A partir de aquí la aventura era ir encontrando huecos por los que escabullirse e ir escalando posiciones. A veces tenia que disminuir el ritmo, otras veces subir a la acera, otras rozarme con alguien, otras acelerar, pasar entre medio de dos personas... Incluso hubo un par de atletas de mi lado que tropezaron y se sollaron contra el asfalto. Así que con este panorama durante todo el trazado no puede ir siempre a un trote constante.

Al final 44:40 y con la sensación de poder haber bajado ese tiempo. Pero no era el objetivo, sinó acabar y tomármelo como mi primer entreno largo de running después de tres meses, notar cómo me sentía y hacerme a mi mismo un pequeño test. El año que viene saldré de mucho más adelante y estaré en mejor estado de forma. Seguro que mejoro.

Estirando momentos antes del pistoletazo

jueves, 9 de abril de 2009

Mi recuperación del Síndrome de la Cintilla Iliotibial

Al fin puedo decir que ya empiezo a sentirme recuperado. Ésta no es una lesión muy grave, pero sí que es muy lenta de recuperar y desespera mucho. Dependiendo cuándo te dé, te puede fastidiar la temporada.

Éste ha sido el tratamiento que he seguido para recuparar la cintilla iliotibial.
Por supuesto no es la fórmula mágica pero a mi me ha servido para curarme del síndrome.

Al principio empezó a dolerme la parte externa de la rodilla. El dolor aparecía a los 30-40 minutos de carrera. Podía caminar, nadar, ir en bicicleta... pero no correr.
Durante un mes estuve alternando días de reposo y entrenos suaves dos veces a la semana, el dolor nunca se acababa de marchar. Me ponía hielo abundantemente y me aplicaba antiinflamatorio en crema. Pero nada, no había manera. No podía hacer series, cambios de ritmo o trotar a ritmo vivo.Me informé sobre el tema y descubrí que mi lesión podía deberse a un exceso de pronación. Acudí a un especialista que me hizo un estudio biomecánico de mi pisada. Me dijo que tenía la "rodilla del corredor" y me recetó unas plantillas para controlar la pronación. También fui a un fisioterapeuta para que me calmase y masajease la zona. Dos semanas más sin gastar suela.

Una vez con plantillas empecé a trotar suave para acostumbrárme a ellas no más de 20 minutos seguidos. Realizaba buenas tablas de estiramientos específicos de piernas y las musculaba bien. Todo esto dos o tres veces a la semana durante un mes, además de aplicarme hielo en la zona cada cinco o seis horas.

Las últimas dos semanas fueron para ir incrementando la carga de los entrenos de running, empezar a hacer cambios de ritmo y visitar al fisio una vez más para acabar de rematar la zona.


Pero lo más importante de todo el proceso ha sido hacer siempre caso a mi cuerpo y a los consejos de los expertos. A la mínima molestia de dolor paraba. No creo que valiese la pena fastidiar todo lo ganado por correr un kilómetro más.

He tenido la suerte de calmar la ansiedad de entreno de running haciendo ciclismo, natación y musculación, pero ahora que también puedo correr, la moral está mucho más alta. Confio en que así siga.

jueves, 2 de abril de 2009

Iniciando la cuenta atrás, preparando la ignición

Pese a que la falta de tiempo ha hecho disminuir el tiempo que puedo dedicarle a los entrenos, sigo sintiendo buenas sensaciones. El entrenamiento de resistancia base se hace evidente y más en una persona como yo, que empezaba de muy abajo.

Por otro lado, llevo algo más de dos meses privándome de buenos entrenos de carrera para ir curando mi sindrome de la cintilla iliotibial. En las últimas dos semanas, en las que ya he emepezado a hacer cambios de ritmo, me he ido sintiendo mejor. Hoy se podría decir que he hecho uno de los entrenos de running más potentes desde entonces. Tres series de 1200 más unos 30 minutos de trote entre calentamiento y descalentamiento. Tampoco es para tanto, pero comparado con lo que podía hacer antes ya estoy muy satisfecho.

Este domingo tengo la prueba de fuego, una popular de 10 km en asfalto. Si la paso sin molestias me consideraré curado y empezaré a despegar de nuevo.

Mañana cojo las vacaciones de Semana Santa en la escuela. Pintan muy tranquilas en lo que a entrenos se refiere. Supongo que algo de regeneración activa no me vendrá nada mal. Y después a tope.

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Hot Sonakshi Sinha, Car Price in India